Contenido doctrinal del libro de Nahum

La soberanía de Dios y la pervivencia del pueblo elegido son los dos temas que subyacen en los poemas apasionados de Nahum.

A) Dios domina sobre la creación y sobre la historia y nadie puede levantarse contra él (1,8). Esta idea central del poema acróstico se actualiza en la destrucción de Nínive: en Asiria se cometían los más graves delitos, la idolatría, la magia, los crímenes, la opresión (cfr 2,12-14; 3,4-7); por eso, todo quedará reducido a pavesas: “destrozo, saqueo, devastación” (2,11).

De esta forma, el profeta interpreta la historia en clave religiosa: es Dios quién está detrás del esplendor y detrás de la caída; Dios quien concede el dominio, pero también quien condena con severidad los delitos.

B) El pueblo elegido. El libro también ha sido interpretado con frecuencia como nacionalista, pues canta los favores de Dios a su pueblo, en contraste con las desgracias de Nínive. Si durante años Dios ha hecho pagar los delitos a su pueblo, esa situación no es para siempre (1,12-13). Dios anuncia una nueva etapa de paz (2,1), que se inicia con la destrucción del enemigo más cruel, Asiria. Los imperios pasan, mientras que el pueblo de Dios permanece, a pesar de las dificultades.

Un comentario en “Contenido doctrinal del libro de Nahum”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s