El sentido litúrgico del Apocalipsis

cordero02En efecto resulta que las muchas piezas de este libro tienen un sentido litúrgico, por ejemplo cuando se detallan estos elementos: el altar (Apoc 8,3-4;11,1), sus sacerdotes (4,4; 11,15; 14,3; 19,4; cf. vestiduras litúrgicas: 1,13;4,4; 6,11; 7,9; 15,6; 19,13-14; cf. celibato 14,4), velas y candelabros (1,12; 2,5), incienso (5,8; 8,3-5), maná (2, 17), cálices (15,7; cap. 16), culto dominical (1, 10), la importancia que da a la Virgen María (12, 1-6), la intercesión de los Ángeles y los santos (5,8; 6,9-10; 8,3-4; y de san MIguel Arcángel en 12,7) el «Santo, santo, santo» (4,8), el Gloria (15,3-4), la señal de la cruz (Tau) (7,3; 14,1 y 22,4), el Aleluya (19,1.3.4.6), las lecturas de la Sagrada Escritura (libros que se abren: 5,1; cap. 23), el Amén (19,4; 22,21) y el «Cordero de Dios» (5,6 en adelante, más de 28 veces; cf. la Cena de las bodas del Cordero, 19, 9-17 ). No se trata de interrupciones de la narración o detalles incidentales; son la verdadera sustancia del Apocalipsis.

Para los judíos piadosos, más que un lugar de culto, el Templo era como un modelo a escala de toda la creación. De la misma manera que el universo fue hecho para ser el santuario de Dios, con Adán sirviéndole como sacerdote, así el Templo existía para restaurar este orden, con los sacerdotes de Israel sirviendo ante el Santo de los santos. Desde esta perpectiva se reconoce inmediatamente el Templo en la descripción del cielo que hace el Apocalipsis. En el Templo, como en el cielo  de Juan, encontramos: la menoráh (siete candeleros de oro, Apoc 1, 12) y el altar del incienso (8, 35) estaban delante del Santo de los santos. En el Templo, adornaban las paredes cuatro querubines tallados, como las cuatro criaturas vivientes sirven ante el trono en el cielo de Juan. Los veinticuatro «ancianos» (en griego, presbyteroi, de donde proviene en español «presbíteros») de Apocalipsis 4, 4, eran una réplica de las veinticuatro divisiones sacerdotales que oficiaban a lo largo del año en el Templo. El «mar transparente como el cristal» (Apoc 4, 6) era la gran piscina de bronce pulido del Templo, con capacidad para 50.000 litros de agua. En el centro del Templo del Apocalipsis, como en el Templo de Salomón, estaba el Arca de la Alianza (Apoc 11, 19).

Bibliografía:

  • Sobre el Apocalipsis como una «visión del Templo», cf. R. A. Briggs, Jewish Temple Imaginery in the Book of Revelation, Peter Lang, Nueva York 1999, pp. 45110; A. Spatofora, From the “Temple of God” to God as the Temple: A Biblical Theological Study of the Temple in the Book of Revelation, Gregorian University Press, Roma 1997; 1. Paulien, “The Role of the Hebrew Cultus, Sanctuary, and Temple in the Plot and Structure of the Book of Revelation”, Andrews University Seminary Studies 33 (1995), pp. 24564; W Riley, “Temple Imagery and the Book of Revelation: Ancient Near Eastern Ideology and Cultic Resonances in the Apocalypse”, Proccedings of the Irish Biblical Association 6 (1982), pp. 81102.
  • La mayoría de los comentadores modernos (p. ej., Beale, Aune, Thompson, Caird, Ladd) reconocen los numerosos rasgos de las visiones de Juan como sacados de la liturgia del Templo (siete lámparas de pie = la menoráh, la túnica blanca como una vestidura sacerdotal, etc.).

12 comentarios en “El sentido litúrgico del Apocalipsis”

  1. Que interesante saber el sentido liturgico del apocalipsis, se leen aspectos importantes como : menora, altar, sacerdotes, cordero,vestiduras, incienso, mana, seres vivientes, ancianos, mar de cristal, sellos, etc.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s