Flavio Josefo

9 agosto, 2007

Primero veremos la figura del historiador y su obra y en un segundo momento su aportación respecto a Jesús.

a).- El historiador y su obra.

Sin duda alguna que el de Flavio Josefo es el testimonio más importante de todos los documentos judíos. Nació este autor cerca del año 37 d.C. en el seno de una distinguida familia sacerdotal de Judea, y según su propio testimonio ensayó los tres movimientos religiosos de su época: saduceos, esenios y fariseos, adhiriéndose finalmente a este último. A la edad de 26 años fue a Roma formando parte de una delegación farisea; posteriormente participó en la insurrección judía del año 63 en la región de Galilea en contra del Imperio Romano. El año 67 conoció a Vespaciano, en ese entonces general romano y más tarde emperador (1). Interpretando varios pasajes bíblicos vio en Vespaciano al Mesías prometido a su pueblo, y se pasó al lado romano (2); no se sintió traidor por ello, sino que creyó que era lo mejor para su país. El resto de su vida lo pasó en Roma como huésped de la casa imperial (3).

Josefo escribió su obra titulada “Antigüedades Judías” a finales del reinado de Domiciano (4), en la cual se comprende la historia del pueblo judío desde sus orígenes hasta su tiempo, para demostrar cómo la antigüedad e importancia de tal historia era comparable con las de las naciones gentiles más renombradas. En su obra dice: “El convocó a una sesión del Sanedrín y presentó al hermano de Jesús, que es llamado Cristo, Santiago de nombre y algunos otros, a quienes acusó de haber infringido la Ley y fue condenado a muerte por lapidación… (XX.9.1). (5)

____________________

(1) del año 69 al 79 d.C.

(2) Gn 49,10; Dan 9,24-27; 9,26.

(3) F.F. Bruce: “Jesús y los Orígenes Cristianos” 32-33.

(4) del año 81 al 96 d.C.

(5) F.F. Bruce: “Jesús y los Orígenes Cristianos” 34. Se refiere esta cita al Sumo Sacerdote Anás, hijo del sacerdote Anás mencionado en Lc 3,2; Jn 18,13 y He 4,6. Sucedió que el procurador romano Festus murió repentinamente cerca del año 62 d.C. y hubo un período de tres meses antes de que llegara a Judea Albunus, su sucesor. Anás hijo fue nombrado Sumo Sacerdote, y aprovechó el interregnum para tomar ven-ganza de viejas cuentas. El Santiago a que se refiere el texto es Santiago el Menor, mencio-nado en He 15,13; 21,18 y Gal 2,9, que era jefe de la Iglesia de Jerusalén. La descripción que da de Jesús concuerda con la de Gal 1,19.

b).- Flavio Jasefo y Jesús.

En el libro XVIII.3.3 (o XVIII.63) de Antigüedades Judías presenta Flavio Josefo un informe de varios problemas surgidos en Judea durante el gobierno de Poncio Pilato (del año 26 al 36 d.C.):

En aquel tiempo vivió Jesús, un hombre de gran valer (si es que se le puede llamar hombre, ya que él era) un ejecutor de obras maravillosas, (un maestro de los hombres que reciben la verdad con alegría). El ganó para su causa a muchos judíos y muchos paganos. El era (o parecía ser) el Mesías. Y cuando Pilato, en base a una acusación hecha contra él por nuestros más eminentes hombres, lo condenó a morir en la cruz, aquellos que lo habían seguido antes no se separaron por esto de él (ya que él se apareció de nuevo al tercer día, como los santos profetas lo habían predicho de él, estas y otras mil cosas maravillosas). Aun hoy, la gente de los cristianos que toma su nombre de él, no ha dejado de existir“.

Las palabras encerradas entre paréntesis en el párrafo anterior interrumpen el sentido y se distancian del estilo de Flavio Josefo; probablemente son una interpolación cristiana que ya era conocida por Eusebio de Cesarea (260-340 d.C.), quien en su Historia Eclesiástica (I,11,108) dice: “Después de explicar todo esto acerca de Juan, en la misma obra histórica menciona también a Nuestro Señor en los siguientes términos: .Por ese mismo tiempo vivió Jesús, hombre sabio si es que hombre hay que llamarlo, porque realizaba obras portentosas; era maestro de los hombres que recibían gustosamente la verdad, y se atrajo no solamente a muchos judíos, sino también a muchos griegos. Este era el Cristo. Habiéndole infringido Pilato el suplicio de la cruz, instigado por nuestros próceres, los que primero lo habían amado no cesaron de amarlo, pues al cabo de tres días nuevamente se les apareció vivo. Los profetas de Dios tenían dichas estas mismas cosas y otras incontables maravillas acerca de él. La tribu de los cristianos que de él tomó el nombre todavía no ha desaparecido hasta hoy“.

