4. La inspiración de la Sagrada Escritura (Repaso)

6.jpg

4.1 Introducción

La Iglesia recibe y proclama la Sagrada Escritura como Palabra de Dios. La Revelación es acción de Dios. Dios se ha revelado en la historia. Jesucristo es la plenitud de la revelación de Dios. La Iglesia la continua ofreciendo a través de:

  • La Tradición: la iglesia en la palabra de los apóstoles y sus sucesores en el Magisterio.
  • La Sagrada Escritura: bajo la inspiración del Espíritu Santo.

En este capítulo queremos explicar qué se entiende por la palabra “inspiración”, elemento esencial por el que la Sagrada Escritura es tenida por Palabra de Dios, revelación, en la Iglesia.

4.2 Palabra de Dios e inspiración en los textos de la Sagrada Escritura

Las acciones divinas se insertan y dejan huella en la historia de la humanidad. Pero a la vez, las palabras que explican y relatan esas acciones y los proclaman como gestos divinas, se expresan a través del hombre y del lenguaje humano.

La Revelación en el Antiguo Testamento: Dios explica los hechos de la revelación de dos manera principales en la Sagrada Escritura: la locución divina y en otras formas:

  • La Locución Divina: Dios mismo comunica a personas elegidas el sentido y las consecuencias de los acontecimientos.
    • Dios habla a los patriarcas (Genesis), y habla a Moisés comunicándole el significado de la liberación de Egipto y de la donación de la tierra, y revelándole también la Ley con todos sus mandatos, estipulaciones de una alianza con Israel, el pueblo elegido (en los libros del Éxodo, Números, Levítico y Deuteronomio). La locución divina también refiere a los jueces, y, sobre todo, a los profetas, que en nombre de Dios pronunciaban sus oráculos de desgracia y de promesa (así se refleja en los libros históricos y proféticos).
    • Todas esas locuciones son, en los libros más antiguos de la Biblia, la palabra del Señor, cuya garantía de verdad va unida a su eficacia, como ya se describe desde Gn 1,1 (cf. Is 55,10-11).
  • Otras formas:
    • la narraciones desde la perspectiva de la fe en el Dios de Israel,
    • en las confesiones de fe (colectivas o individuales) y
    • en las reflexiones sapienciales sobre la conducta humana y sus consecuencias.
    • Son como reconocimientos, por parte del hombre, de aquello que Dios ha realizado y realiza a favor de su pueblo y de sus fieles, así como de las leyes que ha establecido en la creación.

La palabra de Dios y los escritos apocalípticos. Los escritos apocalípticos son de los finales del judaísmo veterotestamentario. Hablan de nuevas leyes, y promesas del futuro. También hacen referencia a las normas de conducta y dan motivos de esperanza a sus contemporáneos, ya que lo que está escrito en ellas ha de cumplirse, pues responde a los designios divinos.

4.3 El Nuevo Testamento y la inspiración

En el tiempo de Jesús, el pueblo judío reconocía cierto carácter sagrado de los libros del Antiguo Testamento. Además el Antiguo Testamento tenia su uso litúrgico: lo leían, lo comentaban y lo veneraban. Los judíos lo denominaban los libros santos y también, la Escritura Sagrada.

Jesús afirmó su carácter divino. Decía “no pasará la ley… hasta que todo se cumpla.” También, las cartas de los apóstoles afirman la inspiración por Dios de los libros. Por ejemplo, 2 Pedro 1, 20-21 y 2 Tim 3, 14-17.

Los primeros cristianos creían que Dios había hablado definitivamente por medio de su Hijo Jesucristo; Él es la Palabra de Dios hecha carne. Es decir que las palabras pronunciadas por Jesucristo son Palabras Divinas que sirven para suscitar, o fortalecer la fe en Él y así tener vida eterna. Los libros son, entonces, testimonio dado por el apóstol y al mismo tiempo el Espíritu Santo.

La predicación apostólica, que también forman parte del Nuevo Testamento, es la verdadera palabra de Dios puesta por escrito. Estos escritos toman varia formas: cartas, narración evangélica y de los hechos de los apóstoles, apocalipsis, etc.

Se encuentra en la Segunda Carta de San Pedro (2 Pe 3, 15-16), por ejemplo, la consideración de que las cartas de San Pablo tiene la misma autoridad que el Antiguo Testamento. En una de las cartas de San Pablo, el usa una frase del evangelio de San Lucas diciendo que es “Escritura”(1 Tim 5, 18). San Lucas era discípulo de San Pablo.

La Iglesia une los libros del Nuevo Testamento (la predicación apostólica) con los libros que ya utilizaban los judíos, formando un conjunto en que habla de Dios y Su Hijo Único.

