Jn 6: el Discurso del pan de vida

Cfr. Esquema gráfico y texto escrito del capítulo (Jn 6)

Todo el capítulo tiene por tema el pan. Jesús partiendo el pan dado sobreabundantemente a la multitud reunida en la montaña, hablará después de otro misterioso pan, que anunciará como su misma carne, que hay que comer y masticar. La reacción de desconcierto era de esperar. Todo el hilo argumental de Jesús es conducir el discurso hasta la revelación progresiva pero increíble: “Yo soy el pan vivo bajado del cielo… y el pan que yo daré es mi carne” (v.51). Este anuncio generará el rechazo de unos y la adhesión de otros.

Vamos a ver de forma muy resumida tres recorridos de lectura de Jn 6:

1.- La fe en Jesús

La fe en Jesús es una clave de lectura que estructura todo el capítulo, desde la muchedumbre que lo sigue al otro lado del mar y, entusiasmada, lo aclama como el Profeta y quiere proclamarlo rey, hasta el “¿También vosotros queréis marcharos?” (67). Galileos, judíos, los muchos discípulos y los Doce, todos tienen que tomar postura ante Jesús.

El punto central de este recorrido es esta palabra de Jesús: “La obra de Dios es ésta: que creáis en el que envió Él” (29).  Jesús ofrece signos suficientes para abrir espacio al obrar de Dios, pero la fe en Él es la “obra de Dios”. A continuación Jesús enumera cuatro modos de este obrar de Dios::

  • Todo lo que me da el Padre vendrá a mi” (37)
  • Nadie puede venir a mi si no lo atrae el Padre que me envió” (44)
  • Todo el que escucha la enseñanza del Padre y aprende viene a mi” (45)
  • Nadie puede venir a mi si no se lo ha concedido el Padre” (65)

Como de toda obra de Dios, empezando por la Creación, el fruto de la fe es la vida eterna, la resurrección: “Os aseguro que el que cree tiene vida eterna” (47). Consecuencia de todo esto es que la fe no es posible con las solas fuerzas humanas. Por eso, cuando muchos de sus discípulos deciden abandonarlo, Juan comenta: “Jesús sabía desde el principio quienes eran los que nos creían en Él.” (64). Era gente que le seguía por el entusiasmo, le novedad, etc., pero no en el Espíritu, que es “el que da la vida; la carne no sirve para nada.” (63)

2.- Cristología

Cuando Jesús dice que hay que creer en Él, ¿qué nos está pidiendo? En este segundo recorrido vamos a centrarnos, sin agotar el tema, en lo que Jesús dice de sí mismo.

1) Primero, escapándose al monte Él solo, dice quién no es: Él no es un mesías político-económico. 

2) Su primera manifestación, sólo a los discípulos de la barca, es muy fuerte: caminando sobre el mar declara: “Yo soy, no temáis” (20). [Aquí habría que explicar bien cada uno de los aspectos -el dominio sobre el mar, el “Yo soy” y el “no temáis”.] Con este antecedente, en el que manifiesta su divinidad -y que respalda las palabras que va a pronunciar en la sinagoga de Cafarnaum-, el centro de su autorrevelación es declararse Hijo de Dios:

  • Llama a Dios “mi Padre” (40)
  • Sólo El conoce -”ha visto”- al Padre (48)
  • Enviado de Dios, subirá allí donde estaba antes (62) [Juan acentúa la preexistencia de Cristo]
  • Es el Hijo que vive διὰ (de y para) el Padre (57)
  • Hace siempre la voluntad del Padre (38-40)

Es también el Hijo del hombre:

  • Al que el Padre Dios ha sellado con su sello (27)
  • sus padres son conocidos (42)
  • Tiene carne y sangre
  • Es su carne lo que entregará (51)

Es el que da la vida al mundo:

  • Es pan del cielo, pan de Dios, pan de vida, pan vivo
  • El que habla palabras que son Espíritu y son vida (63)

Es el término de la fe personal:

  • Creer en Él no es creer en proposiciones o aceptar milagros, sino entrar en comunión de vida con Él: “permanece en mi y yo en él”.
  • Por eso no se pueden recibir los dones que nos trae sin recibirle a Él (34s).
  • Creer en Él significa dejarse trasformar por Él.

3.- Tipología

Los signos de Jesús respaldan su pretensión de que creamos en Él, y abren el espacio necesario para que el Padre pueda realizar su obra de llevarnos a Jesucristo. Una vez que se cree, entonces los signos adquieren toda su riqueza.

Los signos de Jesús apuntan, y dan su verdadero sentido, a la historia de la salvación del Antiguo Testamento, comenzando por la creación. Manifiestan la llegada del Redentor, y explican el modo de esa Redención.

Son signos que contienen lo que significan y, en último extremo, al mismo Jesucristo. Por eso se puede hablar de “tipos” y de “tipología”.

  • El curar enfermos (2) y saciar a la multitud (5-13) apuntan a la Providencia del Creador y a la realidad del pecado. Hacen referencia a la abundancia del tiempo mesiánico. Y nos dicen que lo que Jesús nos trae es plenitud de vida.
  • El retirarse a la montaña Él solo y el paso del mar con poder nos llevan al Éxodo: estamos en los acontecimientos fundacionales de un nuevo Israel, de una nueva Alianza. Quizá, como sucede en los sinópticos, lo que Pedro confiesa (69) responda al encuentro con Jesús caminando sobre las aguas.
  • El maná había sido ya interpretado como palabra de Dios (cf Dt 8,3). Jesús se presenta como la Sabiduría de Dios, el que habla palabras que son Espíritu y son vida (63).
  • La confesión de Pedro, en nombre de los Doce, se mueve en este horizonte: “Tú tienes palabras de vida eterna” (68).
  • La carne de Jesús: Juan utiliza la misma palabra que en 1,14 (σὰρξ).
  • Es tipo del alimento que da vida y nos introduce en la comunión de vida con Él (51-58).
  • Es signo de la Eucaristía.

Autor: Muchas de estas ideas están sacadas de una clase impartida por D. Agustín Guerrero.

Cfr. Texto y esquema gráfico con comentario de Jn 6

Anuncios

4 comentarios en “Jn 6: el Discurso del pan de vida”

  1. Jesus causo descontento y aceptacion entre la gente que lo seguia, cuando dijo a los judios: yo soy el pan de vida bajado del cielo, y el pan que yo dare sera mi carne; el punto central de su doctrina era: la obra de dios es esta: que creais en el que me envio; os aseguro que el que cree tiene vida eterna; jesus le decia a la multitud que lo seguia: el espiritu es el que da la vida, la carne no sirve para nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s