¿Tan importante es no separar a Jesús de sus testigos?

Esta entrada pertenece a la serie ¿Qué sabemos de Jesús de Nazaret? y es continuación de ¿Qué principios protestantes están en la base de la confrontación moderna entre Jesús y la Iglesia?

No nos cabe duda: separar a Jesús de sus testigos significa acabar perdiendo al Jesús real y verdaderamente interesante para nosotros. La historia de muchos intentos de este tipo lo ha demostrado. La imagen de Jesús que se puede obtener del mero estudio y análisis de textos, aunque sean los textos sagrados de la Biblia, resulta más bien pobre; con frecuencia, un reflejo de las ideas y de los deseos del investigador, en lugar de un retrato fiel del original. Es un peligro que acecha a la investigación de cualquier personaje histórico. Pero en el caso de Jesús no será sólo un peligro, sino un hecho casi inevitable. Porque Jesús es un figura absolutamente singular. En su persona se cruzan los caminos del Cielo y de la tierra, de Dios y del hombre, de lo Infinito y de lo limitado, del Poder creador y de la debilidad del esclavo. ¿Qué método histórico o científico podrá servirnos para conocer lo que pasa realmente en una persona como ésta, si realmente es así? Ciertamente no podrá servir ningún método que no sea capaz de abrirnos el camino hacia todas esas realidades tan diversas. Los textos bíblicos reflejan, es cierto, toda esa riqueza y esa complejidad. Pero ni siquiera ellos son suficientes para expresada por sí solos en toda su profundidad. ¡Tan único es aquello que testimonian! Los textos han de ser sostenidos e iluminados por el acontecimiento mismo del que hablan. Si no, se quedarán cortos, como les sucede a los lectores del Evangelio bienintencionados, pero solitarios, que no los leen a la luz del hogar eclesial; o sufrirán el acoso de métodos que, en último término, no harán más que hacerles decir lo que en realidad los textos no quieren decir, como ha sucedido casi siempre que la crítica histórica moderna los ha separado del ambiente vital propio de ellos.

¿Qué aporta el testimonio de la Iglesia para el conocimiento de Jesús?

El testimonio eclesial permite dar unidad a los elementos, tan diversos, que configuran la persona de Jesús. Es decir, permite captar la singularidad de su figura y evita que se la interprete parcialmente, de un modo reductivo. La singularidad de Jesús está en los textos, pero es necesario captarla. Se trata, en definitiva, de la unidad concreta conformada en Jesucristo por su historia humana y su trascendencia divina; una unidad que constituye su persona. Es la unidad que atestigua siempre la Tradición de la Iglesia.

La Iglesia existe en la historia como una comunidad de comunicación en varias direcciones. En ella se encuentran en diálogo los que convivieron con Jesús y fueron testigos de su resurrección con quienes hoy abrimos las páginas del Evangelio en un medio secular adverso a todo lenguaje sobre Dios. Pero en ella se encuentran también en comunicación los cristianos de una misma generación, entre ellos y con los hombres de su tiempo. En ella se encuentra, por fin, en comunicación con todas las generaciones el mismo Jesucristo por medio de su Espíritu. La Iglesia aporta, pues, para el conocimiento de Jesús, comunicaciones o testimonios vitales de orden histórico, antropológico y teológico. Todo ello está implicado en lo que se llama la Tradición eclesial.

Esta entrada se continúa en la serie siguiente:

  1. ¿Qué se entiende por el testimonio histórico de la Iglesia en orden al conocimiento de Jesús?
  2. ¿Qué entendemos por el testimonio antropológico eclesial en orden al conocimiento de la verdad de la historia de Jesús?
  3. ¿Qué entendemos por el testimonio teológico en orden al conocimiento de la verdad de la historia de Jesús?

Fuente: Juan Antonio Martínez Camino, Jesús de Nazaret, la verdad de su historia, ed. Edicel Centro Bíblico Católico (4ª ed. 2010)

5 comentarios en “¿Tan importante es no separar a Jesús de sus testigos?”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s