4.4 La Inspiración de la Sagrada Escritura en la fe de la Iglesia: Tradición, Magisterio, Teología.

Aquí podemos mencionar en el primer lugar, el uso de los textos del Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento en la liturgia. Los textos son leídas y comentadas, pero también forman parte de la estructura de la liturgia. Todavía en los comienzos de la iglesia, se encuentra el uso de la Sagrada Escritura en la predicación de los Santos Padres de la Iglesia quienes consideran Dios como el autor de ambos testamentos. Estas consideraciones surgen en los escritos de apología, es decir, en defensa de la Iglesia contra la herejía. También defienden a los autores sagrados, afirmando que eran instrumentos de Dios y que estaban en la plenitud de sus facultades, es decir, que la inspiración no era en modo alguno mántica.

Quizás el modo de ver las Escrituras de San Juan Crisóstomo podía ser útil como referencia para el lector moderno. Nos dice que la Sagrada Escritura son como cartas escritas al genero humano por el Padre Celestial y transmitidos por los autores sagrados.

  • Concilio Vaticano I

En el documento “Dei Filius” (1.870) del concilio, esta recogida la primera definición dogmática de la inspiración. El texto es lo siguiente:

“Dichos libros del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento enteros con todas sus partes, como se describen en el decreto del mismo Concilio de [Trento]… deben ser recibidos por sagrados y canónicos. La Iglesia los tiene por sagrados y canónicos no porque, habiendo sido escritos por la sola industria humana, hayan sido después aprobados por su autoridad, ni sólo porque contengan la revelación sin error, sino porque escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo, tienen a Dios como autor y como tales han sido entregados a la misma Iglesia” (Dei Filius, cap. II; DH 3006).

El documento simplemente confirma lo que el Magisterio había definido varia veces antes que el Concilio. Los libros son sagrados y canónicos; escritos bajo la inspiración del Espíritu Santo, pero que tiene Dios como autor. La palabra “inspiración” refiere al contenido y a la “escritura” de los libros sagrados.

Además, el texto señala lo que la inspiración no es. Es decir, la inspiración no refiera a una asistencia negativa de Dios, es decir, solamente para evitar errores; ni tampoco se puede decir que son escritos posteriormente aprobados por la Iglesia.

Los concilios, las tradiciones, los padres, los místicos, etc. tienen elementos inspirados, por Dios es verdadero autor de la Escritura. Una especie de totalidad de inspiración. El documento también hablo del destino eclesial de los libros. 

  • El Magisterio entre los dos concilios

Aquí cabe mencionar que, en términos generales, el Magisterio insistía en la inerrancia bíblica. Las Encíclicas de León XIII (Providentissimus Deus, 1893), y de Benedicto XV (Spiritus Paraclitus, 1920), sirven como ejemplos de eso.

En la encíclica “Divino afflante Spiritu (1943)” del Pío XII, el papa señalaba la presencia de las huellas humanas de los hagiógrafos en la Escritura. Eran instrumentos vivos y dotados de razón. La consecuencia de estas reflexiones se veía en la sugerencia del papa en la necesidad de poner el fundamento para el estudio de los géneros literarios.

Además, los estudios teológicos estudiaban la naturaleza de la inspiración y la armonización de la acción de Dios y del hagiógrafo en la producción del libro sagrado. 

  • Concilio Vaticano II

En el documento Dei Verbum (1.965) leímos que “Dios eligió a hombres, y se valió de ellos que usaban sus propias facultades y fuerzas, de forma que, obrando El en ellos y por ellos, escribieron, como verdaderos autores, todo y sólo lo que Él quería” (DV n. 11). El documento se apoya en la Sagrada Escritura y en el Magisterio posterior mismas, en este caso citando: “En y por el hombre”: cf. Hb 1,1; 4,7 (en); 2Sam 23,2; Mt. 1,22 y frecuentemente (por); Conc. Vat. I, Schema de doctrina cathol., nota 9: Coll. Lac., VII, 522.

Aquí podemos señalar algunos de los acontecimientos nuevos: que el dogma de la inspiración proviene de la iglesia apostólica; que los autores son verdaderos autores (escritores sagrados); que Dios es el autor causante y no el autor literario; que los autores literarios son los autores humanos.

La Tradición se afirma que la Escritura transmite la Palabra de Dios y es la Palabra de Dios. Por ultimo, afirma que la finalidad de la inspiración de la Sagrado Escritura es poner por escrito lo revelado por Dios. La Escritura es “un todo”: considerada en su totalidad la que está inspirada y expresa la Palabra de Dios en la Iglesia.

Bibliografía básica

Anuncios

5 comentarios en “4. La inspiración de la Sagrada Escritura (Repaso)”

  1. Dios atraves de los hombres ha revelado el proceso biblico, para alcanzar la salvacion, objetivo de las sagradas escrituras, por ejemplo dios revelo al padre abrahan que su descendencia iba a ser numerosa y de ella saldrian reyes y profetas; a moises le revelo la tierra prometida, que se realizo con josue, a jacob le revelo que sus hijos serian jefe de las 12 tribus de israel, al rey salomon le dio sabiduria y riqueza, finalmente en jesucristo se cumple la promesa de salvar a la humanidad del pecado y es el unico camino, para alcanzar la salvacion eterna.

  2. no puedo ingresar ni suscribirme, todos los textos estan en ingles .Agradecería que woordpress permitiera la el uso del idioma español

    ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s