Lección 10: El libro del Deuteronomio

Nombre

deuteronomio-17-9Deuteronomio es el título por el que es conocido comúnmente el quinto libro del Pentateuco. El nombre procede de la versión griega de los Setenta, que en Dt 17,18 en lugar de traducir que haga escribir (el rey), para uso suyo, en un libro una copia de esta Ley, tradujeron e intercalaron: … esta segunda Ley(= to deuteronómion toúto). Este título resulta adecuado, ya que el libro comprende un segundo conjunto legislativo, que contiene, con diferencias más o menos grandes según los casos, un cuerpo de leyes semejante al contenido en el libro del Éxodo (y, a veces, en el Levítico).

En el judaísmo, este libro es designado por sus primeros vocablos: ‘Elleh ha‑debarim (“Éstas son las Palabras”), o más sencillamente Debarim (“Palabras“).

Estructura

Como siempre vamos a intentar hacer una aproximación a la estructura y contenido del Deuteronomio. Esta vez el libro comienza donde nos había dejado Números: a las puertas de la tierra prometida, en las campiñas de Moab, en la zona nororiental del Mar Muerto. Allí, Moisés está instruyendo al pueblo, en unos discursos de despedida o testamento, la conducta que deberán seguir siempre. Para ello, rememora los principales sucesos ocurridos durante el éxodo y les insta a que observen la Ley fundamental de la Alianza o “Decálogo”; les dirige algunos discursos exhortativos; efectúa la renovación de la Alianza; les propone algunas leyes, pronuncia diversos cánticos, y completa sus discursos de despedida con un largo cántico y algunas bendiciones. Todo ello parece ocurrir en el relato durante un período muy corto, aproximadamente en un mes.

Así pues, en su forma actual el Deuteronomio se presenta como un complejo de discursos de despedida de Moisés antes de su muerte, en los que expone su testamento al pueblo que ha guiado por el desierto y que se encuentra a las puertas de la tierra prometida. Según esta disposición, útil desde el punto de vista descriptivo, podríamos dividir el Deuteronomio de la siguiente manera:

  • 1. Introducción histórica (1,1‑5).
  • 2. Primer Discurso de Moisés (1,6‑4,43). Tiene también carácter de introducción histórica larga: recuerdo de los episodios del éxodo, desde la gran teofanía del Horeb (Sinaí) hasta llegar a los campos de Moab, donde se encuentran. Sirve para exhortar al agradecimiento de Dios por las hazañas grandiosas realizadas en favor del pueblo.
  • 3. Segundo discurso de Moisés (4,44‑28,68). Es la parte fundamental del libro. Entre otros temas, los más importantes son: el Decálogo moral; la Shemá; el Código Deuteronómico o Alianza en Moab (caps. 12‑25), que es una recopilación extensa de varios conjuntos legales y morales; y finalmente los Discursos de conclusión.
  • 4. Tercer Discurso de Moisés (29,1‑30,20): reitera las exhortaciones a ser fieles a la Alianza.
  • 5. Conclusión histórica (31,1‑34,12): contiene la elección de Josué como sucesor de Moisés; el célebre Cántico de Moisés; las Bendiciones de Moisés, y, finalmente, la muerte del gran liberador y legislador de Israel.

Algunos elementos de interés

Codice_di_hammurabi_02Al parecer, esta forma redaccional final fue debida al deseo de incluirlo al final del pentateuco y como prólogo de la historia deuteronomista que viene a continuación. Sin embargo, el núcleo primitivo del Deuteronomio parece que era un código análogo a los códigos legales del antiguo oriente. Posteriormente, con algunos añadidos tomó una forma parecida a la de los pactos de vasallaje, y sólo finalmente adquirió su forma actual. Para entender mejor cómo eran estos géneros literarios en la antigüedad y como pudo ser este complicado proceso literario puede ser útil estudiar con más detalle los siguientes apartados:

Contenido teológico

Finalmente y como siempre terminamos esta introducción general con el estudia del sentido teológico de este libro:

  • Sentido teológico general del Deuteronomio. Un Dios: unicidad y unidad íntima, que reclama un amor indiviso. Un santuario: el Templo de Jerusalén . Un pueblo: unido y sin divisiones. Una tierra, que es don de Dios. Una ley, expresión de la voluntad de Dios .
  • Significación del Deuteronomio en la fe de la Iglesia. Cristo llama a participar en la unidad de Dios: “Que todos sean uno, como tú, Padre, en mí y yo en ti” (Jn 17,21). Una sola ley, la del amor, que engloba todos los preceptos fundamentales. Un acto supremo de culto: el sacrificio redentor de Cristo, que ha hecho de todos los hombres un solo pueblo (Ef 2,11-22). Ese pueblo camina hacia el don de Dios en la patria definitiva.

Exégesis de algún fragmento

Arqueología

2 comentarios en “Lección 10: El libro del Deuteronomio”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s