1ª Carta a los Tesalonicenses: 1 Tes 1,1-3,13

Este es el escrito más antiguo del Nuevo Testamento. La ciudad de Tesalónica fue fundada por Casandro, general de Alejando Magno, en 315 aC. Situada en la vía Ignacia, que unía Roma con Bizancio, era la capital de la provincia de Macedonia. Pablo llegó a Tesalónica en el segundo viaje misional en el año 49, desde la ciudad de Filipos (1, Tes 2, 2). Tesalónica fue, después de Filipos, la segunda fundación paulina de una comunidad en suelo europeo. Cuando Pablo abandonó Tesalónica, dejó una comunidad considerable y activa (1, 2; 2, 13), a la que amaba y donde esperaba volver  (2, 17). Al no poder cumplir este deseo, envió primero a Timoteo y después la carta (3, 1-10).

En esta primera parte se presentan las relaciones personales de Pablo con los tesalonicenses (1,1-3,13). Pablo escribe en nombre de los tres apóstoles:

1,1 Pablo, Silvano y Timoteo a la iglesia de los Tesalonicenses, en Dios Padre y en el Señor Jesucristo. A vosotros gracia y paz.

a) En el momento de la fundación de la iglesia (1,2-2,16).

Esta sección trata de las relaciones de Pablo con la iglesia de Tesalónica en el tiempo de su fundación. Comienza con una acción de gracias (2-5) a Dios en forma de plegaria. Es como una declaración y reconocimiento públicos de los beneficios que ha recibido de Dios.

2 En todo momento damos gracias a Dios por todos vosotros, recordándoos sin cesar en nuestras oraciones. 3 Tenemos presente ante nuestro Dios y Padre el obrar de vuestra fe, el trabajo difícil de vuestra caridad, y la tenacidad de vuestra esperanza en Jesucristo nuestro Señor. 4 Conocemos, hermanos queridos de Dios, vuestra elección; 5 ya que os fue predicado nuestro Evangelio no sólo con palabras sino también con poder y con el Espíritu Santo, con plena persuasión. Sabéis cómo nos portamos entre vosotros en atención a vosotros. 6 Por vuestra parte, os hicisteis imitadores nuestros y del Señor, abrazando la palabra con gozo del Espíritu Santo en medio de muchas tribulaciones. 7 De esta manera os habéis convertido en modelo para todos los creyentes de Macedonia y de Acaya. 8 Partiendo de vosotros, en efecto, ha resonado la palabra del Señor y vuestra fe en Dios se ha difundido no sólo en Macedonia y en Acaya, sino por todas partes, de manera que nada nos queda por decir. 9 Ellos mismos cuentan de nosotros cuál fue nuestra entrada a vosotros, y cómo os convertisteis a Dios, tras haber abandonado los ídolos, para servir a Dios vivo y verdadero, 10 y esperar así a su Hijo Jesús que ha de venir de los cielos, a quien resucitó de entre los muertos y que nos salva de la ira venidera.

Comportamiento de Pablo durante su estancia en Tesalónica.

2, 1 Bien sabéis vosotros, hermanos, que nuestra ida a vosotros no fue estéril, 2 sino que, después de haber padecido sufrimientos e injurias en Filipos, como sabéis, confiados en nuestro Dios, tuvimos la valentía de predicaros el Evangelio de Dios entre frecuentes luchas. 3 Nuestra exhortación no procede del error, ni de intenciones dudosas, 4 sino que así como hemos sido juzgados aptos por Dios para confiarnos el Evangelio, así lo predicamos, no buscando agradar a los hombres, sino a Dios que examina nuestros corazones. 5 Nunca nos presentamos, bien lo sabéis, con palabras aduladoras, ni con pretextos de codicia, Dios es testigo, 6 ni buscando gloria humana, ni de vosotros ni de nadie. 7 Aunque pudimos imponer nuestra autoridad por ser apóstoles de Cristo, nos mostramos amables con vosotros, como una madre cuida con cariño de sus hijos. 8 Tanto os queríamos, que estábamos dispuestos a daros no sólo el Evangelio de Dios, sino nuestras propias vidas. ¡Habéis llegado a sernos entrañables! 9 Pues recordáis, hermanos, nuestros trabajos y fatigas.Trabajando día y noche, para no ser gravosos a ninguno de vosotros, os proclamamos el Evangelio de Dios. 10 Vosotros sois testigos, y Dios también, de cuán santa, justa e irreprochablemente nos comportamos con vosotros, los creyentes. 11 Como un padre a sus hijos, así también a cada uno de vosotros 12 os exhortábamos y animábamos, exigiéndoos vivieseis de una manera digna de Dios, que os ha llamado a su Reino y gloria.

