La comunidad cristiana de Colosas

11 julio, 2008

Durante su rápido paso por Frigia (Hech 16,6), Pablo no evangelizó personalmente Colosas ni Laodicea (Col 2,1). Pero durante su estancia de cerca de tres años en Éfeso (Hech 19), Pablo convirtió a algunos habitantes de Colosas, a Epafras (Col 1,7) y a Filemón, que se convirtieron en los apóstoles de su ciudad natal.

La comunidad naciente se reunía en casa de Filemón (Flm 5), a quien Pablo envió una carta impresionante para obtener el perdón de un esclavo fugitivo, Onésimo.

Epafras se sintió pronto desbordado por las cuestiones difíciles que se le planteaban y marchó a ver al apóstol, entonces prisionero (4,10). Pablo confió su respuesta a Tiquico (4,7-8) y a Onésimo (4,9) con otra misiva para Laodicea que se ha perdido (4,16).

About these ads

2 comentarios to “La comunidad cristiana de Colosas”


  1. [...] La comunidad cristiana de Colosas Escrito por rsanzcarrera Archivado en Libros [...]


  2. [...] también, envió desde Éfeso obreros a otras ciudades de Asia (Col 1,2; 4,13), de esta manera fueron establecidas iglesias en Colosas, Hierápolis y [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.535 seguidores

%d personas les gusta esto: