Génesis cap. 12-50 (vídeo)

Seguimos con el libro de Génesis. En el primer video, vimos como los capítulos 1-11, establecen la línea histórica básica de la Biblia. Dios ha creado todas las cosas e hizo al hombre a su imagen para gobernar al mundo como Su representante. Los humanos eligieron el pecado y la rebelión así que el mundo giró fuera de control en violencia y muerte. Terminando en la rebelión y dispersión del pueblo en Babilonia.

Así que la gran pregunta es: ¿Qué es lo que hará Dios para rescatar y redimir su mundo? Con toda la dispersión en Babilonia, el autor sigue la genealogía de una particular familia, que llega eventualmente a un hombre llamado Abram, después conocido como Abraham. Y la promesa de Dios a Abraham, al principio del capítulo 12 abre un movimiento completamente nuevo en la historia. Veamos este vídeo:

Dios llama a Abraham a dejar su casa e ir a la tierra de Canaán, la cual, dice Dios, un día será suya. Y en esa tierra Dios le promete a Abraham, el convertirlo en una gran nación. Hacer su nombre grande y bendecirlo.

Ahora bien, estas promesas están conectadas a partes anteriores del libro. Babilonia había tratado, arrogantemente, de hacerse de un gran nombre para sí misma y eso no resulto demasiado bien. Pero Dios en su generosidad iba a otorgar un gran nombre en este tipo sin nombre conocido, Abraham. Y la bendición de Dios a Abraham hace también eco, yendo bien atrás, de aquella bendición original que Dios dio al hombre en el principio. Así que la pregunta es ¿por qué Dios va a bendecir a Abraham y a su familia? Y la última línea de la promesa de Dios deja esto en claro. Para que todas las familias de la tierra encuentren la bendición de Dios bendición en ti. Ahora, esto es clave para ir entendiendo todo el resto de la historia Bíblica

El plan de Dios es el de rescatar su mundo y bendecir a sus hijos rebeldes a través de la familia de Abraham. Y esta es la razón por la cual todo el resto de la historia del Antiguo Testamento simplemente se va a concentrar en esta particular familia. Eventualmente llamada “El pueblo de Israel”. Esta es también la razón por la cual, Israel llega a ser llamado el “reino de sacerdotes”, en el monte Sinaí. Dios quiere servirse de ellos para mostrarles a todas las otras las naciones, como es Él. Y finalmente, esta es la promesa que es tomada por los posteriores profetas y poetas bíblicos quienes dicen que su cumplimiento vendrá través del Rey Mesiánico de Israel. Cuyo reino traerá justicia y paz a todas las naciones.

Ahora, en este punto de la historia, nada de esto está claro. Hemos de seguir leyendo y ver la promesa desarrollarse. Así que el resto del libro se enfoca en Abraham y su familia. Primero, Abraham mismo. Luego su hijo Isaac; y luego su hijo Jacob; y luego,  los  hijos de Jacob. Y las historias de cada generación están unidas por dos temas principales. Así que primero cada generación de la familia de Abraham se caracteriza por reiterados fracasos. Ellos siguen tomando malas decisiones que echan a perder sus vidas y que ponen a las promesas de Dios en peligro, sin embargo, Dios se mantiene fiel a estas; Él sigue rescatándolos de ellos mismos y les reafirma su compromiso de bendecirlos y bendecir a las naciones a través de ellos a pesar de sus fallas.

Así que las historias de Abraham: Dios le había prometido a Abraham una gigantesca familia pero en dos ocasiones distintas, el teme por su vida, porque a otros hombres les atrae su esposa y lo que hace es negar que estaba siquiera casado con ella, lo que causa, por su puesto, todos estos problemas. Y no solo eso, Abraham y su esposa Sarah no pueden tener hijos así que Sarah hace los arreglos para que Abraham se acueste con una de sus mujeres sirvientas lo que también crea todos estos problemas en la familia. Pero en cada ocasión, Dios saca a Abraham del apuro. Y en los capítulos 15 y 17, Dios inclusive formaliza su promesa a Abraham con un compromiso oficial, llamado “Pacto“. Esta es una escena clásica. Dios invita a Abraham a mirar hacia arriba, a las estrellas de la noche y que las cuente. Y le dice: “Así es cuan numerosa será tu familia”. Y en contra de toda probabilidad, no teniendo hijos, ni manera de tener alguno por el momento, Abraham mira hacía arriba, al cielo y simplemente confía en la promesa de Dios. Y Dios responde entrando en un pacto con Abraham prometiéndole que él iba convertirse en un padre de muchas naciones para que la bendición de Dios viniera a todas las naciones. Dios le pide a Abraham que marque a su familia con una señal del pacto: Circuncisión de todos los niños varones en la familia. Este es un símbolo para recordarles que la fecundidad de su familia es un regalo de Dios. Y así, Abraham llega a tener muchos hijos eventualmente y muere a una buena y avanzada edad

