El silencio de las mujeres en las reuniones de la Iglesia, en san Pablo

velo-660x330La indicación que aparece en 1 Cor 14,33-35 plantea algunas dificultades, porque Pablo indica a las mujeres que permanezcan en silencio durante las asambleas: Como en todas las reuniones de los fieles, 34 las mujeres callen en las asambleas, pues no les está permitido hablar, sino que se muestren sumisas, como manda la ley.  35 Si quieren aprender algo, que lo pregunten a sus propios maridos en casa; pues no está bien visto que una mujer hable en una asamblea”.

Sin embargo, estos versículos parecen contradecir lo que acaba de decir poco antes en 1 Cor 14,31 (“todos pueden profetizar“) y también en 1 Cor 11,5, donde se da por supuesto que las mujeres profetizan en las asambleas. Así pues, las declaraciones de 1 Cor 14,34-38 deben ser contextualizadas, esto es: interpretarse en consonancia con los versículos precedentes sobre la profecía. 

Pablo ciertamente no tiene la intención de impedir a las mujeres profetizar (de hecho lo da por supuesto, cf. 1Cor 11,5), sino que más bien propone que en vez sopesar y juzgar en la asamblea las profecías de sus maridos, las hablen en casa entre ellos (cf. 14,35). Por tanto, los principios subyacentes a dicha prohibición son: el respeto, la armonía entre los esposos y el buen orden en las reuniones. Estos principios siguen siendo válidos hoy en día, y su aplicación dependerá obviamente del estatus dado a las mujeres en sus civilizaciones y culturas.

En efecto, Pablo no hace callar a la mujer, sólo aporta una solución adecuada a la situación de las asambleas de aquel momento. Por tanto, hemos de distinguir entre los principios y su aplicación; los principios permanecen pero la aplicación, no es de extrañar que, de algún modo, esté condicionada por el contexto social y cultural del momento.

Bibliografía

5 comentarios en “El silencio de las mujeres en las reuniones de la Iglesia, en san Pablo”

  1. La mujer siempre ha sido relegada en la sociedad judia, no participaban en las asambleas, para opinar o para proponer alguna propuesta, san pablo lo confirma en la carta de los corintios; sin embargo jesus tenia entre sus seguidores a mujeres que anduvieron con el hasta su muerte,; jesus rompe con las tradiciones judias que no le daban el lugar que merecian las mujeres, como por ejemplo maria magdalena y otras marias, para predicar el evangelio jesus no hacia distincion de genero.

  2. ES MUY HERMOSA LA SAGRADA ESCRITURA,Y NE GUSTA MUCHO ESTUDIARLA,PERO ME GUSTABA Y ME GUSTA,LA ANTIGUITA,COMO ESTABA ANTES DE ESTE CAMBIO,ME SIENTO MUY TRISTE,GRACIAS,QUE DIOS LOS BENDIGA.

    1. M Beatriz siento que no te guste esta nueva presentación, pero por ahora vamos a seguir con este modelo. Te agradecería mucho que me digas en qué se puede corregir y qué te gustaría tuviera para intentar adptarnos. Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s