Sobre las divergencias entorno a la extensión del canon bíblico.

Ya vimos como desde el s. VI quedaba claramente determinado el canon del A. T. en el seno del Cristianismo; a partir del mismo siglo se llega a la unanimidad sobre el canon del N. T. en Occidente y en el s. VII en Oriente. 

Un replanteamiento de la extensión del canon bíblico no se dio hasta el Humanismo, cuando Erasmo planteó la cuestión de los deuterocanónicos, no porque dudara de su canonicidad e inspiración, que afirma, sino porque vacila en aceptar que estén escritos por los mismos Apóstoles. Más lejos fue el cardenal Cayetano, el cual parece negar la inspiración de los escritos no apostólicos.

En los días de la Reforma  prende por obra del protestantismo el afán revisionista del canon bíblico. En el año 1520, Carlostadio propone el retorno al canon breve palestinense para el A.T.

En cuanto a Lutero, en un principio rechaza todos los deuterocanónicos del A.T. (excepto, quizá, 1 Macabeos); más tarde, acepta la doctrina de Carlostadio y, así, en su traducción alemana de la Biblia incluye los deuterocanónicos al final del A.T., a modo de apéndice con el título de Apócrifos.

Respecto del N.T., las doctrinas protestantes han sido más discordantes. Lutero excluye del canon bíblico el Apocalipsis, Hebreos, Santiago y Judas; Zwinglio  sólo rechaza el Apocalipsis; y Ecolampadio, todos los deuterocanónicos. Los luteranos adoptan la doctrina de M. Chemnitz, que rechaza todos los deuterocanónicos; pero a partir del s. XVIII, principalmente por influencia del pietismo, vuelven a la praxis calvinista que aceptaba el canon católico íntegro.

En cuanto a la Iglesia rusa, el Santo Sínodo acordó en el s. XIX que en los seminarios se enseñara la doctrina de los protestantes respecto de los deuterocanónicos del A.T. En la Iglesia griega, los teólogos en general se acercan a la misma doctrina.

El auténtico canon bíblico de la Iglesia, que se encontraba ya recogido en los documentos que se han ido citando,

Un comentario en “Sobre las divergencias entorno a la extensión del canon bíblico.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s