Sacerdocio común de los fieles en la Iglesia: un Pueblo Sacerdotal

Como hemos visto el título de sacerdote explícitamente Jesús no se lo aplica ni a sí mismo ni a su Pueblo de la Nueva Alianza, pero también hemos visto como no cesó de actuar como sacerdote, y ahora veremos que evidente también concibió a su pueblo como un pueblo sacerdotal. Por ejemplo, cuando llama a cada uno de los suyos a tomar parte en las dos funciones de su sacerdocio (sacrificio y palabra): todo discípulo debe tomar su cruz (Mt 16,24 p) y beber su cáliz (copa) (Mt 20,22; 26,27); todos han llevar su mensaje (Lc 9,60; 10,1-16), darle testimonio hasta morir (Mt 10,17-42). Jesús lo mismo que nos hace participes de sus títulos de Hijo y de rey Mesías, nos hace también sacerdotes con él.

También los Apóstoles al presenta la vida cristiana como una liturgia, como una participación en el sacerdocio del sacerdote único, continúan este querer del Señor. Por ejemplo, cuando Pablo dice de la fe de los fieles que es como «un sacrificio y una oblación» (Flp 2,17); o que la ayuda económica que recibe de los filipenses es «un perfume de buen olor, un sacrificio aceptable, agradable a Dios» (Flp 4,18). Más aún, para él la vida entera de los cristianos es un acto sacerdotal y los invita a ofrecer su cuerpo «en hostia viva, santa, agradable a Dios: tal es el culto espiritual que tenéis que tributar» (Rom 12, 1; cf. Flp 3,3; Heb 9,14; 12,28). También la epístola de Santiago al detallar los gestos concretos que constituyen el verdadero culto propone: el dominio de la lengua, la visita a los huérfanos y a las viudas, la abstención de las impurezas del mundo (Sant 1,26s).

De un modo explícito y magistral será la 1ª de Pedro y el Apocalipsis quienes atribuyan al pueblo cristiano el «sacerdocio regio» de Israel (1Pe 2,5.9; Ap 1,6; 5,10; 20.6; cf. Ex 19,6). El título de “sacerdocio regio” era el atribuido a Israel por los profetas del AT ya que Israel debía llevar a los pueblos paganos la palabra del verdadero Dios y promover su culto. Ahora ya es el pueblo cristiano quien asume este quehacer. Y puede hacerlo gracias a que Jesús que le hace participar de su dignidad mesiánica de rey y de sacerdote.

Anuncios

2 comentarios en “Sacerdocio común de los fieles en la Iglesia: un Pueblo Sacerdotal”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s