El Éxodo

6 abril, 2007

Deslta del Nilo y península del Sinai (vista satélite)

El acontecimiento central de la fe del pueblo de Israel es el Éxodo. Podemos decir que Israel toma conciencia de ser el Pueblo de Dios y de ser una “nación”, a partir de los acontecimientos que concurren en torno al éxodo de Egipto.

- Ya vimos que según la Biblia los doce hijos de Jacob fueron a Egipto estableciéndose en la tierra de Gessen. Allí algunos fueron mayorales de ganados y otros se dedicaron a diversos menesteres (cfr. Gen 47,6). Pero un cambio de la situación política en Egipto marca un nuevo hito en la historia del pueblo hebreo. La Biblia la describe brevemente: “Alzóse en Egipto un rey nuevo que no sabía de José” (Ex 1,9) y viendo el Faraón que los hijos de Israel formaban un pueblo más numeroso que el suyo, comenzó el proceso de esclavitud de los hebreos en Egipto (Ex 1-5).

- En estas circunstancias Dios suscitó a Moisés, el cual salvado por sus padres, es recogido y educado por la hija del Faraón. Dios le confía la misión de sacar a su pueblo de Egipto. Después de una obstinada oposición del Faraón, reducida por las plagas (Ex 7-12), Moisés emprende éxodo de los hebreos de Egipto en torno a 1300-1250 a.C.

- La Biblia nos dice que una vez salidos de Egipto atravesaron el mar (Ex 13-15). De ahí se dirigieron al Monte Sinaí, donde hubo una nueva manifestación divina: la Alianza.

- Salidos del Sinaí, llegaron a Cades Barnea (hoy Ain Quedeis). El pueblo atendió más a las razones humanas que dieron los exploradores enviados por Moisés a Canaán que a la fuerza de Dios, que les aseguraba la conquista. Por eso, Dios estableció que ninguno de aquellos que había sacado de Egipto y conducido por el desierto, entraría en la tierra prometida, excepto Josué, hijo de Nun, y Caleb, hijo de Jefoné, que se habían levantado para animarles a entrar en la tierra prometida.

- Desde entonces, 38 años estuvieron vagando los israelitas por el desierto. Durante la estancia de Israel en el desierto, Dios fue educando a su pueblo, dándole un sello único e inconfundible.

- Al final partieron de Cades, y tras un largo camino llegaron al Jordán, frente a Jericó. En este viaje batieron a Selion, rey de los amorreos y a Og rey de Basán (Num 21,21-35). Sus tierras fueron dadas a las tribus de Rubén, Gad y la mitad de Manasés (Num 32). – Moisés murió en el monte Nebo, en la serranía de Abarim a la vista de la Tierra Prometida y sin entrar en ella, ya que en Meribah había flaqueado su fe (Num 20,1-13).

Fuente: Para este post y los enlaces con él relacionados he usado la obra de Jean-Louis Ska, “Los enigmas del pasado”.

El desierto del Sinai

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.581 seguidores

%d personas les gusta esto: