Sabiduría (Sb) 13, 1-9: sobre el error del culto a la naturaleza

30 enero, 2009

Culto a la naturaleza (13,1-9).

Locos han sido los hombres que no conocieron a Dios a través de sus obras y las consideraron como dioses. Las obras son grandes y poderosas, pero su hacedor lo es mucho más, y a través de ellas puede ser conocido. Estos adoradores de la naturaleza son bienintencionados, y han sabido orientarse en la verdadera dirección; son, por consiguiente, menos dignos de reprensión que otros. Pero debido a que emplearon su entendimiento sólo de una manera superficial, no pueden ser del todo excusados

Sabiduría 13

1 Sí, vanos por naturaleza todos los hombres en quienes había ignorancia de Dios
y no fueron capaces de conocer por las cosas buenas que se ven a Aquél que es,
ni, atendiendo a las obras, reconocieron al Artífice;

2 sino que al fuego, al viento, al aire ligero,
a la bóveda estrellada, al agua impetuosa o a las lumbreras del cielo
los consideraron como dioses, señores del mundo.

3 Que si, cautivados por su belleza, los tomaron por dioses,
sepan cuánto les aventaja el Señor de éstos,
pues fue el Autor mismo de la belleza quien los creó.

4 Y si fue su poder y eficiencia lo que les dejó sobrecogidos,
deduzcan de ahí cuánto más poderoso es Aquel que los hizo;

5 pues de la grandeza y hermosura de las criaturas
se llega, por analogía, a contemplar a su Autor.

6 Con todo, no merecen éstos tan grave reprensión,
pues tal vez caminan desorientados
buscando a Dios y queriéndole hallar.

7 Como viven entre sus obras, se esfuerzan por conocerlas,
y se dejan seducir por lo que ven. ¡Tan bellas se presentan a los ojos!

8 Pero, por otra parte, tampoco son éstos excusables;

9 pues si llegaron a adquirir tanta ciencia
que les capacitó para indagar el mundo,
¿cómo no llegaron primero a descubrir a su Señor?

Cfr. Este texto está estudiado dentro de un marco exegético mayor en este enlace

About these ads

Una respuesta to “Sabiduría (Sb) 13, 1-9: sobre el error del culto a la naturaleza”


  1. [...] Como es un Dios Único, progresivamente se va afianzando la noción del monoteísmo en Israel. A su vez, esta noción de Dios Único lleva fácilmente a la noción de creación: el Dios Único lo ha creado todo. Pero a la vez este Dios creador de todo es Trascendente a su Obra: la trascendencia divina es evidente en el AT. Para un israelita el conocimiento natural de Dios a partir de las cosas creadas así como su Trascendencia era algo evidente (Cfr. Sabiduría 13, 1-9). [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.581 seguidores

%d personas les gusta esto: