Las cartas a los tesalonicenses: autenticidad, fecha, lugar, ocasión y finalidad de las cartas

23 junio, 2008

Autenticidad.

Toda la antigüedad atribuye sin discusión ambas cartas a Pablo. Fue puesta en duda su autoría por la escuela liberal del siglo XIX. Desde 1903 (W. Wrede), la mayoría de los críticos acepta la autenticidad paulina de ambas cartas.

La fecha, el lugar, la ocasión y finalidad de estas cartas

Después de abandonar Tesalónica, Pablo volvió a encontrar dificultades en Berea (Hech 17, 10-15) y marchó solo a Atenas. Su predicación a los atenienses no produjo grandes resultados (Hech 17,22-34). Cuando, por fin Silas y Timoteo se le juntaron en Atenas, Pablo estaba angustiado con razón por la iglesia de Tesalónica. Al no poder volver, por alguna causa que nos es desconocida (1 Tes 2, 18), Pablo envió a Timoteo a Tesalónica a fin de informarse sobre la situación y fortalecer a los nuevos cristianos en la fe y en su adhesión a los apóstoles (1 Tes 3,1-2). Mientras tanto Pablo marchó hacia Corinto. Timoteo se reunió con él en esta ciudad (Hech 18,5), trayéndole noticias de la iglesia de Tesalónica. Poco después del regreso de Timoteo (1 Tes 3,6), Pablo escribió en nombre de los tres apóstoles (1 Tes 1,1), la 1ª Carta a los Tesalonicenses cuya fecha más probable sea el año 51 d.C. y la 2ª Carta a los Tesalonicenses debió escribirse unos meses más tarde.

En la primera Carta, Pablo les escribe asegurándoles el amor y afecto que les profesaba, animándoles y dándoles las instrucciones y advertencias que necesitaban (1 Tes 3,10). Como no había abusos grandes que corregir en Tesalónica, el tono de la primera carta es completamente suave y optimista.

En la segunda Carta, Pablo parece haber tenido noticia, según parece, de algunos problemas surgidos en el seno de la fervorosa comunidad: la persecución continuaba y algunos fanáticos afirmaban que la parusía era inminente (2 Tes 2,2). Ya, en la primera carta, Pablo les había advertido contra la ociosidad y la intromisión en asuntos ajenos (1 Tes 4,11-12; 5,14); pero será en esta segunda dónde se ocupa más severamente de estos abusos (2 Tes 3,6-15). Posiblemente, la exaltación escatológica de la joven comunidad condujo a algunos a descuidar el trabajo provechoso e inquietar a otros; Pablo recurre a su autoridad apostólica para restablecer el orden. Estos problemas son el único objetivo de la carta.

About these ads

Una respuesta to “Las cartas a los tesalonicenses: autenticidad, fecha, lugar, ocasión y finalidad de las cartas”


  1. [...] Junio, 2008 Como siempre veremos en primer lugar lo referente a la autenticidad, la fecha, lugar, ocasión y finalidad de las [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.529 seguidores

%d personas les gusta esto: