El evangelio de Pablo

Euaggelion, como buena nueva de Jesucristo, es un término que tiene una significación esppabloecíficamente cristiana y casi con toda seguridad Pablo la desarrolla como tal en la primitiva comunidad cristiana.

1. En general viene a designar su predicación personal del acontecimiento Cristo. Aunque emplea algunas veces el término Euaggelion para designar la acción de evangelizar (Flp 4,3.15; 1 Cor 9,14b-18b; 2 Cor 2,12; 8,18), generalmente viene a significar el contenido de su mensaje: lo que predica, proclama, anuncia, propone o enseña (estos son precisamente los cinco verbos que emplea con dicho término). Por tanto el contenido de su evangelio es sobre todo Jesucristo, el Kyrios que ha resucitado: no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo Jesús, el Señor (2 Cor 4,5) la buena noticia de la gloria de Cristo (2 Cor 4,4). Pues todas las promesas de Dios, en el tuvieron su “sí” (2 Cor 1,20). Podemos afirmar que las formulaciones más completas de su evangelio son un eco del kerigma (predicación) de la primitiva Iglesia (1 Cor 15,1-7).

2. Una vez dicho esto, hemos de añadir como algo específicamente paulino, que su evangelio es presentado como una fuerza salvífica introducida por Dios en el mundo; una fuerza capaz de cambiar la historia y de poner en marcha la existencia del hombre. Para Pablo el Euaggelion no es un mero conjunto de proposiciones reveladas acerca de Cristo que los hombres deban comprender intelectualmente y prestarles su asentimiento, sino que es fundamentalmente: el poder de Dios [dynamis Theou] para la salvación de todo el que crea (Rm 1,16).

3. De lo anterior se deduce la otra nota típicamente paulina del evangelio: su destino y aplicación universales. En Rm 1,16 Pablo lo presenta como una fuerza salvifica para todo hombre que cree y añade: primero el judío y luego para el griego.

4. Un cuarto aspecto del evangelio paulino lo constituye la concepción que tiene de él como misterio o secreto (mysterion). Este aspecto nos introduce más en lo profundo del contenido del evangelio acerca de Cristo, porque en el evangelio se nos revela el plan salvífico de Dios, que se realiza en Cristo Jesús. El misterio paulino es cristocéntrico. De la misma manera que Pablo identifica a Cristo con el evangelio (llamándolos poder de Dios: 1 Cor 1,24), así equipara a Cristo con el misterio (llamándolos sabiduría de Dios: 1 Cor 2,7; 1 Cor 1,24). En realidad, este misterio del evangelio es solo uno: Cristo es el plan secreto de Dios (Col 1,27; 2,2).

Anuncios

3 comentarios en “El evangelio de Pablo”

  1. Hola, he disfrutado y creo haber entendido el contenido del “Evangelio de Pablo”, pero no alcanzo a saber cómo formular cuál sería la diferencia específica respecto al concepto “Evangelio” en el sentido general que se desprende de los escritos de los evangelistas. ¿Me podéis ayudar? Muchas gracias. =D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s