El mensaje del profeta Oseas

Idea central

El núcleo central de la teología de Oseas es el amor de Dios a su pueblo concebido como una relación conyugal que determina y profundiza la estabilidad de la alianza sinaítica.

El pasado, el presente y el futuro son enfocados a la luz del amor divino decepcionado y, sin embargo, todavía triunfante, por pura gracia, sobre las infidelidades e ingratitudes. Esta idea es totalmente nueva en la revelación del AT.

El vocabulario amoroso de Oseas se caracteriza por una audacia única. Abarca todos los posibles momentos de las relaciones matrimoniales: noviazgo desarrollado en amor y gracia; matrimonio; ruptura por adulterio; reconciliación. Las pasiones correspondientes son las más agitadas: fervor, celos, cólera y las tempestades del amor.

Infidelidad de Israel y el juicio divino

Pero ya desde el tiempo de la ocupación de Palestina (Os 2,10; 9,10; 10,11ss; 11,1ss; 13,5ss), Israel se mostró infiel al amor de Yahvé, dándose al culto de los baales cananeos (Os 9,10). En tiempo de Oseas la infidelidad había llegado al colmo. Esta infidelidad de Israel excita los celos de Yahvé. El juicio que Oseas anuncia al pueblo es la venganza del amor traicionado. Los nombres de los hijos de Oseas –No puebló mío, y No amada- aluden a la ruptura de la Alianza.

Vuelta al amor

Pero el juicio no representa un castigo como una corrección. Yahvé sufre, está conmovido, cuando Israel es víctima de la catástrofe. Más allá del castigo está el perdón: el esposo traicionado sigue amando a la esposa culpable y adultera y espera que se arrepienta. La prostituta volverá al primitivo amor y Yahvé le dará la alegría de la primera unión. Este es el aspecto más misterioso y maravilloso del amor de Dios: su misericordia dispuesta a acoger a la infiel arrepentida.

Conocimiento de Dios

La actitud del Israel convertido y renacido se resume en dos términos empleados por Oseas: conocimiento de Dios y amor. Las dos expresiones compendian la respuesta de hombre al amor divino, ya que implican el reconocimiento de la unicidad de Dios, la sumisión a su voluntad (por medio del cuidado de los preceptos del Decálogo) y, además, una intimidad confidencial hecha de ternura y de entrega.

Esta rica y completa actitud se encuentra implícita también términos como: juicio (Os 2,21; 10,12), misericordia y fidelidad (Os 2, 21-22) y verdad (Os 4,1) Los cuales frecuentemente se encuentra en paralelismo con conocimiento de Dios y amor.

Importancia e influjo del mensaje de Oseas

Este mensaje del amor divino, traicionado, pero fiel y renovador, constituye una cumbre altísima en la historia de la revelación`. La audacia y la profunda intuición con que es revelado el inescrutable y desconcertante misterio del amor divino, hace de Oseas un profeta del amor divino no superado por nadie en el AT.

Es evidente el influjo que tuvo sobre los autores posteriores. Todos los profetas de los siglos siguientes pusieron de relieve la religión interior, personal, que se manifiesta en el amor.

Oseas es citado literal -o referido a él-, en 16 ocasiones en el NT. Mat 2,15 aplica a Cristo la vuelta del pueblo de Israel desde Egipto (Os 11,1) y el mismo Jesús cita en Mt 9,13 a Os 6,6. La metáfora matrimonial se aplica a Cristo y a la Iglesia en Mt 22,2s; 25,1-13; Jn 3,29, pero especialmente en 2 Cor 11,1; Ef 5,25-33 y Ap 19,7 y 21,3.

Anuncios

3 comentarios en “El mensaje del profeta Oseas”

  1. El profeta oseas compro a la esposa infiel pagando un rescate por ella nosotro apesar de nuestra infidelidad y frialdad hacia Dios fuimos comprados con la sangre de Cristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s