Creación

La creación de AdánLa creación es una noción fundamental de la Biblia: ella cimienta el sentido cristiano del hombre*. Plantea la cuestión del origen del mundo y del hombre, a la que tenemos necesidad de encontrar respuestas. Ahora bien, la respuesta de la Biblia no es de orden científico: ¿cómo se formó el universo, el hombre?; sino de orden teológico: ¿por qué Dios ha creado el universo y al hombre?

Dios crea sin cesar

«Al principio, Dios creó el cielo y la tierra» (Gn 1,1): este verbo crear (heb. bará’) sólo tiene como sujeto a Dios: sólo él es creador. El universo y todos los seres que lo habitan son la obra de Dios. La raíz de este verbo no está clara: ¿expulsar, dar a luz, o fundar, construir? El poema de Gn 1 insiste en dos puntos: en primer lugar, la separación de los elementos mezclados en el caos inicial; en segundo lugar, la creación por la sola Palabra* de Dios, expresión de su voluntad: «Y dijo Dios: Que exista la luz, y la luz existió» (Gn 1,3). El relato simbólico de Gn 2 muestra a Dios plantando el jardín de Edén y haciendo al hombre con arcilla, después insuflándole su propia respiración (Gn 2,6-7). Un texto tardío añadirá que creó todo «de la nada» (en latín: ex nihilo), sin materia preexistente (2 Mac 7,28). Para la Biblia, la creación no sólo se produce «al principio», sino que es continua, incesante: «Envías tu espíritu, los creas, y renuevas la faz de la tierra» (Sal 104,30).

En este mundo radicalmente dependiente de Dios, el hombre ha recibido una misión particular: continuar la obra creadora de Dios. El hombre es constituido como compañero de Dios; la suerte del mundo está ligada a su libertad: «¿Qué es el hombre para que te acuerdes de él (…)? Lo hiciste inferior a un dios, coronándole de gloria y esplendor; le diste el dominio sobre la obra de tus manos» (Sal 8,5-6).

Hacia la nueva creación

Los profetas habían anunciado que Dios prepara una nueva creación: «Pues voy a crear un cielo nuevo y una tierra nueva; lo pasado no se recordará» (Is 65,17). El vidente del Apocalipsis continúa: «Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva. Habían desaparecido el primer cielo y la primera tierra, y el mar ya no existía» (Ap 21,1). Las imágenes grandiosas de los apocalipsis* recuerdan a los creyentes que este mundo no es eterno y que está llamado, como todos los seres vivos, a conocer un final; Jesús anuncia igualmente: «El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán» (Mc 13,31).

Pablo expresa la situación de los cristianos, ya rescatados por el sacrifico de Cristo, pero todavía no salvados de la muerte. Están marcados por el pecado, que desorganiza la creación entera: «La creación misma espera anhelante que se manifieste lo que serán los hijos de Dios (…) condenada al fracaso (…) está gimiendo con dolores de parto hasta el presente; (…) gemimos en nuestro interior suspirando porque Dios nos haga sus hijos y libere nuestro cuerpo de la servidumbre de la corrupción y participar así en la gloriosa libertad de los hijos de Dios» (Rom 8,19-22). Es en este sentido como Cristo ha inaugurado una creación nueva: «Si alguien vive en Cristo, es una nueva criatura; lo viejo ha pasado, y ha aparecido algo nuevo» (2 Cor 5,17). Ésta es la obra de salvación* de Dios: poner todo en funcionamiento para que el hombre sea liberado de las fuerzas del mal, que le obstaculizan, y pueda recibir la vida misma de Dios.

Fuente: Cuadernos Bíblicos nº 123, Evd, 2005

Anuncios

11 comentarios en “Creación”

  1. La creacion es un regalo de dios, para que la humanidad admire las bellezas y alimente al espiritu con sus maravillas, todo lo creado es producto de un ser todopoderoso con una inteligencia y sabiduria infinita; todo lo creado esta perfectamente en armonia con la vida de los organismos: hombre, animales, plantas y microorganismos; nuestro planeta tierra tiene el tamaño ideal, la distancia al sol y a la luna es perfecta, es la energia que mueve a la vida; sin plantas la vida seria inutil, es la principal fuente de oxigeno elemento vital para la vida; los ciclos del agua, del nitrogeno, carbono, son indispensables para la vida, se pueden mencionar muchas cosas mas, en conclusion el creador del universo y lo existente, es obra de un ser poderoso y omnipotente llamado dios, que todo lo hizo perfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s