“Es probable que Jesús y sus amigos de la infancia conocieran la casa”, sostienen los especialistas.

Copio la noticia conforme está en su fuente: REDACCION HO.- Arqueólogos israelíes han anunciado hoy el descubrimiento de los restos de la primera vivienda de la ciudad de Nazaret que puede remontarse a la época en la que vivió Jesucristo.

Los restos arqueológicos se encuentran a pocos metros de la Basílica de la Anunciación y han sido descubiertos en una zona en la que se quiere construir un centro mariano internacional.

Los arqueólogos afirmaron que este descubrimiento puede arrojar luz sobre cómo podía ser Nazaret en aquellos tiempos y señalaron que probablemente era una pequeña aldea con unas 50 casas habitadas por judíos pobres.

Tras desenterrar el patio de un viejo convento, los expertos hallaron los restos de una pared, una guarida y una cisterna, precisó la arqueóloga Yardenna Alexandre, de la Autoridad de Antigüedades de Israel:

“Es una típica casa en la que vivían judíos y, por tanto, también pudo hacerlo Jesús. Nazaret era una pequeña aldea y en época de la guerra contra Roma, en el siglo I, este recinto pudo haber servido de refugio a la gente.”

Alexandre dijo que también se han encontrado recipientes de arcilla y de creta que utilizaban los judíos de Galilea, lo que indica que la casa pertenecía a una familia judía ordinaria:

“Es probable que Jesús y sus amigos de la infancia conocieran la casa. A partir de las pocas pruebas escritas disponibles sabemos que el Nazaret del primer siglo antes de Cristo era una pequeña localidad judía situada en un valle. Hasta ahora se habían descubierto unas pocas tumbas de la época de Jesús pero nunca antes se habían desenterrado restos de viviendas contemporáneas.”

El jefe de la Autoridad de Antigüedades de Israel en el distrito norte, Dror Barashad, destacó la importancia del lugar, sobre todo por su proximidad a la gruta donde la tradición sitúa la visita del Arcángel Gabriel a la Virgen María.

“Un túnel bien pudo conectar la gruta con el lugar donde se ha descubierto la vivienda.”

El representante del grupo Nuevo Camino, Marc Hodara (fotografía abajo), que apoya la construcción del Centro Mariano Internacional de Nazaret sobre el lugar de las excavaciones, calificó el hallazgo de “regalo de Navidad”:

“Aquí Jesús pudo estar jugando de niño.”

La Asociación María de Nazaret, que promueve la construcción, pretende integrar los restos descubiertos en el proyecto de su centro dedicado a la Virgen.

Fuente: http://www.educar.org/infantiles/Juegos/tradicionales/rayuela.asp

Descripción actual del juego de la Rayuela

La rayuela es uno de los juegos más conocidos en todo el mundo. Su origen no se conoce con exactitud, pero se lo relaciona con los juegos lineales conocidos en tiempos de las civilizaciones egea, griega y romana.

Según una de las versiones que se conocen, la rayuela fue inventada por un monje español, que quería simbolizar en este juego el comienzo de la vida, la vida misma, con sus dificultades y alternativas, y la muerte, en la antesala de la cual aparecen el infierno y el purgatorio, etapas previas del cielo, la meta final. Esto hace pensar que la rayuela pudo haber tenido un sentido astrológico concreto.

La rayuela se denomina diferente en ciertos países. En España se la llama también tejo, y recibe además muchos otros nombres como calderón, cox cox, futi, traquenele, telazarranea, reina mora, pata coja, infernáculo, pitajuela, mariola, etc. En Chile se la llama luche o huche; en Colombia golosa o carroza; en Portugal juego del diablo o juego del hombre muerto; en Italia se la llama mundo; en Venezuela El juego de la Vieja; en México Tejo.

