La Inspiración pasiva como influjo divino en la voluntad del hagiógrafo

4 julio, 2012

El carisma inspirativo en cuanto recibido por el hagiógrafo es lo que se denomina inspiración pasiva. Así considerada, comporta tres acciones divinas en el hagiógrafo: ilustración de la mente; moción de la voluntad; y asistencia en las facultades ejecutivas. Además del influjo en el intelecto del hagiógrafo, hay que considerar la moción divina de su voluntad. Según palabras de León XIII en la enc. Providentissimús Deus: «Con fuerza sobrenatural de tal modo los movió (Dios a los hagiógrafos bíblicos) a escribir aquellas cosas que Él mismo quiso… que quisieran ellos escribirlas fielmente».

Es también evidente que siendo la Biblia la expresión escrita de la voluntad de Dios, a la cual debemos prestar un asentimiento absoluto de fe, debemos tener la garantía de que los hagiógrafos nos han dicho fielmente lo que Dios quería decirnos. En otras palabras, necesitamos la garantía divina de que los hagiógrafos, ni por temor, pusilanimidad, etc., hayan alterado el mensaje divino de que eran portadores.

En cuanto a la explicación teológica de tal moción divina en la voluntad del hagiografo, fundamentalmente se han dado dos tipos de explicación:1) la llamada tomista basada en los principios de Sto. Tomás, y 2) la que, con unas u otras matizaciones, se basa en la teoría de la llamada ciencia media.

La teoría tomista

Es la más común en teología católica, y afirma para que podamos tener garantía absoluta de la sinceridad de los hagiógrafos, es necesario que Dios haya movido infaliblemente su voluntad mediante la llamada moción o premoción física, entendiendo por tal, no la mera presentación de alicientes, etc. (moción moral que obra desde el exterior del sujeto que va a actuar), sino una acción en el interior de la propia voluntad. A la cuestión de ¿qué pasa con la libertad del hagiógrafo? Se responde que Dios es el único que mueve física e infaliblemente sin coartar la libertad humana. No podemos decir que esta explicación pertenezca a la esencia del dogma de la i. bíblica, pero sí que es la explicación más idónea hasta ahora.

La teoría de la llamada ciencia media.

Es menos común y sostiene que Dios, por la llamada ciencia media, conoce precisamente las reacciones de la libre voluntad humana, y excita a ésta moralmente para que cumpla lo indicado por Dios; esa voluntad divina se cumple en la voluntad del hagiógrafo, porque Dios ha previsto y seleccionado a aquellos hagiógrafos que iban a cumplir su divina voluntad. Con esta explicación moral, se ha querido salvar la libertad del hagiógrafo, según ellos no suficientemente garantizada por la explicación tomista.

About these ads

2 comentarios to “La Inspiración pasiva como influjo divino en la voluntad del hagiógrafo”


  1. [...] Esta asistencia se concibe como distinta y complementaria del influjo ilustrativo de la mente y de la moción de la voluntad. La asistencia divina a las facultades ejecutivas acaece durante todo el tiempo en que se está [...]


  2. [...] b) moción de la voluntad para que se determine, libremente, a poner por escrito el mensaje divino c… [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.429 seguidores

%d personas les gusta esto: