La noción de Alianza, en el profeta Jeremías

Jeremías no insiste tanto en la naturaleza de Dios (transcendencia, santidad, perfección) que, por otra parte, acepta como sus contemporáneos (cfr. el episodio en casa del alfarero: Jer 18,1-12), sino que insiste en las relaciones de Dios con su pueblo.

Así por ejemplo, son frecuentes los diálogos personales (cfr. sus “Confesiones”) y comunitarios (son frecuentes las interpelaciones en segunda persona, cargadas de amor entrañable; por ej.: Jer 2,1-13; 3,19-25, en los que resuena la imagen esponsal de Oseas). La relación con su pueblo culmina en la Alianza, cuyos términos son claros: “Yo seré vuestro Dios, vosotros seréis mi pueblo” (Jer 24,7). Jeremías anuncia para el futuro una Alianza nueva (Jer 31,31-34) y eterna (Jer 32,37-41), no basada en normas externas, sino que penetrará en lo más profundo del hombre. El pueblo y el hombre se relacionan con Dios como con un ser próximo, con afecto y con piedad: como con un padre (Jer 3,4-19; 31,9-20), como con su protector (Jer 14,8; 13,13). Jeremías, por tanto, utilizando las mismas imágenes que sus predecesores (especialmente Oseas) consigue profundizar en el alcance de la Alianza y darle una proyección más personalizada.

En Jer 31, 31-34 se contiene sin duda elementos esenciales de su pensamiento. Es un oráculo de salvación que los deportados debieron recibir con esperanza, como todos los contenidos en el “Libro de la Consolación” (Jer 30-32). En cuanto al contenido, cabe señalar tres partes:

  • a) la superación del pacto del Sinaí (vv. 31-32), que los padres rompieron: será semejante, pero de tal modo que ni el hombre podrá nunca destrozarlo;
  • b) Sus características (v. 33): Dios será el agente, a pesar de las malas disposiciones del hombre; y no estará escrito, sino impreso en el corazón (interioridad); será connatural al hombre y, por tanto, para siempre (eternidad);
  • c) Sus consecuencias (v.34): el hombre se guiará por la conciencia sin necesidad de que le enseñen (libertad). Y Dios actuará perdonando (misericordia) los pecados y trasgresiones.

2 comentarios en “La noción de Alianza, en el profeta Jeremías”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s