Génesis cap. 1-11 (vídeo)

Estamos con la intención de hacer una pequeña videoteca de los libros bíblicos. Hemos encontrado estos vídeos de bible-project que con algunas modificaciones de fondo, pueden servirnos. Empezamos con los primeros 11 capítulos del Génesis:

A continuación se expone el contenido del vídeo:

Estructura del libro

El Génesis es el primer libro de la Biblia y la trama se divide en dos partes principales:

  • del capítulo 1 al 11, donde se relata la historia de Dios y todo el mundo,
  • y del capítulo 12 al 50, que relata la historia de Dios y un hombre, Abraham, y su familia.

Estas dos partes están conectadas por un relato unificador que aparece a comienzos del capítulo 12. Este diseño nos da una pista para entender el mensaje global de Genesis y la forma en que se presenta la historia de toda la Biblia.

La creación del mundo y del hombre

Génesis comienza con lo que Dios hace con el desorden y la oscuridad, según se describe en el segundo versículo de la Biblia. Dios lo transforma en orden, belleza y bondad. Crea un mundo donde la vida puede prosperar.

Dios crea a una criatura llamada hombre, varón y mujer: Adam y Eva. Los hace a su imagen. Esto está relacionado con el papel y el propósito que Dios tiene para ellos en el mundo. Dios los crea para difundir Su imagen y les asigna la tarea de ser los representantes de Dios en el mundo, para gobernar el mundo. En concreto, esto significa que deben desarrollar todo su potencial y cuidarlo para convertirlo en un lugar donde pueda expandirse cada vez más la vida. Dios los bendice, aspecto clave de Génesis, y les da un jardín, un lugar donde comenzar a construir este nuevo mundo.

La clave es que el hombre puede elegir cómo van a construir el mundo, lo que está representado por el árbol del conocimiento del bien y el mal. Hasta aquí, Dios ha provisto y definido lo que es bueno y lo que no es bueno. Pero, ahora, Dios les da al hombre la dignidad y la libertad de elegir: si confían en la definición del bien y el mal provista por Dios o si actúan independientes de Dios y ellos mismos definen lo bueno y lo malo. Hay muchísimo en juego. Revelarse contra Dios es recibir la muerte porque significa rechazar al mismísimo dador de la vida, lo cual está representado por el árbol de la vida.

La serpiente: el pecado y sus consecuencias

En el capítulo 3, aparece una figura misteriosa: la serpiente. Solo se dice que ella es una criatura hecha por Dios. Queda claro que es una criatura que se ha rebelado contra Dios y que quiere llevar a los hombres a rebelarse y a morir. La serpiente afirma algo diferente acerca del árbol y de la libertad de elegir. Según ella, adquirir el conocimiento del bien y el mal no los matará, sino que les dará vida y los hará iguales a Dios. La ironía es la tragedia que le sigue, porque los hombres ya eran como Dios. Habían sido creados para reflejar la imagen de Dios. Pero, en lugar de confiar en Dios, los hombres deciden independizarse, adquieren el conocimiento del bien y el mal y, de inmediato, todo el relato se viene a pique, sin control.

La primera consecuencia es la relación de los seres humanos. El hombre y la mujer se dan cuenta de lo vulnerables que son, ni siquiera pueden confiar en uno en el otro. Así es que se hacen prendas para esconder el cuerpo el uno del otro. La segunda consecuencia es la intimidad entre Dios y los seres humanos. Así es que huyen y se esconden de Dios, y, cuando Dios los encuentra, ellos se culpan entre sí para demostrar quién se había rebelado primero. (Nota: obsérvese que Adán acusa a Dios por la mujer que le induce a pecar).

La promesa del vencedor de la serpiente

Aquí el relato se detiene y, con una serie de poemas breves Dios advierte a la serpiente y al hombre las trágicas consecuencias de sus acciones. Primero, Dios le dice a la serpiente que, a pesar de su aparente victoria, está destinada a la derrota y a comer polvo. Dios le promete que, un día, la simiente o un descendiente saldrá de la mujer y la herirá de muerte en la cabeza. Son muy buenas noticias; pero esta victoria tendrá un costo, porque la serpiente también herirá al descendiente en el talón, cuando él le aplaste la cabeza. El vencedor herido es una promesa bastante misteriosa (cfr. Jesucristo: vence muriendo: porque resucita).

