Condicionamientos económicos en el tiempo de Jesús

19 enero, 2008

belen3El mundo del trabajo

La vida económica en tiempos de Jesús dependió principalmente de la clase profesional. Gozaban de una gran estima los artesanos, y muchos de los escribas, para subsis­tir, ejercían una profesión, entre las que predominaban las industrias familiares de la piel, la alfarería y la textil. Pablo tejía tiendas (Hch 18,3) y Pedro se hospedó en casa de un curtidor.

Las numerosas construcciones em­prendidas por Herodes el Grande, necesitaron de albañiles, canteros, es­cultores, maestros de obra y conser­vadores. Entre otras profesiones, figu­ran médicos (Mc 5,25), barberos, oculistas, cambistas de dinero y ban­queros Un 2, 15).

La alimentación

En el capítulo de la alimentación, es notable la abundancia de almaza­ras. Jerusalén disponía de un surtido mercado de carnes, quesos, huevos, especias… En artículos de lujo, la elaboración de ungüentos, perfumes y resinas gozaban de especial predi­lección Un 19,39), a lo que contri­buyó notablemente el boato con que se revistió la corte de Herodes. Joya muy apreciada era “la Jerusalén de oro”, consistente en una diadema almenada. Oficios de una cierta distin­ción fueron la fabricación dé sellos sin figuras y los copistas de la Sagrada Escritura.

 Jerusalén

Población

La situación geográfica de Jerusalén la hacía pobre en recursos. La misma configuración de Jerusalén en ciudad alta y ciudad baja, condicionaba a su población; en la parte alta vivía la gente noble y en la baja la popu­lar, afiliada a gremios. Su importancia radicaba en su funcionalidad política y religiosa. Tenía 25.000 habitantes en tiempos de Jesús, y sus principa­les recursos procedían del Templo, al que acudían muchos judíos de la diáspora y extranjeros a pagar sus diezmos.

El comercio

El comercio se reducía al de tipo urbano.

El comercio exterior con Grecia y Sidón se limitaba casi al bronce, made­ra y vidrio. Con Tiro negociaba en pescado y púrpuras. Babilonia y la India le suministraban telas preciosas. Con Egipto negociaba en perfumes y trigo.

El valle del Jordán la abastecía de verduras y frutas, mientras que el Haurán transjordánico era el princi­pal granero del que se surtía toda Palestina.

Los impuestos

También hay que tener en cuenta las contribuciones que los romanos exigían a los territorios que conquistaban, e incluso en los de aliados. Ya desde Herodes el Grande Palestina sufrió este esquilmar romano directo, o a través de Herodes. También por entonces apareció una nueva clase social, los publicanos, recaudadores de las contribuciones romanas que, pagando un tanto alzado como arriendo al erario, extorsionaban a los contribuyentes para sacar el mayor provecho propio. Hemos visto como repetidamente el tesoro del Templo fue saqueado por los procuradores romanos, pese al carácter sacrílego de la medida. Con todo ello Palestina quedó más empobrecida que a raíz de la primera destrucción del Templo por Nabucodonosor. En sentido contrario, los romanos fomentaron la actividad edilicia, especialmente en algo muy nuevo, acueductos y calzadas, que mejoraron notablemente las condiciones de vida y los transportes.

Referencias:

  • “El mundo del Nuevo Testamento”, Johannes Leipoldt y Walter Grundmann, Ediciones Cristiandad. Tomo I. Estudio histórico-cultural, páginas 201 y siguientes.
  • “Jerusalén en tiempos de Jesús”, Joaquín Jeremías, Ediciones Cristiandad.
  • “Historia del pueblo judío en tiempos de Jesús”, Emil Schürer, Ediciones Cristiandad.
About these ads

3 comentarios to “Condicionamientos económicos en el tiempo de Jesús”

  1. René Mondragón Says:

    SIN DUDA ES UN TRABAJO BRILLANTE. MUCHAS GRACIAS


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.627 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: