Espíritu

Para completar esta entrada conviene mirar también la voz Espíritu Santo.

En el Antiguo Testamento

1187917_Abstracto_IVEn hebreo, la palabra rúaj designa en primer lugar el aire en movimiento: el soplo, el viento, por tanto un dinamismo, una fuerza. Designa también la respiración, el aliento: el signo más visible de la vida.

Para los israelitas, este principio vital no es inmanente al hombre; le es dado por Dios durante su creación*: el Señor «sopló en su nariz un hálito de vida, y el hombre se convirtió en un ser viviente» (Gn 2,7). En efecto, la rúaj designa también el «soplo de Dios», con las imágenes del viento y del soplo vital: «Si retiras tu soplo, expiran y vuelven al polvo. Envías tu espíritu, los creas, y renuevas la faz de la tierra» (Sal 104,29-30). Por otra parte, toda la creación es atribuida al poder de esta energía vivificante: «La palabra del Señor hizo los cielos, el aliento de su boca, todas sus estrellas» (Sal 33,6). El viento es una de las armas de Dios cuando combate a los egipcios para salvar a Israel (Ex 14,21).

La rúaj del Señor es ante todo una realidad religiosa; su acción sobre el hombre es experimentada como vivificante o creadora:

  • Se manifiesta sobre todo por la fuerza comunicada a algunos individuos, que se vuelven capaces de llevar a cabo acciones excepcionales para liberar o para salvar al pueblo, especialmente los jueces (en particular Sansón: Jue 14,6.19; 15,14) Y los reyes (David: 1 Sam 16,13); éste será el caso del mesías, el rey ideal (Is 11,1-3).
  • Moisés deseaba que todo el pueblo recibiera el Espíritu de Dios y se convirtiera en profeta* (Nm 11,29). El profeta Ezequiel habla frecuentemente del Espíritu de Dios que debe transformar el corazón de los creyentes (Ez 36,25-26; 37,5-10.14). Pero los demás profetas prefieren hablar de la fuerza interior que les anima, la Palabra* de Dios (Jr 20,9). Entre los sabios de los últimos siglos, la Sabiduría* de Dios es comparada a veces con su Espíritu: «¿Quién conocería tu designio, si tú no le dieras la sabiduría y enviaras tu santo espíritu desde los cielos?» (Sab 9,17).

En el Nuevo Testamento

5437157Rúaj es traducido al griego por pneuma, y puede significar: el viento (Jn 3,8), el soplo, la respiración (Lc 23,46), la inteligencia (Mc 2,8) e incluso un fantasma (Lc 24,37). Se habla también de «espíritus impuros», que son los demonios, fuerzas diabólicas que Jesús combate (Mc 1,23.27). Pero la palabra designa sobre todo al Espíritu de Dios, «el Espíritu Santo»; es él quien conduce a Jesús (Mc 1,1) Y le lleva a actuar con poder, mientras que algunos le creen poseído por un espíritu impuro (Mc 3,28-30).

En los Hechos de los Apóstoles, el Espíritu Santo es el gran actor de la expansión misionera; su venida es visible en los tres «Pentecostés»; en Jerusalén (Hch 2,4.19), en Samaría (Hch 8,17) Y en Cesarea, sobre Cornelio y otros paganos (Hch 10,44-47). Es Pablo quien mejor habla del Espíritu Santo como fundamento dinámico de la vida cristiana. Porque el Espíritu Santo ha resucitado a Jesús de entre los muertos, recrea y transforma a los bautizados (Rom 8,10-11); hace de ellos los miembros del «cuerpo de Cristo», concediéndole a cada uno sus carismas, sus dones (1 Cor 12,4-11).

En el evangelio de Juan, Jesús anuncia que enviará al Espíritu Santo como otro defensor o abogado, el « Paráclito», para continuar y desarrollar su obra (Jn 14,26); «el Espíritu de la verdad os iluminará para que podáis entender la verdad completa» (Jn 16,13). Una vez resucitado, Jesús «sopló sobre ellos y les dijo: Recibid el Espíritu Santo» (Jn 20,22).

Fuente: Cuadernos Bíblicos nº 123, Evd, 2005

10 comentarios en “Espíritu”

  1. Felicitaciones por tus artículos! hace tiempo estoy suscrita aellos y los leo con agrado e interés. Me gustaría si que profundizaras un poco más en Espíritu en cuanto a que buscando citas bíblicas el NT en dnde apareceEspiritu te encuentras que “solo lo reciben los que obedecen” o “fue llevado por el Espíritu para ser tentado..” o también “el Espíritu impidió que fuéramos allí” etc. en cuanto a que Espiritu , una faceta que no es muy conocida de la Fuerza Viviente deDios . Gracias.

    1. Estimada Jenny, muchas gracias por tu comentario y la sugerencia que haces. Tendré en cuenta lo que dices. Quizás te pueda resultar de interés lo que escribí en esta entrada: Espíritu de Dios. Ahí encontrarás bastantes referencias al NT y al AT, aunque efectivamente faltan algunas como a las que haces tu referencia.
      Recibe un saludo cordial,

  2. Los felicito y agradezco su noble interés por difundir el conocimiento de la palabra de Dios; leyendo estos valiosos comentarios, despierta en nuestros corazones el hambre de conocer un poco más las riquezas que entraña la palabra del Dios que crea, que da vida, y que salva su creación. Al mismo tiempo, profundiza en el significado del término “espíritu” y todo lo que encierra cuando tantas veces la repetimos de modo superficial. Los amo en Cristo Jesús, E. Rodríguez.

  3. todo esto es tan nuevo para mi, que solo les puedo agradecer todo lo que he aprendido y siento que lo de Dios es ta extenso que solo es una gota de agua lo que he aprendido pero le pido ha Dios tener la oportunidad de conocer todo lo más que pueda a travez de estas páginas porque cuanto más leo,más deseo conocer.

    1. Mucas gracias Celina por tu comentario. Efectivamente el amor a Dios nos lleva al deseo de conocerle cada vez mejor, y ese conocimiento nos hace amarlo cada vez más y de un modo más profundo. ¡Animo con este propósito tuyo! Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s