III. La Iglesia educada y educadora

1. El Espíritu Santo, educador.

En efecto, el Paraclito es quien lleva completamente a término la obra educadora de Dios. Ya no es la ley nuestro pedagogo Gal 3,19 4,2, sino el Espíritu que, perfectamente interior a nosotros mismos, nos hace decir: «Abba!, ¡Padre!» Gal 4,6: ya no somos siervos, sino amigos Jn 15,15, hijos Gal 4,7. Tal es la obra que realiza el Paráclito trayendo a la memoria de los creyentes las enseñanzas de Jesús Jn 14,26 16,13ss, defendiendo la causa de Jesús contra el mundo perseguidor 16,8-11. Entonces todos son «dóciles» a la llamada del Padre 6,45, pues tanta eficacia tiene la unción en el corazón del cristiano 1Jn 2,20.27. El verdadero educador, en definitiva, es Dios, perfectamente invisible e interior al hombre.

2. La corrección fraterna.

Sin embargo, hasta el fin de los tiempos conserva la educación su aspecto de corrección que manifestaba el AT. La epístola a los Hebreos recuerda a los cristianos: «Como con hijos se porta Dios con vosotros. ¿Pues qué hijo hay a quien su padre no corrija? Si estáis exentos de esta corrección, es que sois bastardos» Heb 12,7s; así pues, si somos tibios, tenemos que contar con que la corrección nos visite Ap 3,19; estos juicios divinos, que no matan 2Cor 6,9, libran de la condenación 1Cor 11,32 y después de hacer sufrir proporcionan gozo Heb 12,11. También la escritura es fuente de instrucción y de corrección 1Cor 10,11 Tit 2,12 2Tim 3,16. Finalmente, los creyentes deben practicar la corrección fraterna según el precepto de Jesús Mt 18,15 1Tes 5,14 2Tes 3,15 Col 3,16 2Tim 2,25; es lo que hace Pablo con vigor, sin temer manejar el palo 1Cor 4,21 y de apenar si es necesario 2Cor 7,8-11 reprendiendo y amonestando sin cesar a sus hijos 1Cor 4,14 Act 20,31. Los padres en la educación de sus hijos, no son sino mandatarios del único educador, que es Dios: no deben exasperar a los niños, sino practicar reprimendas y correcciones a la manera del mismo Dios Ef 6,4.

Por la extensión de este artículo lo hemos dividido en tres partes:

Autor: Xavier Léon-Dufour, S.I. (Lyón) en la voz “Educación” del Vocabulario de Teología bíblica, de la Ed. Herder 1996

Artículos relacionados:

Cfr. Vocabulario bíblico

Anuncios

3 comentarios en “III. La Iglesia educada y educadora”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s