El libro de Josué (y Jueces) y la arqueología

Tell Beersheba
Tel Beersheba

Por ejemplo en Josué se nos describe con gran detalle dos batallas que fueron clave al comienzo de la conquista: el asedio de Jericó (Jos 6) y la batalla de Ay (Jos 7-8). Es curioso que para el resto de la conquista el libro se contenta con resúmenes (cfr. Jos 10; 12).

Pues bien, ocurre que según la cronología establecida por los investigadores la conquista ocurrió entre 1200-1100 a.C. y en esa época tanto Jericó como Ay estaban ya destruidas. Se han propuesto diversas teorías para conciliar el texto bíblico con la arqueología. Para solucionar el problema conviene partir de un análisis más certero sobre el género literario del relato que dependerá también de su intención. Este análisis ha revelado que nos encontramos en Josué con uno de los raros ejemplos de literatura “épica” en la Biblia.

¿En qué se manifiesta el carácter épico de este libro?

  • 1) Sobre todo en el modo de describir las batallas de Israel contra las diferentes poblaciones del país, en un avance implacable de Josué al que nada ni nadie puede detener (solo en Ay -Jos 7- hay una derrota parcial debido al pecado de un israelita: nadie puede desobedecer a Dios impunemente). En la epopeya ocurre igual, las victorias o son totales o no son. No existen las medias tintas.
  • 2) Se presenta este periodo como una época dorada, en la que Israel es plenamente fiel a Dios y esto explica el éxito de la conquista (Jos 24,31; Jue 2,7). No le preocupa al autor proporcionar una cronología detallada sino describirnos una época ideal de la historia de Israel: los primeros pasos de Israel en la tierra prometida fueron “impecables”. La infidelidad vino después, más tarde, no es por tanto original (Jue 2,10) y esta idea es importante para un israelita.

Ahora bien la epopeya es historia escuchada a la puerta de la leyenda, es decir idealizada, pero historia. Por eso encontramos elementos históricos en estos relatos pero requieren el trabajo de sacarlos de su envoltura épica.

Se han propuesto tres teorías (y una cuarta recientemente) principales sobre la instalación de Israel:

Conviene aclarar los vínculos entre las poblaciones de Canaán y las de Transjordania y las del Négueb, además del grupo que habría emigrado de Egipto y se habría instalado allí. En este sentido resultan especialmente interesantes:

Conclusión: el relato bíblico se basa en unos cuantos hechos históricos, pero no debemos olvidar que el objetivo primero de Josué y Jueces no es suministrar datos sobre los acontecimientos del periodo premonárquico. El vínculo entre teología e historiografía existe y es cierto. Sin embargo debemos admitir que este vínculo es menos estrecho y menos inmediato de lo que se había supuesto hasta ahora. La revelación bíblica es la revelación de Dios en la historia pero la situación es actualmente más compleja que antes y hemos de ser más cautos.

Anuncios

6 comentarios en “El libro de Josué (y Jueces) y la arqueología”

  1. El sucesor de moises, josue es el encargado de conquistar canaan con ayuda de dios, la arquelogia ha demostrado muchas ciudades conquistadas por josue como jerico, ay, y otras.

  2. Josue fue el sucesor de moises y a el le toco la parte mas dificil: conquistar la tierra prometida que estaba en manos de los cananeos; josue conquisto muchas ciudades cananeas sobresaliendo jerico y la ciudad de ay, pero la arqueologia esta en espera de confirmar estas conquistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s