9. Los libros históricos de la época helenística

arcc3a1ngel-san-rafael_-curacic3b3n-de-tobit_-paul-troger_Después de los libros de las Crónicas, Esdras y Nehemías, vienen a continuación los libros de Tobías, Judit y Ester. Y después, para finalizar los libros históricos vienen los libros primero y segundo de los Macabeos.

Estos libros difieren notablemente de los anteriores y también entre sí, por lo que no se puede decir que formen un bloque unitario. Se caracterizan por lo siguiente: 1) Que la versión canónica de la mayor parte de ellos está en griego, mientras que todos los anteriores estaban escritos en hebreo, salvo algunas partes en arameo en el libro de Ester. 2) Han sido redactados en una época más reciente que los primeros, cerca del tiempo en que vivió Jesucristo, cuando la cultura helenística llevaba ya bastante tiempo implantada en Palestina. 3) En muchos casos adoptan una lengua y unos modos de expresar la historia que son característicos del influjo cultural griego.

El libro de Tobías

san-rafael-arcangel.jpgEl libro de Tobías es uno de los llamados libros deuterocanónicos. Se estima que este libro fue compuesto un poco antes de la época Macabea, hacia el año 200 a.C. Ha llegado hasta nosotros de tres versiones, según los manuscritos en los que se encuentra:

  1. La versión griega del códice Sinaítico (S) (siglos IV-V). Es la más larga, y coincide con las versiones latinas.
  2. La versión griega de los manuscritos Vaticano (B) y Alejandrino (A) (siglos IV y V). Es más breve y elegante que la anterior. Se considera que es posterior.
  3. La redacción griega atestiguada por algunos códices minúsculos griegos y en la versión siriaca. Es considerada de segundo orden respecto a las anteriores.

Nota: Existen unos pequeños fragmentos escritos en arameo descubiertos en Qumrán. por eso se discute si el libro se compuso originariamente en griego, en arameo o en hebreo. Pero el texto griego es el que ha sido recibido como canónico por la Iglesia. Mirar en este enlace para el esquema de la lectura del libro de Tobías

Se trata de un relato familiar de judíos en la diáspora. El relato pretende exhortar a quienes viven fuera de su tierra a confiar en Dios, a practicar las obras de misericordia y a mantener la identidad judía tomando como esposas a mujeres de su misma raza.

Contenido teológico del Libro de Tobias

  • La idea de fondo es: Dios protege a los justos. Dios actúa con su providencia no sólo en la vida del pueblo, sino también en la de cada persona y cada familia. Lo importante no es tanto entender el sentido de las desgracias, sino recurrir a Dios y ponerse en sus manos. También se destacan las obras de misericordia y el mantenerse fiel a la propia identidad religiosa, a pesar de vivir en ambiente pagano.  Para ver más aquí: Sentido teológico de Tobías.
  • Dios escucha y atiende la oración, si confiamos veremos como todo concurre para el bien de los que aman al Señor. Las Obras de misericordia dan apertura universal al obrar piadoso. Por último, se destaca la acción de Dios a través de sus ángeles. Para ver más aquí: Significación del libro de Tobías en la fe de la Iglesia.

El libro de Judit

judith

Judit es también un libro deuterocanónico, es decir, forma parte del canon cristiano pero no del canon hebreo.

Se conservan varias familias de manuscritos de un texto griego, que se suele considerar que es la traducción de un original semítico.

Las traducciones vetus-latina y siriaca proceden del texto griego, pero en la Vulgata San Jerónimo hizo una revisión de antiguas traducciones latinas teniendo a la vista un texto arameo.

Caravaggio, Judith Beheading Holofernes c1598El argumento del libro habla de la presencia de Dios en medio de su pueblo, que sufre y combate por Él, y del triunfo de los judíos sobre sus enemigos. Pinchar en este enlace para estudiar la estructura del libro de Judit

Fecha de redacción. Encontramos en su redacción expresiones típicas de la época persa: preparar la tierra y el agua (cf. Jdt 2,7); el «dios del cielo» (cf. Jdt 5,8); nombres como Holofernes y Bagoas. También encontramos muchos elementos griegos como: la «gerousía» (o consejo de los ancianos) de Jerusalén (cf. Jdt 11,14); las coronas (cf. Jdt 3,7); o un rey Nabucodonosor divinizado (cf. Jdt 3,8).

El marco geográfico parece fantasioso; topónimos como Betulia no son identificados. Su particular género literario está lleno de elementos simbólicos: Nabucodonosor podría ser Antioco IV Epifanes; y Nínive sería Antioquía (capital del reino Seléucida); la pequeña ciudad de Betulia, que resiste heroicamente, es símbolo de todo Israel; Judit (que significa «la judía») es figura del pueblo entero que se enfrenta audazmente a enemigos poderosos con el sólo auxilio de su fe y su confianza en Dios.

Todo lo anterior hace pensar que la redacción del libro de Judit probablemente habría que situarla en la época asmonea (142–63 a.C.), tras la dura la persecución de Antíoco IV Epífanes y la revolución macabea.

