Hb 5,11-10,39: Sobre el sacerdocio y el sacrificio de Cristo

Hb 5,11-10,39. Ésta es la parte central de la carta: lo es por el tema, pues trata específicamente del valor sin igual y perfecto del sacerdocio y del sacrificio de Cristo. Pero el texto lo pone de manifiesto también con algunos procedimientos formales. Por ejemplo, la cantidad de espacio que ocupa: 132 versículos de los 298 de que consta la carta. También con un procedimiento inclusivo de toda la estructura, que se apuntará más abajo, etc. La exposición comienza con una llamada de atención: “Acerca de esto tenemos muchas cosas que decir, aunque de difícil explicación” (Hb 5,11). Entre dos exhortaciones a la atención y a la fe paciente situadas en el comienzo (Hb 5,11-6,20) y en el final ( Hb 10,19-39) de esta parte, el autor expone tres dimensiones del sacerdocio de Cristo:

  • 1) Hb 7,1-28. El sacerdocio de Jesucristo no es un sacerdocio al estilo de Aaron (“porque es bien sabido que nuestro Señor descendía de Judá, y de aquella tribu Moisés no dijo nada relativo al sacerdocio”: Hb 7,14), sino según el orden de Melquisedec, que “al no tener ni padre, ni madre, ni genealogía, ni comienzo de días ni fin de vida, es hecho semejante al Hijo de Dios, y permanece sacerdote para siempre” (Hb 7,3). El razonamiento escriturístico del autor se apoya en el Salmo 110,1-4: “De David. Oráculo del Señor a mi señor: Siéntate a mi derecha hasta que ponga a tus enemigos como estrado de tus pies. El Señor extenderá desde Sión el poder de tu cetro: Domina en medio de tus enemigos. Para ti es el principado el día de tu poder, entre esplendores sagrados. Desde el seno, antes de la aurora, como el rocío, te he engendrado. El Señor lo ha jurado y no se arrepiente: Tú eres sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec”. Es fácil ver que el Salmo se refiere al rey Mesías, hijo de David, pero señor de David, es decir, Hijo de Dios. De éste se dice que es sacerdote según el orden de Melquisedec. Después, el autor argumenta la superioridad y la perfección de este sacerdocio.
  • 2) Hb 8,1-9,28. Estos dos capítulos son realmente el centro material y temático de la carta. También lo anuncia al comienzo: “Lo más importante de todo lo dicho es esto: tenemos un Sumo Sacerdote tan grande, que se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos, ministro del Santuario y del Tabernáculo verdadero que erigió el Señor, y no un hombre” (Hb 8,1-2). El sacerdocio de Cristo es perfecto porque realiza la verdadera mediación, ya que llegó a los cielos; en cambio, “mientras permanece el primer Tabernáculo, todavía no está abierto el camino hacia el Santuario”  (Hb 9,8). En el sacerdocio levítico, además “se ofrecen sacrificios y víctimas que no pueden perfeccionar al oferente” (Hb 9,9); en cambio Cristo “se ofreció a sí mismo como víctima inmaculada a Dios” (Hb 9,14), “una vez para siempre, en la plenitud de los tiempos, para destruir el pecado mediante el sacrificio de sí mismo” (Hb 9,26).
  • 3.3) Hb 10,1-18. Los sacrificios antiguos no pueden borrar los pecados (Hb 10,4.11; etc), ni hacer perfectos a los que se acercan con ellos (Hb 10,1). En cambio, Cristo, con el sacrificio de su obediencia, realiza algo perfecto que se comunica a los creyentes: “con una sola oblación hizo perfectos para siempre a los que son santificados” (Hb 10,14). Los últimos versículos de esta tercera parte ( Hb 10,37-39: “porque necesitáis paciencia para conseguir los bienes prometidos cumpliendo la voluntad de Dios. En efecto, todavía un poco de tiempo, muy poco, y el que va a venir llegará y no tardará; pero mi justo vivirá de fe; y si se volviera atrás, mi alma no se complacerá en él. Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás para su perdición, sino de los que tienen fe para la salvación del alma”) indican los tema de la parte siguiente: la fe y la paciencia.
Anuncios

2 comentarios en “Hb 5,11-10,39: Sobre el sacerdocio y el sacrificio de Cristo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s