E. La edad: goza de la vida (luz) mientras puedas

XXI.   La juventud (11,7-10)

   7   Dulce es la luz
          y bueno para los ojos ver el sol.
   8   Si uno vive muchos años,
          que se alegre en todos ellos,
          y tenga en cuenta que los días de tinieblas muchos serán,
          que es vanidad todo el porvenir.
   9   Alégrate, mozo, en tu juventud,
          ten buen humor en tus años mozos,
      Vete por donde te lleve el corazón
y a gusto de tus ojos;
pero a sabiendas de que por todo ello te emplazará Dios a juicio.
   10   Aparta el mal humor de tu pecho
          y aleja el sufrimiento de tu carne,
          pero juventud y pelo negro, vanidad.

  • goza, disfruta, pero acuérdate de Dios, antes de que llegue el invierno de la vida (12,2-5b), antes de que llegue la muerte (12,5c-7)

XXII.   La vejez (12,1-8)

Eclesiastés 12

1   Acuérdate de tu Creador en tus días mozos,
          mientras no vengan los días malos,
          y se echen encima años en que dirás: «No me agradan»;
   2   mientras no se nublen el sol y la luz,
          la luna y las estrellas,
          y retornen las nubes tras la lluvia;
   3   cuando tiemblen los guardas de palacio y se doblen los guerreros,
          se paren las moledoras, por quedar pocas,
          se queden a oscuras las que miran por las ventanas,
   4   y se cierren las puertas de la calle,
          ahogándose el son del molino;
          cuando uno se levante al canto del pájaro,
          y se enmudezcan todas las canciones.
   5   También la altura da recelo,
          y hay sustos en el camino,
         florece el almendro,
          está grávida la langosta,
          y pierde su sabor la alcaparra;
          y es que el hombre se va a su eterna morada,
          y circulan por la calle los del duelo;
   6   mientras no se quiebre la hebra de plata,
se rompa la bolita de oro,
     se haga añicos el cántaro contra la fuente,
     se caiga la polea dentro del pozo,
7   vuelva el polvo a la tierra, a lo que era,
y el espíritu vuelva a Dios que es quien lo dio.
8   ¡Vanidad de vanidades! – dice Qohélet -: ¡todo vanidad!

  • 2: antes de que llegue el invierno de la vida; 3: manos, pies, dientes y ojos; 4: boca, estómago, esfínter, sordera; 5: desconfianza, temor (bastón), canas, eufemismo, apetito; 6: griegos, cráneo, corazón.
  • Cfr. con un escrito antiguo próximo oriente
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s