Existen en el mundo numerosas variantes de este juego, pero todas tienen algo en común. Una de las formas más simples y comunes de jugarla es la siguiente:

En un espacio de aproximadamente 75 centímetros por 150 centímetros, se dividen seis superficies iguales y se numeran del 1 al 6 como muestra la figura:

3          4

2          5

1          6

El juego comienza tirando una piedra o tejo pequeña en el cuadro número 1, empujándola con un solo pie al 2, luego al 3, evitando que la piedra se plante en la raya que delimita los cuadros o salga fuera de ellos. En el cuadro 3 se descansa (se apoyan los dos pies), luego se pasa al 4, al 5, y por último al 6, cuadro denominado el mundo, finalizando el juego.

Otra forma de jugar a la rayuela:

CIELO

9

7          8

6

4          5

3

2

1

Se tira la piedra dentro de la casilla uno, sin que toque los bordes. Se salta a la casilla dos en un pie, y en esa misma posición se recorre casilla por casilla hasta llegar al cielo. En el cielo se descansa (se apoyan los dos pies) y se hace el recorrido inverso. Al llegar a la casilla 2, siempre en un solo pie, se recoge la piedra de la casilla 1, y se la saltea, finalizando esa ronda. Las rondas siguen igual, pero arrojando la piedra en la casilla 2, y en las demás sucesivamente. En la última ronda la piedra se arroja al cielo. Si se comete alguna falta, el turno pasa al siguiente jugador. Quien primero complete sin faltas las diez rondas gana el juego.

Otra versión:

Los jugadores empiezan el juego en la casilla número 1, debiendo pasar las tres primeras en un solo pie y si tocar las líneas divisorias. Al llegar al casillero número 4 descansan (apoyan los dos pies); luego pasan a la casilla 5, 6 y 7 en un solo pie; de esta casilla deben pasar en un solo pie hasta el purgatorio sin tocar el infierno. En la casilla 8 se puede descansar, y de allí se pasa al cielo en un solo pie. En el cielo se descansa, y se vuelve a la casilla número 1 siguiendo el mismo procedimiento anterior.

El que consigue salir de la rayuela sin ninguna falta gana un descanso que lo coloca donde quiera. Quien consigue más descansos luego de un determinado tiempo o número de rondas, gana el juego.

CIELO

8          PURGATORIO

INFIERNO

5          7

4          6

3

2

1

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Costumbres_de_la_Antigua_Grecia#Juegos_cotidianos

La información que existe en relación a este tema se ha obtenido fundamentalmente de tres clases de fuentes: representaciones en cerámica, juguetes hallados en los santuarios (donde eran ofrendados a los dioses al casarse o llegar a la mayoría de edad) y juguetes hallados en tumbas de niños formando parte de su ajuar.

Entre los juguetes de recién nacidos se encontraban

  1. campanillas y biberones con forma de animales.

Para los niños más mayores

  1. peonzas,
  2. aros,
  3. cometas,
  4. carretes (usados como yo-yo)
  5. muñecas realizadas con terracota o madera tallada entre las cuales se han hallado incluso con brazos articulables.

Juegos en grupo

  1. la mosca ciega
  2. el lanzamiento de nueces y huesecillos de animales.
  3. ephedrismos: parece ser que consistía en tratar de golpear con un accesorio un objeto clavado en el suelo; el perdedor debía llevar sobre sus hombros al ganador y debía de tratar de llegar a una meta con los ojos tapados por el compañero que estaba sobre él y atendiendo a las instrucciones verbales de un tercero.

También ponemos aquí algunos de los Juegos en grupo de adultos

  1. Los dados
  2. la morra.
  3. Juegos de mesa: se realizaban sobre tablillas y se usaban una especie de bolitas como peones, pero se desconocen las reglas de estos juegos.

Fuente: http://www.todopapas.com/bebe/cuidadosbebe/la-familia-en-la-antigua-roma-437/2

Aquí pongo algunos de los  juegos infantiles que eran típicos en la antigua Roma y que serían conocidos en Palestina en el tiempo de Jesús:

HARPASTUM: “JUEGO DE LA PEQUEÑA PELOTA”.

