La Carta a los Hebreos (Heb)

En las ediciones del Nuevo Testamento se denomina “carta” a los Hebreos a lo que el autor califica como “palabra de exhortación” (Hb 13,22).

  1. Set trata de un discurso argumentativo y exhortativo que concluye con los saludos habituales en las cartas de San Pablo.
  2. Autor. Parece un texto escrito por un compañero o discípulo de Pablo, pues hay muchas coincidencias (y bastantes diferencias, también) entre el vocabulario y las ideas de las cartas de Pablo y Hebreos. El estilo es sin embargo muy diferente.
  3. Destinatarios. Los destinatarios no vienen mencionados, aunque la argumentación de la carta presupone que son cristianos conocedores de la Ley, del sacerdocio del Templo, de la Escritura y de la manera de argumentar con ella. 
  4. Tema central. El tema central es doctrinal: el sacerdocio de Cristo. Sin embargo, se dedica bastante espacio a la exhortación: a no desfallecer ante las dificultades.
  5. Estructura literaria. Los críticos han hecho notar la cuidada estructura literaria de la carta, donde los aspectos formales van unidos a los del contenido.Hay dos procedimientos que son guía para que la lectura del texto y, por tanto, para la comprensión global de su mensaje: La estructura del anuncio y la estructura en forma de quiasmo. Nosotros seguimos esta división temática:
    • La apertura de la carta es difícil de olvidar: “En diversos momentos y de muchos modos habló Dios en el pasado a nuestros padres por medio de los profetas. En estos últimos días nos ha hablado por medio de su Hijo, a quien instituyó heredero de todas las cosas y por quien hizo también el universo…” (Hb, 1,1-2). El último versículo de este prólogo, dice: Hb 1,4: “Ha sido hecho tanto más excelente que los ángeles cuanto más les aventaja por el nombre que ha heredado”. Este versículo anuncia los temas de la primera parte que comprende:
    1. Hb 1,5-2,18. La mediación de Jesucristo es superior a la de los ángeles.
    2. Hb 3,1-5,10. En los casi tres capítulos de esta sección comienza la argumentación del sacerdocio de Cristo denominándolo ya “Sumo Sacerdote”
    3. Hb 5,11-10,39. Ésta es la parte central de la carta: lo es por el tema, pues trata específicamente del valor sin igual y perfecto del sacerdocio y del sacrificio de Cristo.
    4. Hb 11,1-12,13. El pasaje recoge la famosa definición de la fe, con los ejemplos de fe de los antiguos. Después propone el ejemplo de paciencia de Cristo ante la ignominia, para alentar así a los destinatarios de la carta. El último versículo (“dad pasos derechos con vuestros pies” (Hb 12,13) indica el tema de la quinta parte: unas orientaciones para la vida cristiana.
    5. Hb 12,14-13,25. El autor exhorta a los diversos aspectos de la vida cristiana –el amor, la paz, la castidad, la obediencia, etc.– pero entendiéndola como un culto a Dios: “mantengamos la gracia y a través de ella ofrezcamos a Dios un culto que le sea grato (Hb 12,28), “Ofrezcamos continuamente a Dios por medio de él [Jesús] un sacrificio de alabanza, es decir, el fruto de los labios que confiesan su nombre” (Hb 13,15).

La exposición del sacerdocio de Jesucristo según la carta a los Hebreos tiene otras dimensiones que no es posible recoger sin hacer un discurso excesivamente extenso. Aquí se han recogido algunos aspectos que se pueden descubrir en lo que el autor ha querido proponer discursivamente. Se puede completar lo dicho apuntando a otro procedimiento que utiliza el autor de la carta: repetir estructuras de paralelismo quiasmático, es decir, estructuras de tipo: a, b , c, b’, a’. Según esto, el centro del texto es lo que se ha resumido en Hb 8,1-9,28.. Los versículos centrales de esta parte dicen así: “Pero Cristo, al presentarse como Sumo Sacerdote de los bienes futuros a través de un Tabernáculo más excelente y perfecto -no hecho por mano de hombre, es decir, no de este mundo creado- y a través de su propia sangre -no de la sangre de machos cabríos y becerros-, entró de una vez para siempre en el Santuario y consiguió así una redención eterna” (Hb 9,11-12)

En conclusión

Parece claro que el sacerdocio de Cristo, tal como viene argumentado la carta, a diferencia del antiguo, es un sacerdocio perfecto, con un sacrificio perfecto que consigue el perdón de los pecados y hace perfectos a los que se comunica. Esto es así porque la ofrenda es Jesús mismo. Pero Jesús es también el mediador. Es mediador ante Dios porque ha penetrado en los cielos y está ante Él, y conoce nuestras debilidades, porque las padeció. Por eso, para nosotros, es digno de fe y misericordioso. No sólo es mediador de la salvación, lo es también de la palabra, porque su mediación es superior a la de los ángeles.

Bibliografía básica:

  • En el último medio siglo, en la exégesis católica, el comentario de referencia a la carta a los Hebreos ha sido el de Ceslas Spicq (L’Épître aux Hébreux, 2 vols, Ed. Gabalda: Paris, 1952-1953).
  • Sobre la base de ese comentario, Albert Vanhoye S.J., publicó un libro imprescindible para entender la carta (La structure de l’épître aus Hébreux, Desclée de Brouwer: Bruxelles, 1963).
  • Desde entonces, A. Vanhoye ha publicado numerosos estudios y comentarios sobre el sacerdocio y la carta a los Hebreos y ha sido reconocido como uno de los mejores conocedores de ambos temas en el Nuevo Testamento. Algunas publicaciones de este autor: A. VANHOYE, Sacerdotes antiguos, Sacerdote nuevo según el Nuevo Testamento, Sígueme: Salamanca, 1992; A. VANHOYE, El mensaje de la carta a los Hebreos, Verbo Divino (Cuadernos Bíblicos, n. 19): Estella, 1993; CARD. A. VANHOYE, Acojamos a Cristo, nuestro Sumo Sacerdote. Ejercicios espirituales con Benedicto XVI, San Pablo: Madrid, 2010; A. VANHOYE y otros, Il sacerdozio della nuova alleanza, Ancora: Milano, 1999. De manera más breve, pero con ideas semejantes, se pueden ver también, entre otras cosas, la voz “Sacerdote” en el Nuevo Diccionario de Teología Bíblica (Ed. Paulinas), o la parte correspondiente a Hebreos de la “Introducción crítica al Nuevo Testamento” (Ed. Herder), ambas también de Vanhoye.

(Fuente: La Carta a los Hebreos;  autor Vicente Balaguer)

Otros artículos relacionados

2 comentarios en “La Carta a los Hebreos (Heb)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s