Contenido teológico del libro de Judit

  • El que ha querido seducir a Israel para llevarlo a la idolatría es seducido, y el Señor ayuda a los que le son fieles. Puede más la fe que la fuerza. La prudencia que otorga la sabiduría de la fe supera a toda sabiduría humana. Dios se apoya en los débiles. Pero la fe no excluye la necesidad de cooperación. Para saber más aquí: Sentido teológico de Judit.
  • Se aplican en plenitud a la Virgen María expresiones y textos que cantan la fe y sabiduría de Judit. Providencia de Dios, que no abandona a su pueblo. Fortaleza de la mujer que vive de fe, y modelo de muchas virtudes. Para saber más aquí: Significación del libro de Judit en la fe de la Iglesia

El libro de Ester

Konrad_Witz_002

El libro de Ester se sitúa, en las ediciones de la Vulgata latina, inmediatamente después de los libros de Tobías y Judit. En la traducción griega de los Setenta, en la mayoría de los códices que conservamos, se sitúa también hacia el final de los libros históricos del Antiguo Testamento, aunque delante de Judit y Tobías. En la Biblia Hebrea se incluye entre los Escritos. Es uno de los cinco megil·lot, es decir, de los cinco rollos de pergamino que se leen en algunas fiestas judía, en concreto, el libro de Ester se lee en la fiesta popular y alegre de Purim.

Conservamos manuscritos del texto hebreo y del texto griego de este libro, así como de traducciones antiguas a otras lenguas. Algunos manuscritos del libro de Ester que han llegado hasta nosotros presentan algunas diferencias entre sí. Por ejemplo, al comparar el texto griego con el hebreo se puede advertir que el griego no es una simple traducción del hebreo, sino que lo completa con varios añadidos de notable extensión. También hay algunas diferencias entre los diversos textos griegos.

Las diferencias que presentan los distintos manuscritos de este texto posiblemente son consecuencia de su largo y complejo proceso de composición.

  • El núcleo central del argumento de este libro evoca la persecución sufrida por los judíos que vivían dispersos en el imperio persa. Su autor, haciéndose eco de esos recuerdos, escribió una hermosa narración para que fuese leída en la fiesta de Purim y sirviera para instruir al pueblo acerca de la perpetua fidelidad de Dios, que nunca abandona a los suyos.
  • Más adelante, otro u otros autores redactaron un texto nuevo traduciendo al griego el original hebreo y completándolo con algunos pasajes que servían para explicar mejor la intervención de Dios en la historia y dejar constancia de la importancia de la oración para que el Señor ayudase a su pueblo. El libro adquirió de este modo su forma actual. No se sabe con certeza cuándo sucedió esto, aunque la frase con la que termina el libro en el texto griego ofrece algunas pistas: «Durante el año cuarto del reinado de Tolomeo y Cleopatra, Dositeo, que afirmaba ser sacerdote y levita, y su hijo Tolomeo llevaron la presente carta relativa a los Purim, afirmando que se trataba de la carta auténtica traducida por Lisímaco, hijo de Tolomeo, originarios de Jerusalén» (Est 10, 3l). De acuerdo con esta indicación, eso sería el año 114 a.C., si se tratara de Tolomeo VIII, o el 77 a.C. si fuera Tolomeo XII. En cualquier caso, todos los demás datos apuntan también a finales del siglo II o primera parte del siglo I a.C.

En este enlace para la estructura de la lectura del libro de Ester

Contenido teológico del libro de Ester

  • En el texto hebreo no se nombra a Dios. – Se habla de la acción discreta del Señor que, con su providencia, cuida de su pueblo. Los suplementos griegos explicitan que: – Dios escucha las oraciones de su pueblo. – Cuenta con la responsabilidad e iniciativas personales para resolver los problemas. Un canto a la valentía y a la perseverancia a pesar de los pesares. Para saber más: Sentido teológico de Ester.
  • Providencia de Dios con su pueblo. Dios cuenta con la correspondencia humana, y la valentía, además de con la oración. Ester figura de María, por la grandeza de su alma y la eficacia de su mediación. Aquí para saber más: Significación del libro de Ester en la fe de la Iglesia.

El libro primero de los Macabeos

rebelion_de_los_macabeos.jpgSe conservan cuatro libros con el título de «Macabeos», pero sólo dos de ellos están en relación con el movimiento macabeo, que son los dos libros incluidos en el canon cristiano de la Escritura. Estos dos libros son también deuterocanónicos.

El título “Macabeos” deriva del apodo dado a Judas, Maccabí, el protagonista de la lucha contra Antioco IV Epifanes (cf. 1 M 5,34). Los dos libros canónicos son totalmente independientes entre sí, en cuanto al autor, tiempo de composición y finalidad, aunque se refieren al mismo periodo histórico.

