La Gratuidad de la Salvación, en el profeta Jeremías

Jeremías tiene conciencia de que el pecado implica la ruptura de las relaciones entre Dios y el hombre, y de que es la causa del desastre que va a sobrevenir. El, que ha sido enviado para exterminar y destruir, tiene también la misión de rehabilitar de nuevo, porque tiene autoridad para reconstruir y plantar (Jer 1,10).

Por eso, describe con crudeza los pecados, grabados con buril de hierro en el corazón (Cfr Jer 17,1), que ni la lejía puede blanquear (Jer 2,21-22), como no puede cambiar el color el etíope (Cfr Jer 13,23).

El pecado causa la desgracia en los ignorantes y en los poderosos, en toda la nación (Cfr Jer 5,1-17); e incluso es el origen del caos en la naturaleza (Cfr Jer 4,23-26). Es el primer profeta que hace a los seres inanimados solidarios con la suerte de los hombres.

Puesto que el pecado conduce necesariamente al castigo y a la desgracia, sólo Dios puede conceder la salvación, y esto de modo gratuito. En efecto, la destrucción no es la última palabra de Dios, sino que es la restauración. Son muchos los oráculos de salvación de Jeremías:

  • los contenidos en el Libro de la Consolación (Jer 30-33), recogen bien este pensamiento.

Hay otros muchos, cuyas ideas principales son las siguientes:

  • * los deportados por las diversas naciones se reunirán de nuevo y Dios los hará retornar a su país (cfr. el oráculo típico: Jer 16,14-15 = 23,7-8);
  • * la renovación de la Alianza (Jer 31,31-34), que lleva consigo el reconocimiento del Dios verdadero frente a los ídolos de los paganos (Cfr Jer 10,1-16);
  • * la renovación de la vida religiosa: el retorno no es fruto de un esfuerzo ético del pueblo, sino un don gratuito de Dios en un doble sentido: en cuanto que el castigo le ayuda a comprender la gravedad de su culpa (Jer 2,17-19) y en cuanto que jamás volverán a quebrantar el pacto eterno (Jer 32,36-41);
  • * ya no serán necesarios los viejos pastores, ni los sacerdotes, ni siquiera el rey. Los nuevos gobernantes obrarán la justicia y no engañarán (Jer 23,1-6).

Anuncios

2 comentarios en “La Gratuidad de la Salvación, en el profeta Jeremías”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s