La fe y la paciencia de los Tesalonicenses.

13 De ahí que también por nuestra parte no cesemos de dar gracias a Dios porque, al recibir la palabra de Dios que os predicamos, la acogisteis, no como palabra de hombre, sino cual es en verdad, como palabra de Dios, que permanece activa en vosotros, los creyentes. 14 Porque vosotros, hermanos, habéis seguido el ejemplo de las iglesias de Dios que están en Judea, en Cristo Jesús, pues también vosotros habéis sufrido de vuestros compatriotas las mismas cosas que ellos de parte de los judíos; 15 éstos son los que dieron muerte al Señor y a los profetas y los que nos han perseguido a nosotros; no agradan a Dios y son enemigos de todos los hombres, 16 impidiéndonos predicar a los gentiles para que se salven; así van colmando constantemente la medida de sus pecados; pero la ira descargó sobre ellos con vehemencia.

b) Después de la fundación de la iglesia (2,17-3,13).

– 2,17-20: Pablo pasa a explicar las relaciones que ha tenido con la iglesia de Tesalónica desde que él mismo la fundara…

2,17 Mas nosotros, hermanos, separados de vosotros por breve tiempo -físicamente, mas no con el corazón- ansiábamos ardientemente ver vuestro rostro.18 Por eso quisimos ir a vosotros -yo mismo, Pablo, lo intenté una y otra vez- pero Satanás nos lo impidió. 19 Pues, ¿quién, sino vosotros, puede ser nuestra esperanza, nuestro gozo, la corona de la que nos sentiremos orgullosos, ante nuestro Señor Jesús en su Venida?. 20 Sí, vosotros sois nuestra gloria y nuestro gozo

– 3,1-5: la misión de Timoteo: las palabras que usa Pablo son expresión de su afecto hacia los que él ha convertido nuestro hermano y cooperador de Dios: como compañero de Pablo, ya que todos los apóstoles son asistentes de Dios. Cristo es fuente y autor del evangelio pero también es su objetó Fe tiene aquí el sentido de perseverancia y firmeza en el estilo de vida cristiana…

3,1 Por lo cual, no pudiendo soportar más, decidimos quedarnos solos en Atenas 2 y os enviamos a Timoteo, hermano nuestro y colaborador de Dios en el Evangelio de Cristo, para afianzaros y daros ánimos en vuestra fe, 3 para que nadie vacile en esas tribulaciones. Bien sabéis que este es nuestro destino: 4 ya cuando estábamos con vosotros os predecíamos que íbamos a sufrir tribulaciones, y es lo que ha sucedido, como sabéis. 5 Por lo cual también yo, no pudiendo soportar ya más, le envié para tener noticias de vuestra fe, no fuera que el Tentador os hubiera tentado y que nuestro trabajo quedara reducido a nada.

– 3,6-10.:los resultados del informe de Timoteo…

3,6 Nos acaba de llegar de ahí Timoteo y nos ha traído buenas noticias de vuestra fe y vuestra caridad; y dice que conserváis siempre buen recuerdo de nosotros y que deseáis vernos, así como nosotros a vosotros. 7 Así pues, hermanos, hemos recibido de vosotros un gran consuelo, motivado por vuestra fe, en medio de todas nuestras congojas y tribulaciones.8 Ahora sí que vivimos, pues permanecéis firmes en el Señor. 9 Y ¿cómo podremos agradecer a Dios por vosotros, por todo el gozo que, por causa vuestra, experimentamos ante nuestro Dios? 10 Noche y día le pedimos insistentemente poder ver vuestro rostro y completar lo que falta a vuestra fe.

– 3,11-13: termina esta primera parte de la carta con una invocación, que comprende la petición del v. 10.

3,11 Que Dios mismo, nuestro Padre y nuestro Señor Jesús orienten nuestros pasos hacia vo- sotros. 12 En cuanto a vosotros, que el Señor os haga progresar y sobreabundar en el amor de unos con otros, y en el amor para con todos, como es nuestro amor para con vosotros, 13 para que se consoliden vuestros corazones con santidad irreprochable ante Dios, nuestro Padre, en la Venida de nuestro Señor Jesucristo, con todos sus santos.

Anuncios

2 comentarios en “1ª Carta a los Tesalonicenses: 1 Tes 1,1-3,13”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s