Pero, hasta esta parte del relato, es una manifestación de la gracia de Dios. El hombre se rebeló contra lo que Dios hace, pero Dios promete rescatarle. Sin embargo, esto no borra las consecuencias de sus decisiones humanas. Dios advierte que todos los aspectos de la vida, en el hogar y en el trabajo, a causa de su rebelión, estarán llenos de aflicción y dolor, y que todo esto los llevará a la muerte.

La decadencia progresiva de los hombres

A partir de aquí, la historia comienza su decadencia. Del capítulo 3 al 11, queda registrado el efecto en cadena de la rebelión y el rompimiento de las relaciones en todos los aspectos. Tenemos la historia de dos hermanos: Caín y Abel. Caín envidia tanto a su hermano, que quiere asesinarlo. Dios le advierte que no ceda a la tentación, pero Caín cede de todas formas y asesina a Abel en el campo. Luego, Caín construye una ciudad donde reina la opresión y la violencia.

Esto se ve perfectamente representado en la vida de Lamec. En la Biblia, Lamec es el primer hombre en tener más de una esposa, las acumula como si fueran cosas que se pueden poseer. Entona una breve canción para decir que es más violento y vengativo que Caín.

Después de esto, viene una rara historia que trata acerca de “los hijos de Dios”, término que podría referirse a seres angélicos del mal o a reyes antiguos que afirman ser descendientes de los dioses. Al igual que Lamec, ellos tienen todas las esposas que desean y dan origen a los nefilim, grandes guerreros de la antigüedad. Cualquiera de las dos opciones está bien.

El punto es que los seres humanos están construyendo reinos que llenan el mundo de Dios de violencia y de mucha más corrupción. Como consecuencia, Dios tiene el corazón roto por tanto sufrimiento. Los seres humanos están destruyendo el mundo bueno que Dios creó, y se están destruyendo entre sí.

El diluvió y Noé (nuevo Adán)

Por la pasión que tiene Dios de proteger lo bueno de su mundo, elimina la maldad del ser humano con una gran inundación. Pero decide proteger a un ser humano inocente, Noé, y a su familia. Dios lo nombra el nuevo Adán, vuelve a dar su bendición divina y le encarga volver a entrar al mundo.

Estamos muy esperanzados hasta aquí, pero Noé falla también y, además, en un jardín. Planta una viña y se embriaga hasta perder el conocimiento. Uno de sus hijos, Cam, hace algo vergonzoso a su padre en la tienda. Tenemos al nuevo Adán, desnudo y avergonzado, al igual que el primero. Y vuelve a comenzar la decadencia sin control.

La torre de Babel

Todo lleva a la fundación de la ciudad de Babilonia. El pueblo de la Antigua Mesopotamia se forma en torno a una nueva tecnología: el ladrillo. Con él, pueden construir ciudades y torres más grandes y más rápido que nunca nadie en la historia y deciden construir un nuevo tipo de torre que llegue hasta los dioses, para tener gran renombre. Esto es una imagen de la rebelión y la arrogancia humana. Aquí se evidencia la rebelión del jardín. Entonces, Dios los humilla y los dispersa.

Este es un conjunto de relatos diversos que abordan un punto fundamental en común: Dios sigue dando a los seres humanos la oportunidad de hacer lo correcto con Su mundo, pero ellos siguen destruyéndolo.

Estos relatos sostienen que vivimos en un mundo bueno que nosotros hemos convertido en malo, y que todos, por nuestra propia cuenta, hemos decidido lo que es bueno y malo, con lo que hemos creados las separaciones de este mundo y causado conflictos, violencia y la muerte.

Pero hay esperanza. Dios promete que, un día, vendrá un descendiente, el vencedor herido que vencerá el mal en su origen. A pesar de la maldad de la humanidad, Dios está decidido a bendecir y a rescatar su mundo. Entonces, la gran pregunta es ¿qué va a hacer Dios al respecto? ¿Cuál es su plan? En el próximo relato, aparece el nexo que ofrece la respuesta. Pero, por ahora, de esto se trata la primera parte.

7 comentarios en “Génesis cap. 1-11 (vídeo)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s