Era jugado en equipos de entre 5 y 12 jugadores, en un terreno rectangular dividido en dos campos. Cada equipo debía mantener la bola en su campo, mientras el oponente trataba de quitársela y llevarla a su territorio, con una importante regla: sólo se podía obstruir a quien llevara la bola. ¿A qué te recuerda? Probablemente fueron los orígenes del rugby.

MUÑECAS DE MARFIL Y TABAS:

Los pequeños romanos se distraían con juguetes hechos de materiales que tenían a su alcance: muñecas de marfil o huesos de carneros (tabas).

RAYUELA:

Este juego tuvo su origen en el Imperio romano, concretamente dentro del ejército. Los soldados lo practicaban con la armadura puesta para mejorar su habilidad en el campo de batalla.

Descripción detallada del juego de la rayuela en la actualidad

LAS DAMAS:

Este tipo de juegos de mesa era practicado por lo niños cuando se adentraban en el mundo adulto y dejaban de lado los juegos de grupo y destreza física.

Los juegos más antiguos o tradicionales (originarios de Egipto, Babilonia, Creta  y Asía):

Fuente: http://www.tinet.org/%7Evne/juegos%2001.htm

CANICAS, 3000 a.C., Egipto

En su obra maestra del año 1560, titulada Juegos infantiles, el pintor flamenco Pieter Brueghel el Viejo representa a unos niños de su época entregados al juego: haciendo girar aros, moldeando con arcilla, lanzando bolas, vistiendo muñecas, andando sobre zancos y haciendo puntería con las canicas…, en total unas ochenta actividades. En este cuadro se revela perfectamente que muchos de los juegos hoy practicados los disfrutaban ya los niños hace quinientos años, y varios de ellos, uno de los cuales es el de las canicas, formaban parte del juego cotidiano de los pequeños egipcios hace nada menos que 4.500 años.

En el caso de las canicas, al igual que en el de muchos juegos de la Antigüedad, es importante diferenciar el destino que le daban los adultos, la adivinación, y el que se reservaba para los pequeños, la diversión. Y es que muchos juguetes tuvieron su origen en la práctica de los augurios de reyes y tribus, y sólo llegaron a manos de los niños a través de su abandono por los adultos.

Las canicas, en forma de huesecillos de perros y ovejas, se empleaban ya en el Próximo Oriente para propósitos adivinatorios más de mil años antes de que se convirtieran en juguetes. Los arqueólogos han deducido esta transformación de un objeto religioso en juguete basándose, en parte, en que se han desenterrado canicas muy antiguas en las ruinas de un templo y también en la sepultura de algún niño. Por consiguiente, se considera que las antiguas canicas para jugar son una serie de piedras semipreciosas y más o menos redondas enterradas con los restos de un niño egipcio alrededor de 3000 a.c., en Nagada.

En la isla de Creta, los niños minoicos jugaban con canicas pulimentadas de jaspe y ágata, ya en el año 1435 a.C. En el mundo antiguo, la materia prima de la canica reflejaba a menudo las posibilidades económicas y tecnológicas de una cultura. Para los minoicos, un pueblo avanzado y culto, las canicas de piedra semipreciosa eran corrientes, en tanto que las bolas de piedra corriente y de arcilla eran los materiales de las canicas de los austeros habitantes de las Islas británicas, incluso entre sus clases dirigentes. Otros pueblos todavía más primitivos utilizaban huesos de aceituna, avellanas, castañas y las agallas de los robles. Sin embargo, por toscas que fuesen muchas tribus celtas, sajonas y africanas, los pequeños no tenían límite en lo que se refería a las canicas, juego que se desarrolló independientemente en casi todas las culturas antiguas.

Las canicas eran un juego popularísimo entre los niños romanos. El primer emperador, César Augusto, bajaba de su litera para unirse al juego de canicas que practicaban los niños en la calle. En la antigua Roma, se fabricaban incluso canicas de vidrio transparente, obtenido a partir de sílice y cenizas. A pesar de los numerosos objetos de mármol encontrados en las ruinas y de las numerosas referencias textuales  este respecto, no se han podido encontrar las reglas de este juego.

