Hijo, Filiación, Adopción (huios, huiotés, huiothesía)

220px-Christ_Pantocrator_Deesis_mosaic_Hagia_Sophia

Esta entrada pertenece a la serie vocabulario paulino

Pablo utiliza la palabra «hijo» en 40 ocasiones.

En Rom 1,3, el evangelio de Dios se refiere a su Hijo, nacido del linaje de David según la carne, establecido Hijo de Dios con poder según el Espíritu de santidad, por su resurrección de entre los muertos. El Jesús terreno es también el «(Hijo) primogénito» (Rom 8,29; Col 1,15.18). Una vez realizada la esperanza mesiánica, el título de (Hijo) de David, sobrentendido por Pablo, tomó todo su valor después de la resurrección.

Pablo utiliza igualmente las expresiones «Hijo de Dios» (8 veces) y «su Hijo» (9 veces) referidas a Jesús. En el Antiguo Testamento esta expresión designa a los seres celestiales (Gn 6,2; Job 1,6). En Pablo, este título es el más rico de sentido del Nuevo Testamento y el más sorprendente, ya que une lo divino y lo humano: Jesús, Hijo de Dios, enviado de Dios, a veces solamente «el Hijo» (1 Cor 15,28), es el sujeto del evangelio de Pablo (Rom 1,3.4.9). Pablo interpreta de forma nueva este título de Hijo de Dios asociado al sufrimiento; lo hace a la luz de la vida humana, de la muerte en la cruz y de la resurrección de Jesús (Rom 5,10; 8,32). Pablo interpreta y confiesa a Jesús como Hijo de Dios.

Pero la referencia a la cruz está en el corazón de la cristología paulina. El Todopoderoso se revela aquí en la impotencia y el sufrimiento en el corazón de la historia humana. El creyente no puede encontrar a Dios más que en Cristo crucificado. Resucitado, Cristo ha sido confirmado, revelado, realzado y glorificado en lo que él afirmaba ser antes de Pascua: Hijo de Dios (Rom 1,3; 2 Cor 1,19).

En la comunión con Cristo, los creyentes son ya «hijos de Dios» (Rom 8,14; Gál 3,26). A su vez, ellos dirán abba, es decir Padre (Rom 8,15-16; Gál 4,6). Entre tanto, en Rom 8,19, la creación entera sigue aguardando todavía la revelación como «hijos de Dios».

Huiothesía, «filiación reconocida, adopción», se utiliza 5 veces en Pablo para designar el reconocimiento de los cristianos como hijos de Dios o como hijos adoptivos (Rom 8,15.23; 9,4; Gál 4,5; cf. igualmente Ef 1,5).

Autor: M Carrez en Vocabulario de las epístolas paulinas, Cuadernos bíblicos n. 88

7 comentarios en “Hijo, Filiación, Adopción (huios, huiotés, huiothesía)”

  1. muy interesante el concepto hijo, el apostol pablo es el que mas lo usa en sus cartas, en el antiguo testamento hijo se refiere a las creaturas celestiales.

  2. aclara de una manera sencilla y profunda el concepto de hijo con respecto a jesús desde la perspectiva paulina. Excelente material que ayuda a conocer y profundizar el concepto de “hijo” en San Pablo

  3. Ninguna persona por sí misma puede encontrar a Dios y decidir retornar al camino de la verdad,”Porque por gracia sois salvos por medio de la fe;y esto no es obra de vosotros,pues es don de Dios;no por obras,para que nadie se glorie”(Efesios 2:8-9). Dios el Padre por medio de la muerte y resurrección de su Amado Hijo Jesucristo,abrió el camino para que toda persona pudiera salir del camino de la mentira(el camino del pecado),reconcilarse con su Creador y tener acceso libre al trono del Altísimo,”Así que,hermanos,teniendo libertad para entrar al Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo,por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo,esto es,de su carne,..”(Hebreos 10:19-20).Ahora bien,la conversión de la persona,es decir retornar al estado original,a su verdadero comienzo en que el hombre tuvo cuando fue creado por Dios,es obra del Espíritu Santo. Y para eso Dios prepara a sus siervos,a fin de que prediquen su palabra,ungidos con el poder del Espíritu Santo,porque la voluntad de Dios es que todos sean salvo y vengan al conocimiento de la verdad(1 Timoteo 2:4).La persona que escucha el evangelio de la salvación con un espíritu de humildad,con el anhelo sincero de ser uno con su Creador,que tiene la intención de apartarse de lo malo y seguir lo bueno( y esto sólo lo conoce Dios),el Espíritu Santo le da convecimiento que es pecador(Juan 16:8) y lo constrita al arrepentimiento de sus pecados(2 Corintios 7:9-10).Alli es donde el poder de Dios es manifestado en el corazón de la persona y entonces se cumple lo nos enseña la palabra de Dios,”Mas a todos los que le recibieron,a los que creen en su nombre,les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;los cuales no son engendrados de sangre,ni de voluntad de varón,sino de Dios”(Juan 1:12-13).Y el Espíritu Santo que viene hacer morada en el corazón de la persona,da testimonio a su espíritu,que es un Hijo de Dios(Romanos 8:16).

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s