  • El texto original del libro primero estaba en hebreo, y tanto Orígenes como San Jerónimo llegaron a conocer ese texto, que se ha perdido. Actualmente sólo se conservan versiones griegas del mismo. Por otra parte, aunque no se tuvieran noticias de la existencia de ese texto hebreo anterior, la abundancia de giros semíticos en el griego indicaría con bastante probabilidad que se trata de una versión literal del hebreo. El libro segundo fue compuesto directamente en griego.
  • La transmisión de los dos libros canónicos también ha seguido caminos separados. Por ejemplo, en el códice Sinaítico sólo figura el primero, en el Vaticano, ninguno, y en el Alejandrino, los dos.

El primer libro de los Macabeos trata sobre los inicios de la dinastía asmonea. Comienza con la llegada de Antioco IV al trono de Siria y termina con la muerte de Simón, el último superviviente de los hermanos de Judas Macabeo. Aquí para la estructura del libro primero de los Macabeos.

El autor de este libro se sirvió de varias fuentes para llevar a cabo su tarea. A lo largo de la obra se alude a documentos oficiales que el autor pudo consultar en los archivos del Templo (cf. 1 M 14,49): los anales de los sumos sacerdotes, a propósito de Jonatán y Simón (cf. 1 M 16,24), el elogio de Simón grabado en bronce (cf. 1 M 14,24-45), y algunas cartas de los reyes seléucidas y del senado romano dirigidas a Judas, Jonatán y Simón (cf. 1 M 5,10-13; 8,23-32; 10,18-20.25-45; 11,30-37; 12,6-18.20-23; 13,36-40; 14,20-23.27-45; 15,2-9.16-21). También pudo utilizar alguna fuente relativa a los monarcas seléucidas de Siria. Así pues, el autor es seguramente un judío de Palestina, residente quizás en Jerusalén, y fiel devoto de la Ley. La composición del libro habría que situarla alrededor del año 100 a.C.

Para saber más del contenido Teológico del primer libro de los Macabeos, pinchar en los siguientes enlaces:

El libro segundo de los Macabeos

macabeos

El libro segundo de los Macabeos no es continuación del primero, sino que narra de modo diverso, y con más detalle, algunos episodios de la actividad de Judas Macabeo, de la que ya se habló en 1 M 1,1—7,49. Este libro se transmitió unido en bastantes casos a 1 Macabeos, y así, los dos entraron a formar parte de la Biblia cristiana. En el códice Sinaítico sólo figura 1 Macabeos, pero en el Alejandrino se encuentran los dos, uno a continuación del otro. Precisamente por esta posición, la obra que ahora presentamos ha recibido el nombre de 2 Macabeos.

En este libro la narración de los acontecimientos comienza propiamente con Seleuco IV, hermano mayor y predecesor en el trono de Siria de Antíoco IV Epífanes, y termina con la victoria de Judas Macabeo sobre Nicanor, ocurrida en el 161 a.C. Para la exposición y estructura literaria del libro en este enlace. se desarrolla de la siguiente forma:

El libro segundo de los Macabeos fue compuesto directamente en griego. En 2 M 2,19-32 el autor deja constancia de la finalidad de su obra y de la fuente que ha utilizado. Explica que ha resumido una historia en cinco volúmenes escrita por Jasón de Cirene, y da a entender que así apoya la petición que se hacía en las cartas precedentes acerca de la celebración de la fiesta de la Dedicación. De la obra originaria de Jasón de Cirene no sabemos nada más que lo mencionado por el autor de 2 Macabeos. Es posible que la obra de Jasón narrase, como el libro primero de los Macabeos, lo referente a «Judas y a sus hermanos» (2 M 2,19), en cuyo caso podría haber sido compuesta después del año 134 a.C., fecha de la muerte de Simón Macabeo, el último de los hermanos de Judas. El libro segundo de los Macabeos habría sido redactado en torno al año 100 a.C., tal vez en Alejandría, donde se conservarían las cartas transcritas al comienzo, la primera de ellas fechada el 124 a.C.

Contenido teológico del segundo libro de los Macabeos

  • Cf.. Sentido teológico del segundo libro de los Macabeos. 1) La religión tiene un carácter absoluto, que deriva de su santidad; 2) Sentido del martirio; 3) Más allá de la muerte hay una vida eterna; 4) Los vivos pueden ofrecer sacrificios de expiación y oraciones por los difuntos; 5) Dios envía a sus ángeles para que acompañen a los justos y les ayuden a alcanzar la victoria
  • Cf.. Significación del libro segundo de los Macabeos en la fe de la Iglesia. 1) No temáis a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma (Mt 10,28); 2) En Jesús se cumple en plenitud la enseñanza de que el sufrimiento de los mártires tiene valor salvador para el pueblo; 3) La fe en la resurrección, se confirma por la resurrección de Jesús

BIBLIOGRAFÍA

Anuncios

7 comentarios en “9. Los libros históricos de la época helenística”

  1. Dios me los esta bendiciendo y muchas gracias por las enseñanzas q comparten conmigo muchas bendiciones

    Enviado desde Outlook

    ________________________________

  2. Mil gracias y bendiciones

    Por favor una pequeña monición del Evangelio San Juan 14: 1-4

    Gracias !!!!

    ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s