Evolución de la experiencia del Espíritu Santo en el NT

Espíritu SantoEsta entrada es un último apunte al trabajo sobre el Espíritu Santo en la Biblia. No queríamos despedir este trabajo sin una reflexión acerca de la evolución cronológica del lenguaje cristiano a la hora de revelar la experiencia del Espíritu Santo.

De un modo muy resumido y esquemático quedaría así:

  1. El lenguaje espontáneo y dinámico de Pablo sigue estando todavía cerca de la vida palpitante de las primeras comunidades. En él, no siempre se distinguen las actividades de Cristo y las del Espíritu: vivir en Cristo es también vivir en el Espíritu.
  2. En el evangelio de Marcos, el Espíritu sigue siendo muy discreto: dentro de la línea del Antiguo Testamento, es la fuerza de Dios que libera al hombre de los malos espíritus.
  3. En Lucas, por el contrario, el Espíritu está continuamente presente y operante, desde el evangelio de la infancia que anuncia el misterio pascual. Manifiesta a Jesús como el Hijo de Dios, hasta el acontecimiento de pentecostés en donde la iglesia nace de la resurrección de Jesús.
  4. A lo largo de los relatos de los Hechos, verdadero «evangelio del Espíritu Santo», es Él el que suscita y propulsa a los testigos de Cristo. A través de las crisis, los conflictos y los bloqueos, asegura la expansión y la comunión de las iglesias dispersas. Lucas hereda el lenguaje de las iglesias paulinas, pero destaca la acción del Espíritu en las comunidades más bien que en cada uno de los cristianos.
  5. El evangelio de Juan atestigua una experiencia muy distinta. La personalidad del Espíritu paráclito queda fuertemente marcada en sus discursos: es «la actualidad de Cristo», ya que prosigue en cada creyente la obra de revelación que comenzó Jesús, el que lo envió. El es el que hace acoger en la fe la palabra del Hijo venida del Padre. El dirige a cada uno hacia la verdad entera, desplegando las riquezas de la palabra hecha carne.
  6. Al final del Apocalipsis, cuando se cierra el libro y alcanza al presente de cada generación cristiana, el Espíritu hace brotar la plegaria impaciente hacia el horizonte de nuestras vidas:

El Espíritu y la esposa dicen: «iVen!». El que oye diga: «iVen!». Amén. ¡Ven, Señor Jesús! (Ap 22, 17.20)

3 comentarios en “Evolución de la experiencia del Espíritu Santo en el NT”

  1. El espiritu santo es la fuerza, es la energia que nos mueve hacia nuestro señor jesucristo, es la tercera persona de la santisima trinidad, el espiritu santo fue la fuerza que tomaron los apostoles, para llevar el mensaje de salvacion a las diferentes partes del mundo, los cristianos debemos estar en mas contacto con el espiritu santo en nuestras oraciones, para estar en comunion con dios; san lucas dice que el espiritu es dinamico y operante y ha estado desde la infancia de jesus hasta el pentecostes, en donde la iglesia nace de la resurreccion de jesus.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s