El Mesías prometido (Miq 5,1-4a)

Esta perícopa es la más conocida de Miqueas. Se describe la llegada del rey ideal, heredero de David, el lugar de su nacimiento, su reinado de paz y prosperidad del reino de Israel.

5,1 En cuanto a ti, Belén Efratá,
la menor entre los clanes de Judá,
de ti sacaré al que ha de ser
el gobernador de Israel;
sus orígenes son antiguos,
desde tiempos remotos.
2 Por eso él los abandonará hasta el momento
en que la parturienta dé a luz
y el resto de sus hermanos vuelva
con los hijos de Israel.
3 Pastoreará firme
con la fuerza de Yahvé,
con la majestad del nombre de Yahvé su Dios.
Vivirán bien,
porque entonces él crecerá
hasta los confines de la tierra.
4a él será la paz.

Origen davídico (1)

5,1 En cuanto a ti, Belén Efratá,
la menor entre los clanes de Judá,
de ti sacaré al que ha de ser
el gobernador de Israel;
sus orígenes son antiguos,
desde tiempos remotos.

El v.1 enlaza con la perícopa precedente, donde probablemente se describe la lamentable situación en que se encontraba el rey de Judá a raíz de la invasión de Palestina por parte de Senaquerib. De pronto, Dios mismo toma la palabra y, misteriosamente, anuncia la aparición del futuro rey davídico.

El nombre Efrata designaba un clan de la tribu de Judá que se instaló en Belén y desde antiguo se usaba este nombre para designar a la ciudad (Gen 35,19; 48,7; Jos 15,59).

La pequeñez de Belén se pone de relieve para oponerla a la grandeza de su destino, como cuna del Mesías. Del mismo modo que David salió de Belén para la corte de Saúl (1Sam 16,1-23; 17,12-31) y subió al trono, así el nuevo David provendrá de Belén de Judá.

De suyo, sacaré, no implica el nacimiento, sino la descendencia (cfr. Gen 15,4) de la línea real de David (aunque en algunos pasajes el verbo salir, sacar, se utiliza en el sentido de nacer; así por ejemplo en Gen 17,6; 25,26; 46,26; Job 1,21). A este descendiente de David no se le da el título de rey, sino de gobernador ideal (mosel), porque actúa según el corazón de Dios. Los orígenes de este rector se pierden en la antigüedad; bien porque se refiera a la antigüedad de la dinastía davídica (Lam 2,17; Jer 46,26), bien porque mire aún más allá de la época davídica (p.e. los antiguos oráculos como la bendición de Judá por parte de Jacob).

La parturienta y el retorno de los hermanos (2)

2 Por eso, él los abandonará hasta el momento
en que la parturienta dé a luz
y el resto de sus hermanos
vuelva con los hijos de Israel.

Habla el profeta. Se inicia con la conjunción “por eso“, que de ordinario viene tras una amenaza, mientras que aquí viene tras una promesa.

Este estado de abandono durará hasta que la parturienta de a luz un hijo. Esto para algunos parece estar en relación con Miq 4,10, donde se hablaba de Jerusalén liberada de los dolores que sufre en Babilonia. Es decir, que la promesa del v.1 no se cumplirá hasta que los desterrados hubieran superado los dolores del parto (resto) y hubieran sido liberados de la cautividad. Entonces se restablecerá la unidad de los hermanos, es decir, de los que vuelven y de los que quedaron en Palestina.

Pero para otros estaría mejor fundada la relación con Is 7,14, interpretado en sentido mesiánico. La parturienta no parece ser una personificación del clan del que ha de salir el rey ideal, sino la madre de dicho descendiente de David. El parto de esta es considerado como un momento histórico hacia el que están dirigidos los acontecimientos políticos y morales de Israel. Antes del parto Dios permitirá que el pueblo caiga bajo sus enemigos; con el nacimiento del hijo de la parturienta serán liberados. Al mismo tiempo que se reúne el resto con los hijos de Israel.

Características del reino (3)

3 Pastoreará firme
con la fuerza de Yahvé,
con la majestad del nombre de Yahvé su Dios.
Vivirán bien,
porque entonces él crecerá
hasta los confines de la tierra.

Se describen las cualidades de su reino. El rey davídico aparecerá lleno de fuerza (Sal 72,12); como representante de Yahvé, estará rodeado de potencia y de gloria divina (Is 9,6; 11,4a). Pastorear tiene en el AT, con frecuencia, el sentido de gobernar (2Sam 5,2; 7,7; Jer 3,15; Ez 34,23; 37,24). Para Israel el reino futuro significa paz y prosperidad. Vivirán tiene un sentido pleno que significa vivir en paz y con seguridad (2Sam 7,10). El motivo de esto es el prestigio y la gloria del nuevo rey, que iguala a la de David (2Sam 5,10) y Salomón (2Cr 9,22). Ejercerá su misión hasta los confines de la tierra, esbozándose así la idea del reino universal (Sal 2,8; 72,8; Zac 9,10). No hay motivo para considerar este pormenor como secundario.

La paz (4a)

4a él será la paz.

Este éstico parece ser la conclusión del oráculo: El será la paz. Se resume de esta manera la misión del futuro descendiente de David. El será el instrumento por medio del cual se establecerá sobre la tierra la paz como conjunto de todos los bienes.

Resumen

Este oráculo se sitúa en la línea del mesianismo isaiano. Como en Is 7,14, el advenimiento del rey ideal está en conexión con la figura de la parturienta. Como en Is 9,1-6 el rey es un príncipe heredero del trono de David y, como en Is 11,1-9, su sabio gobierno aporta paz y prosperidad. Como en Isaías, la aparición del rey mesiánico se pone en relación con los acontecimientos de la nación, ya sean felices o calamitosos.

Lo que Miqueas apunta de original es la concreción del lugar de origen del futuro rey, es decir, Belén, la alusión a los remotos orígenes y la relación del parto con la reunión de las tribus del norte y del sur.

La tradición cristiana y la judía entendieron el oráculo en clave mesiánica literal. Así lo atestiguan autorizadamente Mt 2,6 y Jn 7,42.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s