Existen varias razones para creer que en este texto hay algunas interpolaciones cristianas hechas en el siglo tercero; entre ellas las siguientes:

Primera: Orígenes de Alejandría conoció las referencias de Flavio Josefo acerca de Juan el Bautista y de Santiago, pero escribió que Josefo “no creía en Jesús como el Cristo” (Con. Cel. I,47; In Mat Com X,17); esto contradice la frase de Josefo “El era el Cristo“. Posiblemente esta frase haya sido una intepolación no conocida por Orígenes, pero sí por Eugenio de Cesarea.

Segunda: Algunas frases no se explica que sean originales de Josefo, por ejemplo:

a).- Si es que se puede llamar hombre. Esta frase se entiende solamente de un cristiano, y Flavio Josefo ciertamente no fue cristiano.

b).- “El era el Cristo” es una frase difícil de creer en Josefo, pues ya vimos que él consideraba a Vespaciano como el Mesías, y siendo huésped permanente de la casa imperial no habría de escribir algo que empañara la imagen del emperador.

Tres son las partes que fácilmente se descubren como interpoladas en los escritos de Flavio Josefo: “Si es que hombre hay que llamarlo“, “Este era el Cristo“, y “Pues al cabo de tres días nuevamente se les apareció vivo. Los profetas de Dios tenían dichas estas cosas y otras incontables maravillas acerca de él“.

El documento presenta substancialmente lo que Flabio Josefo escribió, pero con alteraciones introducidas por algún copista cristiano. Posiblemente estas alteraciones se iniciaron como notas marginales que luego los copistas irían incorporando al texto.

El 12 de febrero de 1972, un periódico de Jerusalén publicó la noticia de que los profesores de la Universidad Hebrea S. Pines y D. Flusser habían encontrado un manuscrito árabe del siglo X que contenía una versión del texto de Flavio Josefo. La traducción al castellano de este texto fue publicada por el periódico español “La Vanguardia” al día siguiente, y dice así: “Por aquel entonces hubo un hombre sabio que era llamado Jesús. Y su conducta era buena y se sabía que era virtuoso. Y mucha gente de los judíos y las otras nacionalidades se convirtieron en discípulos suyos. Pilato lo condenó a ser crucificado y muerto. Y aquellos que habían llegado a ser sus discípulos no abandonaron esta condición. Ellos informaron que él se les había aparecido tres días después de su crucifixión y que estaba vivo, así que tal vez era el mesías sobre el cual los profetas han predicho maravillas“.

Es poco lo que dice este texto, pero Flavio Josefo escribió aún menos sobre otros doctores de la Ley.

En conclusión, las frases de Josefo aseguran la existencia de un hombre fuera de lo común cuya rica personalidad dio origen a un movimiento contra el cual todo se confabuló, y a pesar de todo el movimiento sobrevivió de un modo tan sorpendente que el historiador lo juzga digno de ser subrayado.

About these ads

5 comentarios to “Flavio Josefo”

  1. ricardo lopez Says:

    flavio no escribio mucho de jesus
    1.- perteneciente a fariceod
    2.- convertido a romano, adulador de cesares
    3.- la mayoria de los judios nunca creyeron en jesus y hasta la fecha. suelen sentirse poosedores de dios unico los predilectos pero jesus, y juan le recordaron que nosolo por ser hijos de abram poseian la gloria,los demas son iguales gentiles, paganos etc. jesus les da la buena nueva que dios ya no sera adorado ni en jerusalen y ni en el monte graizim de samaritanos ,sino que esta en tu espiritu adento de ti. cree liberate, y siente la verdad. la vida

  2. Oscar Patiño Murillo. Says:

    Es hermosamente impresionante los dados de F.Josefo acerca de Jesús de Nazaret,

  3. JOSE BERBESI Says:

    COMO SE MIRE JOSEFO QUEDO EN EL PUNTO EXACTO DE LA HISTORIA Y CON EL CONCEPTO ACTUAL DE LOS JUDIOS CON RESPECTO A SU MESIAS.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.662 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: