¿Cómo se realizó en la Iglesia primitiva la selección de los libros canónicos? ¿Cómo se formó el canon cristiano?

Acabamos de ver que, al igual que ocurrió en Israel, encontramos, pues, una literatura cristianos amplia, más extensa que la canónica, y esto llevó a la Iglesia a la necesidad de distinguir entre unos y otros: recibiendo algunos como inspirados y distinguiéndolos netamente de los demás. ¿Cómo se realizó en la Iglesia primitiva la selección de los libros canónicos? ¿Cómo se formó el canon cristiano? Veamos:

– Esto se manifiesta al principio por la distinta manera de citarlos o leerlos;
– luego, ante el difundirse de escritos apócrifos y heréticos o ante el ataque a algunos libros por parte de herejes, como Marción, por medio de la publicación de listas:

  • La más antigua lista que poseemos es la del famoso Canon de Muratori  de fines del s. II (descubierto en 1740). Este documento divide la literatura cristiana primitiva en cuatro series:
    • 1) Libros tenidos por todos como sagrados, y como tales leídos públicamente en las iglesias; en esta serie se mencionan los 4 Evangelios, 13 Epístolas de S. Pablo (falta Hebreos), de las Epístolas Católicas sólo 1 y 2 Juan, Judas, probablemente 1 y 2 Pedro, y el Apocalipsis;
    • 2) Libros no tenidos par todos como sagrados y que, en consecuencia, no deben ser leídos públicamente en las Iglesias (Apocalipsis de S. Pedro);
    • 3) Libros de lectura privada, que no es lícito leer en las Iglesias (Pastor de Hermas);
    • 4) Libros que la Iglesia no puede recibir (literatura apócrifa y gnóstica).

A partir de esta fecha, la historia de las declaraciones sobre el canon se puede reconstruir de la siguiente manera:

En Occidente:

  •  desde el año 200 se aceptan como inspirados: los 4 Evangelios, 13 Epístolas de S. Pablo (Hebreos no entra en el canon occidental hasta el año 380), 1 Pe, 1 Jn, se cita la 2 Pe y la 2 Jn, pero no la 3 Jn, y el Apc. La Epístola de Santiago (St) era muy utilizada ya en el s.II.
  • Todo el canon del N.T. con sus 27 libros se menciona en el Decreto Gelasiano (año 382?, Denz.Sch. 179), y en la carta del papa Inocencio I del año 405 (Denz.Sch. 213). Estos documentos habían sido ya preparados por las decisiones de varios sínodos africanos: Hipona (393) y Cartago (297 y 419), citados también antes.
  • Las dudas de algunos eruditos como S. Jerónimo, quedan totalmente disipadas para el s. VI.

En Oriente:

  • En la lista de Clemente de Alejandría (217) faltan Philm, St, 2 Pe y 3 Jn.
  • En cuanto a Orígenes, aun cuando admite en principio la canonicidad de todo el N.T., expresa sus reservas sobre Heb, 2 Pet, y 2 y 3 Jn.
  • El Apocalipsis nunca fue discutido en Oriente hasta Dionisio de Alejandría que lo atribuyó a otro Juan, distinto del Apóstol, para combatir al milenarismo.
  • En Alejandría en la Epístola Pascual, XX-XIX, de S. Atanasio (367) aparece ya la lista completa de los 27 libros.
  • Más lento fue el reconocimiento en Antioquía y Siria, donde hasta el s. VI no aparecen en las listas el Apocalipsis y cuatro de las Epístolas Católicas. Estas dudas de la iglesia antioquena influyeron mucho en las demás iglesias orientales (Asia Menor, Chipre, Palestina), de modo que hasta el concilio llamado Trullano o Quinisexto (692) no se llegó en el Oriente a la unanimidad.

Una última aclaración: Los libros sobre los cuales se suscitaron dudas, tanto en Oriente como en Occidente (Hebreos, Santiago, 2 Pedro, 2 y 3 de Juan, Judas y Apocalipsis) son llamados deuterocanónicos del Nuevo Testamento.

Resumiendo: Como vimos, desde el s. VI quedaba claramente determinado el canon del A.T. en el seno del Cristianismo; será a partir del mismo siglo cuando se llege a la unanimidad sobre el canon del N.T. en Occidente y en el s. VII en Oriente.

No sería hasta s. XVI, con el Humanismo, cuando surgieron algunas divergencias sobre la extensión del canon bíblico. Nos preguntamos ahora: ¿En qué consistían estas divergencias sobre la extensión del canon bíblico y cómo se solucionaron? ¿Cuál fue la trascendencia de la declaración del Concicilio de Trento? Veamos.

Anuncios

5 comentarios en “¿Cómo se realizó en la Iglesia primitiva la selección de los libros canónicos? ¿Cómo se formó el canon cristiano?”

  1. Que interesante, es saber como ha sido formado el canón de la Iglesia con los libros Sagrados y porque algunos son deteurocanonicos y otros no (aprocrifos) los 3 Evangelios sinopticos y el de San Juan que es un deleite leerlo y luego el apocalipsis, las cartas de San Pablo y Hechos de los apóstoles que conforman el NT.

    Gracias y espero comentarios para ratificar lo que estudiamos sobre el apocalipsis.

    “Servir amando”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s