Los “misterios del comienzo”: la creación, la caída y la promesa de salvación

Dios ha creado el mundo con toda su riqueza y orden admirable. El primer relato de la creación está constituido como una secuencia de seis días de trabajo divino que culminan con el reposo del día séptimo. Al final del trabajo realizado cada uno de los días se dice que “vio Dios que era bueno”, ya que las criaturas reflejan la sabiduría y bondad divina. El ser humano, hombre y mujer, es la cumbre de la creación pues está hecho a imagen de Dios, une en su propia naturaleza el mundo material y el espiritual, y Dios lo estableció en la amistad con El. El ser humano está llamado a hacer las veces del Creador entre sus criaturas mediante su trabajo. Por eso el hombre debe respetar ese orden sapientísimo impreso por el Creador en ellas y cuidar la bondad propia de cada una respetando la naturaleza. El hombre está llamado a vivir su amistad con Dios respetando el orden propio de las cosas, y por tanto sometido libremente a su Creador. Este es el sentido que tiene lo que el relato bíblico expresa en lenguaje mítico como la prohibición hecha al hombre de comer del árbol de la ciencia del bien y del mal: que el hombre depende del Creador, está sometido a las leyes de la Creación y al orden establecido en ella, que debe regular el uso de la libertad propia de su naturaleza, como regula la naturaleza propia de todas las criaturas.

Desde el análisis profundo del texto podemos percibir la noción de VIDA como latiendo en todo el relato. Efectivamente, la lectura sosegada de estos primeros capítulos, sugiere la idea de Dios como fuente de la vida. Así como las condiciones para que esta vida albergue al hombre (vida humana: conciencia de vida en cuanto se sabe vivida). Además, resulta interesante advertir que el hombre es presentado como una posibilidad de proyecto: es pero no esta hecho: “Hagamos al hombre”.

En la descripción creacional se alude indirectamente a los diez mandamientos por medio de las diez órdenes que se dan. Tras cada orden se dice que era bueno y al final que todo era muy bueno (Gn 1,31); el universo fue creado por medio de “Diez palabras” y en el Sinaí Dios creo a su pueblo por otras “Diez palabras” (los Diez mandamientos). Se nos está diciendo con ello que Dios creo con Diez palabras un mundo muy bueno, un mundo que me fue entregado a mí, ahora depende de mí que siga siendo bueno, y se me indica la forma de conseguirlo: vivir en plenitud los Diez mandamientos.

En un segundo momento se establece el desarrollo para alcanzar la plenitud de vida humana: la familia y el trabajo en el paraíso en relación de confianza mutua y con Dios. También se nos indica la VERDAD-CONFIANZA como el ambiente que la vida humana necesita para desenvolverse. Esto se ve muy claro con la tentación de la serpiente (el demonio es mentiroso y homicida desde el principio) que empieza con la MENTIRA-DESCONFIANZA (primero de Dios y luego entre ellos) y que conduce a la MUERTE-NO VIDA (en el trabajo infecundo, en el volver al polvo del que salimos; así como por la envidia de Caín y el asesinato de Abel).

Sin embargo, desobedeció al mandamiento divino, se prefirió a sí mismo y quiso la mentira de ser como Dios. De este modo entró el pecado en el mundo y rompió la armonía original: la creación se vuelve hostil al hombre, el trabajo se hace penoso, y la muerte entra en su vida de modo que el mismo hombre haya de volver al polvo del que fue tomado. A partir de ese momento el pecado se difunde por el mundo: Caín mata a su hermano Abel, y se extiende la corrupción universal como consecuencia del pecado.

Sin embargo, Dios no abandonó al hombre tras su caída y le anunció de modo misterioso la victoria sobre el mal, y la venida de un descendiente de la Mujer sobre la serpiente, tras un duro combate: Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu linaje y su linaje: él te pisará la cabeza mientras acechas tú su calcañar (Gen 3,15).

El Señor vino para traernos esta VIDA en la VERDAD del trato confiado y filial con Dios así como en el perdón y misericordia entre nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s