Ahora la historia de Jacob desarrolla estos temas de forma aún más dramática. Desde su nacimiento, Jacob vive de acuerdo al significado de su nombre, el cual es: Engañador. El engaña a su hermano Esau, para que abandone su herencia y bendición. Y lo hace, nada menos que engañando a su viejo y ciego padre. Y luego simplemente se largó. Luego llegó a tomar cuatro esposas aunque en realidad solo amaba a una sola, Raquel. Y esto crea todas estas rivalidades en la familia. La única cosa que humilla a Jacob es ser engañado por su tío Laban, quien lo engaña quitándole años de su vida. Finalmente, el victimario se convirtió en la victima. Y entonces, es un Jacob humilde el que retorna a su tierra natal. Y luego, muy extraña historia: Jacob termina luchando con Dios. Mientras demanda que Dios lo bendiga.

Algunas cosas simplemente no cambian, o ¿si?. Sin embargo, Dios honra su determinación. Y traspasa la bendición de Abraham sobre él. Y el renombra a Jacob como “Israel”, lo que significa “Lucha con Dios”.

Ahora, es esta última parte del libro, la historia de los hijos de Jacob en donde todos los temas llegan a un punto crítico. Jacob ama a su segundo hijo mas joven, José, más que a cualquiera de los otros y le da a el, esta túnica especial. Y los diez hermanos mayores llegan a odiar a José. Así que. lo raptan y planean matarlo pero en vez de eso deciden solo venderlo a la esclavitud, en Egipto, donde termina en prisión. Estamos hablando de un fracaso de familia. Pero Dios esta con José; y Él orquesta la liberación de José de prisión y Faraón termina elevando a Jose hasta ser segundo al mando sobre todo Egipto. Y entonces José salva la nación de Egipto, durante la hambruna. Y también termina salvando a sus hermanos y su familia de morir de hambre.

Y entonces, una vez más, podemos ver que la estupidez y el pecado de la familia de Abraham. Es respondida con la fidelidad de Dios, quien trastorna inclusive el pecado de los hermanos en una ocasión para salvar la vida. Y esto es, de hecho, lo que José dice precisamente llegando al final del libro, le dice a sus hermanos: “Ustedes planearon esto para el mal pero Dios lo planeo para el bien, para salvar muchas vidas”. Ahora, estas palabras están estratégicamente puestas al final del libro porque ellas resumen, no solo la historia de Jose y sus hermanos, si no también el libro como un todo.

Desde Génesis en adelante, los humanos siguen actuando egoístamente y haciendo maldad, pero este Dios no va a abandonar a su mundo con sus propios medios. Él permanece fiel y determinado a bendecir a la gente, a pesar de sus fracasos. Uno puede ver esto especialmente en cómo, aquella misteriosa promesa sobre el descendiente de la mujer se desarrolla a través del libro.

Así que recuerde, Genesis Dios prometió que este victorioso herido vendría y aplastaría a la serpiente y derrotaría al mal desde su fuente. Y luego, el autor conecta esta promesa directamente al linaje de Abraham. Esta es una parte de como Dios va a traer su bendición a las naciones.

Ahora, desde Abraham, esta promesa es transferida a Judá, el cuarto hijo de Jacob, y así es como ocurre: En un extremadamente importante poema, en el capítulo 49. Un envejecido Jacob, está en su lecho de muerte y quiere bendecir a sus doce hijos. Y cuando llega a Judá, Jacob predice que Judá va a llegar a ser la tribu de los líderes de la realeza de Israel. Y que un día vendrá un Rey que comanda la obediencia de todas las naciones y cumpliría la promesa de Dios de restaurar la bendición del jardín a todo el mundo. Y luego, después de esto Jacob muere. Y luego José muere también. Y la creciente familia permanece en Egipto. Y entonces el libro de Génesis termina con todas estas futuras esperanzas y promesas dejadas colgando y no desarrolladas. Y te fuerza a dar vuelta la página, para ver como todo resulta. Pero por ahora, este es el libro de Génesis.

Aquí os dejo con este póster grande resumen:

01-02-genesis_fnl

 

Un comentario en “Génesis cap. 12-50 (vídeo)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s