La doctrina Mesiánica del profeta Jeremías

La doctrina mesiánica de jeremías no se centra principalmente en un descendiente de David en el trono (mesianismo real). Más bien parece que es el mismo Dios quien guíe y salve al pueblo, como ha quedado ya dicho (Jer 31,31-34): los pastores de antaño han engañado al pueblo, pero los nuevos obrarán la justicia.

Sin embargo, también hay en el libro de Jeremías oráculos que pueden considerarse restos de mesianismo real, aunque da la impresión que el énfasis no se pone en la Monarquía, sino en la herencia davídica que recibirá el futuro Mesías. En concreto, los textos mesiánicos son:* Jer 22,4; * Jer 17,23; * Jer 23,5-6; * Jer 30,9; * Jer 30,21; * Jer 33,15-16. Analizaremos por ejemplo el oráculo contenido en Jer 23,5-6, paralelo a Jer 33,15-16 (éste último falta en los LXX):

  • 1) Después de la condena de los pastores antiguos y de la promesa de otros nuevos (Jer 23,1-4), se introduce el oráculo salvífico, prometiendo un personaje excepcional;
  • 2) La expresión “días vendrán, oráculo del Señor” es frecuente en oráculos de salvación con referencia al tiempo escatológico y mesiánico;
  • 3) El “germen justo” que alude al Emmanuel de Isaías (cfr Is 11,1) vendrá a ser término técnico para designar al Mesías (cfr Zach 3,8; 6,12), y llegará hasta el NT;
  • 4) La insistencia en la justicia como atributo del Mesías, puede venir sugerido por el nombre del último rey Sedecías (etimológicamente significa “justicia de Yahwéh”), pero indica la íntima relación del Mesías con Dios, porque la justicia es atributo exclusivo de Yahwéh: “Yahwéh es nuestra justicia”;
  • 5) Es difícil concluir si Jeremías está pensando en un monarca, puesto que la frase “reinará un rey prudente” falta en el texto paralelo de Jer 33,15-16. Probablemente Jeremías anuncia un personaje que guiará al pueblo, asumiendo las características de David, pero sin hacer hincapié en que sea un descendiente suyo.

En suma, Jeremías puede considerarse el último profeta que habla del mesianismo real, pero con un horizonte más amplio donde ya no sea necesaria la presencia de un monarca, sino de un personaje que, heredando las mismas prerrogativas, ejerza con perfección sus funciones salvíficas.

2 comentarios en “La doctrina Mesiánica del profeta Jeremías”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s