PEONZA, 3000 a.C., Babilonia

Se requieren mentes muy modernas, avezadas en la cinemática de la rotación, para comprender las fuerzas complejas que se combinan para mantener en pie una peonza en plena rotación, pero no se requiere una mente muy aguda, ni un profundo conocimiento de la mecánica para descubrir que un objeto cónico al que se le imprime una rotación ejecuta un movimiento tan interesante como atractivo. Los niños de Babilonia ya hacían girar peonzas, esculpidas con formas animales y humanas, en el año 3000 a.C. Estos artefactos, encontrados en excavaciones, eran ya entonces juguetes, puesto que se han descubierto, junto con diversas series de canicas, en tumbas infantiles.

Resulta más interesante presenciar la rotación de una peonza debidamente decorada cuando disminuye su giro y sus imágenes empiezan a ser discernibles, y las peonzas más antiguas que se conocen estaban todas ellas debidamente decoradas. En la Antigüedad, los japoneses pintaban sus peonzas con minuciosos dibujos, y ellos fueron los primeros en crear unos orificios alrededor de la circunferencia de estos juguetes de arcilla para que zumbaran y silbaran.

MUÑECAS, hace 40.000 años, en África y Asia

Antes de que Barbie se convirtiera en la gran figura de la industria del juguete, algunas figuras femeninas creadas como símbolos de fertilidad hicieron las veces de muñecas en la antigüedad. Estas figuras de amplios vientres distendidos por la maternidad eran esculpidas ya en arcilla hace unos cuarenta mil años por los homo sapiens sapiens, los primeros humanos modernos.

A medida que el hombre desarrolló sus mitos y creó todo un panteón de dioses masculinos y femeninos, se empezaron a moldear figuras en cera, piedra, hierro y bronce a la imagen y semejanza de los dioses. En la India, por ejemplo, hacia el año 2.900 antes de Cristo, circulaban miniaturas de Brahma sobre un ganso; o de Shiva sobre un toro; o de su mujer, Durga, sobre un tigre. En la misma época, en Egipto se enterraba a las personas importantes con cajas de madera en las que iban muñecas. Se suponía que las reproducciones servirían a los señores como criados en la vida de ultratumba.

El paso de las muñecas-ídolos a las muñecas-juguetes empieza precisamente al otorgárseles funciones humanas. Al dejar de representar a figuras divinas, las muñecas pasaron a ser el entretenimiento ideal de niños que ya no podían temer el sacrilegio.

Tanto los romanos como los griegos tenían ya muñecas articuladas con las que los niños podían jugar. En el caso de los griegos, la mayor parte de las muñecas eran femeninas.

Es demostrable el hecho de que en el alba de la era cristiana los niños ya jugaban con muñecas articuladas y móviles a las que incluso podían vestir y para las cuales se construían casas de juguete.

HULA HOOP, 1000 a.C., Próximo Oriente

En el año 1958, se apoderó de la población de los Estados Unidos una afición inmensa al hula hoop. Éste consiste en un aro de plástico vistosamente coloreado, que se coloca alrededor de la cintura y se hace girar velozmente mediante un movimiento de las caderas. Los almacenes y las tiendas vendían sus remesas apenas llegaban éstas. A los seis meses de introducirse esta moda, los americanos habían comprado veinte millones de hula hoops, a 1,98 dólares la unidad. Por su parte, los médicos trataban a jóvenes y adultos por igual de sus lesiones en la espalda y el cuello, y advertían otros peligros derivados de la práctica de este juego.

No obstante, el hula hoop no era nuevo, ni tampoco las advertencias médicas. Uno y otras tenían siglos de antigüedad.

En Egipto, y más tarde en Grecia y Roma, los niños se fabricaban aros con ramas de parra, debidamente secada y limpias de hojas. Estos juguetes circulares se unían en sus extremos, se impulsaban mediante una varilla, se lanzaban al aire y se recogían alrededor del cuerpo, momento en el cual se hacían girar alrededor de la cintura. En ciertas culturas sudamericanas existían aros similares, fabricados con caña de azúcar.

Los historiadores de los juegos infantiles registran un rebrote de esta afición en la Inglaterra del siglo XIV. Niños y adultos hacían girar aros de madera o metálicos alrededor de sus cinturas, y los médicos se veían obligados a tratar dolores, lesiones y dislocaciones. Al igual que hoy, muchos fallecimientos de adultos por fallos cardíacos fueron atribuidos a excesos en este juego, y los médicos británicos advirtieron que “los aros pueden matar”. El nombre de “hula” se adoptó en el siglo XVIII. Hasta entonces, el hula era una danza hawaiana sensual y mimética, que se practicaba de pie o en posición sentada, con unos movimientos ondulantes de las caderas. En su origen danza religiosa destinada a promover la fecundidad, honrar a los dioses hawaianos y ensalzar al jefe tribal, el hula, con su explícita sensualidad, acentuada por bailarinas con los pechos desnudos y ataviadas con sus cortas faldas, y por hombres con un atuendo todavía más sucinto escandalizó a los misioneros procedentes de Gran Bretaña y Nueva Inglaterra. Éstos convencieron a los hombres para que dejaran de bailar el hula y obligaron a las mujeres nativas a sustituir sus breves faldas, los pa’us por los largos holokus de hierbas. Los giros imprimidos a las caderas en esta danza se ajustaban tan perfectamente a los movimientos requeridos para hacer girar un aro de juguete, que se dio el nombre de «hula» a esta diversión.

(Del libro “Las cosas nuestras de cada dís” de Charles Panati)

Por ahora no he encontrado juegos específicos solo de Palestina, pero dado el ambiente cultural de la época, son aplicables los de la antigua Grecia, Roma y Egipto. Adjunto una selección. Aunque están agrupados por su origen, resulta muy difícil saber cual fue su origen real, porque la interconexión cultural del antiguo Oriente Próximo era muy intensa.

En mi opinión aunque en Palestina en tiempos de Jesús podrían jugarse cualquiera de estos juegos, sin embargo es muy probable que estuvieran mejor incorporados los más antiguos o tradicionales, mientras que los juegos romanos y griegos es muy posible que fueran mirados con desconfianza y rechazados al menos al principio por los judíos piadosos.

Pondré a continuación los juegos que de mayor a menos probabilidad serían jugados por los niños en el tiempo de Jesús:

Los juegos infantiles tradicionales del tiempo de Jesúsmás (de Egipto, Babilonia, Africa  y Asía):

  1. Canicas
  2. Peonzas
  3. Muñecas
  4. Hula-hop (su origen es Oriente Próximo)

Juegos originarios de la Antigua Grecia:

  1. Entre los juguetes de recién nacidos se encontraban
    1. campanillas y biberones con forma de animales.
  2. Para los niños más mayores:
    1. peonzas,
    2. aros,
    3. cometas,
    4. carretes (usados como yo-yo)
    5. Muñecas realizadas con terracota o madera tallada entre las cuales se han hallado incluso con brazos articulables.
  3. Juegos en grupo
    1. La mosca ciega (entiendo que será como la gallinita ciega)
    2. El lanzamiento de nueces y huesecillos de animales.
    3. Ephedrismos
  4. Ponemos también algunos juegos en grupo y de mesa para los adultos
    1. Los dados
    2. La morra.
    3. Los juegos de mesa se realizaban sobre tablillas y se usaban una especie de bolitas como peones, pero se desconocen las reglas de estos juegos.

Algunos juegos romanos:

  1. Harpastum: “juego de la pequeña pelota”
  2. Muñecas de marfil
  3. Tabas
  4. Damas
  5. Rayuela (descripción detallada del juego actualmente)
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.533 seguidores

%d personas les gusta esto: