Éxodo cap. 1-18 (vídeo)

Seguimos con nuestra serie de vídeos sobre los libros del Antiguo Testamento. Aquí va esta primera parte del libro del Éxodo (1-18) en la que vemos como Dios rescata a los israelitas de la esclavitud en Egipto y se enfrenta a la maldad y la injusticia del faraón rey.

A continuación pongo el texto explicativo del vídeo:

Éxodo. Es el segundo libro de la Biblia y sigue la historia del libro anterior, Génesis, que terminaba en cómo el nieto de Abraham, Jacob, llevaba a su gran familia, en número de  personas, a Egipto. El undécimo hijo de Jacob, José, había sido ascendido como segundo gobernante de Egipto y salvó a toda su familia de morir de hambre. El Faraón, rey de Egipto,  ofreció a su familia venir a vivir allí en un lugar tranquilo. Por último, Jacob muere en Egipto y José y sus hermanos también. Y pasarán cerca de 400 años hasta que comience la historia del Éxodo. Ahora bien, este nombre se refiere al evento, que tiene lugar en la primera mitad del libro – la salida de Israel de Egipto, pero el libro tiene la otra mitad, que se encuentra a los pies del Monte Sinaí.

Este vídeo se centra en la primera mitad, donde los israelitas después de varios siglos de multiplicarse generosamente, llenaban el país. Ahora la línea de la historia se vuelve deliberadamente hacia las bendiciones que Dios pronunció para la humanidad en el Jardín del Edén. Y esta idea nos recuerda la historia bíblica. Como los hombres perdieron las bendiciones de Dios a causa del pecado y la rebelión, por lo que Dios escogió a Abraham y su familia, como el medio para restaurar su bendición a todo el mundo.

Pero un nuevo faraón no ve a Israel como una bendición. De hecho, piensan que este grupo cada vez mayor de extrangeros, Israel, es una amenaza para su gobierno. Por lo tanto, al igual que la humanidad se rebeló contra las bendiciones de Dios en el Génesis, aquí es el Faraón quien intentará destruir la fuente de la bendición de Dios – los hijos de Israel.

Esclavizados brutalmente como mano de obra forzada, y luego ordenando que todos los niños nacidos de Israel fueran arrojados al Nilo. El Faraón aparece como uno de los peores  personajes de la Biblia. Su reinado encarna la rebelión humana contra Dios. El Faraón redefine el bien y el mal de acuerdo a sus intereses, incluso el asesinato de niños inocentes a sus ojos aparece como bueno para él. Por lo tanto, Egipto se convirtió en algo peor que la Babilonia del libro de Génesis. Israel pide ayuda en contra de esta nueva Babilonia, y Dios responde.

Dios da la vuelta al mal del faraón y hace que una madre israelí ponga a su hijo en el Nilo, pero en una cesta. Y hace llegar la canasta hasta la propia familia del faraón. Su nombre es Moisés y crece hasta que finalmente se convierte en un hombre, que Dios utilizará para derrotar al malvado faraón. La famosa historia de la Zarza ardiendo. Dios se reveló a Moisés y le confía ir al Faraón y decirle que va a liberar a los israelitas.

Dios sabe que el faraón se resistiría, y tendrá que enviar su mensaje a Egipto en forma de diversas plagas. Entonces Dios dirá que aún más se endureció el corazón del faraón. Esto se nos presenta como una parte importante de la historia – la confrontación entre Dios y el faraón. ¿Esto significa que Dios endureció el corazón del faraón? Es muy importante leer esta historia con mucho detalle en las secuencias. En el primer encuentro de Moisés con el faraón, en pocas palabras, se ve cómo el corazón del faraón se endureció. En respuesta, Dios envió una serie de  avisos, cada uno de ellos enfrenta al faraón con uno de los dioses egipcios. Y cada vez es una oportunidad que Moisés da al faraón de ceder y dejar salir a los israelitas. Pero después de cada una de estas plagas, el faraón se endure más en su corazón, y su corazón creció en la dureza. Se mantuvo en su propia voluntad, y sólo después, de otras  plagas leemos que Dios endureció el corazón del faraón.

La idea de la historia es así: Aunque Dios sabía que el faraón se resistiría a su voluntad Dios le ha ofrecido constantemente oportunidades para actuar correctamente. Pero finalmente el mal ha alcanzado tal punto en el faraón que ya no tiene vuelta atrás. Creo que incluso sus consejeros pensaron que estaba fuera de sí. Este es el punto en el que Dios se apartó del mal del faraón en su propósito de redención. Dios llevó al faraón a su propia destrucción, para así salvar a su pueblo, como veremos a continuación.

El golpe final se asocia con la Pascua – Pascua judía. Todo se vuelve contra el faraón, y al igual que él mató a los hijos de Israel, Dios permitirá una plaga final para todos los primogénitos en Egipto. Pero a diferencia del faraón, Dios ha provisto un medio de salvación por medio de la sangre del Cordero. Aquí la historia se detiene y nos introducen a los detalles de la ceremonia anual de la Pascua de Israel. La noche antes de que Israel salió de Egipto, sacrificaron un cordero joven, inmaculado y con su sangre pintaron los marcos de las puertas de sus casas. Cuando luego vino la plaga en todo Egipto, las casas marcadas con la sangre del Cordero fueron saltadas y así se libraron sus hijos. Desde entonces, todos los años los israelitas hacen la reconstrucción de esa noche, para conmemorar y celebrar la justicia y la misericordia de Dios.

El Faraón, sin embargo, por su orgullo y rebelión, perdió a su propio hijo, y, finalmente, obligaron a los israelitas a ir libres. Por lo tanto los israelíes salieron de Egipto libres, pero poco después de su partida, el Faraón cambió su mente en ello, reunió a su ejército y comenzó su carrera para el duelo final. Después de que los israelitas pasaran a través del agua del Mar Rojo sin problemas. el Faraón fue tras ellos, para su propia destrucción. La historia del Éxodo termina con la primera canción de alabanza de la Biblia. Se llama “Canción del mar” y los últimos versos declaran que el Señor reina como rey. Parafraseando una canción del lenguaje poético, lo que es el reino de Dios. Se trata de cómo Dios está abriendo el camino con su plan para enfrentar el mal en el mundo y para salvar a los que están esclavizados por el pecado.  Dios trae a su pueblo a la tierra prometida, donde morará entre ellos con su presencia divina.

Esta historia es acerca de lo que ocurre cuando Dios se convierte en rey en medio de su pueblo. Poco después de que los israelitas cantan su canción, la historia gira bruscamente. Israel vaga por el desierto en su camino hacia el Monte Sinaí, Tienen hambre y sed y comienzan a criticar a Moisés y a Dios por haberlos salvado a todos ellos. y recuerdan con nostalgia los “buenos viejos tiempos” en Egipto. Es una locura. Dios en su gracia proporcionará alimentos y agua en el desierto, pero estas historias proyectan una sombra oscura sobre los hijos de Israel. Comenzamos a preguntarnos: “¿Es posible que los corazones de los hijos de Israel sean tan duros como el corazón del Faraón” Esto lo veremos. Pero por esta ocasión, se trata de la primera mitad del libro de Éxodo.

 

Un comentario en “Éxodo cap. 1-18 (vídeo)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s