Razones por las que se evita el título de “Sacerdote” en el Nuevo Testamento

6 diciembre, 2010

Entre otras razones por las que se evita dar el título de sacerdote a Cristo están las que C. Mohmann ha analizado muy bien al tratar de las leyes que rigieron la aparición de un nuevo lenguaje en el pensamiento cristiano primitivo. Tales leyes se aplican de un modo muy evidente para el caso del sacerdocio cristiano que era muy original para su tiempo. Los primeros cristianos entendieron correctamente el concepto cristiano de sacerdocio y lo supieron situar en la perspectiva exacta gracias a que tanto Jesús como luego los Apóstoles les apartaron de las ideas y de los vocablos extendidos en el mundo pagano y judío de la época y que hubieran podido llevarles a error. Una vez que este concepto novedoso adquirió vigencia y se consolidó en la Iglesia apostólica, las generaciones posteriores pudieron pensar de nuevo, ya sin peligro de equivocarse, la misma realidad en cuanto a sus relaciones de analogía con los conceptos del AT y, más tarde, también con los del mundo pagano.

En las investigaciones de C. Mohmann se distinguen bien tres cosas: la realidad viva, la cual existió desde el comienzo de la Iglesia; la conciencia creciente de esa realidad en el pensamiento cristiano, y, finalmente, los múltiples vocablos que han servido de expresión lingüística provisional o definitiva a esa reflexión. (Cfr. C. Mohamann, Wortform und Wortinhalt: MThZ 7 [1956] 99-144).

Como demuestra M.A. Tábet, en Il Sacerdozio di Cristo e il Sacerdozio Ministeriale nel Nuovo Testamento, los términos usados en el NT (Evangelios y Hechos) no aplican nunca ni a Jesús ni a los ministros por él instituidos el título de sacerdote , porque este título tenía origen en la tradición bíblico. Solo la Carta a los Hebreos usa esta terminología al intentar demostrar que Cristo no es solo la Víctima del sacrificio redentor, sino que ha sido y será para siempre el supremo y definitivo “Sacerdote”, mediador perfecto  entre Dios y los hombres, el “Sumo Sacerdote” de la Nueva y Eterna Alianza que realiza su culto místico y eterno, único y perfecto, de valor infinito, en el santuario celeste.

About these ads

Una respuesta to “Razones por las que se evita el título de “Sacerdote” en el Nuevo Testamento”


  1. [...] evidente que ni los sinópticos, ni Pablo ni Juan tratan del sacerdocio de Cristo directamente. En parte para evitar la confusión con la noción de sacerdote del Antiguo Testamento y del mundo pa… Solo se trata con amplitud y precisión del sacerdocio de Cristo en la Carta a los Hebreos. Aquí [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.531 seguidores

%d personas les gusta esto: