Introducción

220px-Karolingischer_Buchmaler_um_820_001Esta Introducción se podría haber titulado también “Del Evangelio a los Evangelios”, pues intentamos responder a la pregunta ¿cómo se paso de la vida y obra de Jesús a la predicación apostólica de la Buena Nueva y a la puesta por escrito de esa predicación? ¿Por qué en vez de un Evangelio tenemos cuatro? Iremos viendo en estos capítulos que que casi podríamos hablar de un Evangelio “cuadriforme” en el sentido de un único mensaje y unos mismos hechos trasmitidos por cuatro tradiciones convergentes.

El orden de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, se ha de mantener porque corresponde a los documentos oficiales de la Iglesia, al uso más constante y universal, aunque no único, de los cristianos, y al testimonio más firme de la crítica textual.

El simbolismo de las cuatro figuras, para representar a los evangelistas, en su forma más generalizada se debe a S. Jerónimo: hombre=Mt; león=Mc; toro=Lc; águila=Jn. Es una acomodación del texto de Ez 1,5-14 y hace también relación al principio de cada Evangelio: la genealogía de Jesús (Mt), el Bautista en el desierto (Mc), el sacrificio de Zacarías (Lc) y la divinidad del Verbo (Jn).

Esta Introducción se compone de cuatro temas generales:

Tema 1. El género literario “evangelio”. Nos centraremos en el origen y significado del término y luego estudiamos el género propiamente dicho. La cuestión es importante por afectar indirectamente a la historicidad de los relatos evangélicos.

Tema 2. Marco geográfico e histórico de los evangelios. Como indica el mismo título del Tema se trata de hacer un listado de las condiciones históricas, religiosas, literarias, etc, del tiempo de Jesús y de los apóstoles: de esta manera se pueden entender mejor no sólo los pasajes evangélicos sino también el marco que en que nacieron los evangelios.

Tema 3. La formación de los evangelios. Básicamente este tema pretende explicar, con sus diversas consecuencias, el n. 19 de Dei Verbum. Así pues, aquí trataremos cómo hay que entender la historicidad de los Evangelios.

Tema 4. La cuestión sinóptica. Mt, Mc y Lc tienen entre grandes parecidos y diferencias. Esto ha sido ocasión de numerosas hipótesis y estudios que se conocen como la “cuestión sinóptica”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s