Los milagros de Jesús de Nazaret

S._Apollinare_Nuovo_ParaliticoEstudiar los milagros es conocer a Jesucristo. Los milagros conducen a Cristo y significan su misión y su realidad de Hijo y de Enviado del Padre.  El Catecismo de la Iglesia Católica recuerda que los signos que lleva a cabo Jesús testimonian que el Padre le ha enviado, e invitan, por consiguiente, a creer en Él como el Hijo de Dios (CEC, n. 548). Por eso, como afirma Lewis, el «gran milagro», el milagro central afirmado por el cristianismo es Cristo mismo: la Encarnación: «La armonía y, por consiguiente, la credibilidad de cada milagro en particular depende de su relación al Gran Milagro; toda discusión de los milagros separada de él es fútil». Por eso vamos a dedicar algunas entradas a la teología del milagro. Espero que os resulte de tanto interés como a mí. Empezamos:

  • Los milagros de Jesús en cuanto hechos. Aunque nos centramos aquí más en el estudio simbólico o de penal que tiene el milagro, hacemos esta breve aproximación acerca de la realidad del milagro relatados en los Evangelios.
  • I. Los milagros de Jesús como signos: al estudiar la teología del milagro vimos como son como signos del poder misericordioso de Dios, de que el reino mesiánico ha llegado, de la misión divina de Jesús, de la divinidad de Cristo mismo, son sinos de la salvación y, por último, son signos también escatológicos.
  • II. En esta entrada: ”Niña, a ti te lo digo, levántate” (Mc 5, 41), descubrimos el valor personal del milagro, en cuanto realizado por Cristo mismo.
  • III. Mediante los signos-milagros, Cristo revela su poder de Salvador. Se trata de milagros con los que Jesús nos revela su poder de salvar al hombre del mal que amenaza al alma inmortal y su vocación a la unión con Dios. Están en relación con el poder de perdonar los pecados, sobre los demonios y sobre la muerte.
  • IV. Los milagros de Jesús como signos o “señales”.  los milagros de Cristo, manifestación de la omnipotencia divina respecto de la creación, que se revela en su poder mesiánico sobre hombres y cosas, son, al mismo tiempo, las “señales” mediante las cuales se revela la obra divina de la salvación,
  • V. Los milagros de Cristo como manifestación del amor salvífico
  • VI. El milagro como llamada a la fe
  • VII. Los milagros como signos del orden sobrenatural
  • La Resurrección

BIBLIOGRAFÍA

  • J. M. VAN CANGH, «Milagro», en Diccionario enciclopédico de la Biblia, Herder, Barcelona 1993, pp. 1014-1028.
  • E. DHANIS, «Qu’est-ce qu’un miracle?», en Gregorianum (1959) 201-241.
  • R. FISICHELLA, «La profezia come segno della credibilitá della rivelazione. Per un uso teologico dell’argomento profetico», en R. FISICHE-LLA (ed.), Gesú rivelatore, cit., pp. 208-226.
    • —, «Profecía», en DTF, pp. 1068-1081.
  • R. LATOURELLE, Milagros de Jesús y teología del milagro, Sígueme, Salamanca 1990.
  • A. LEFÉVRE, «Miracle», DBS 5, col. 1299-1308.
  • A. LOCATELLI, Dio e il miracolo, La Scuola Cattolica, Venegono í! Inferiore 1963. 1
  • L. MONDEN, El milagro, signo de salud, Herder, Barcelona 1963. J. MORALES, «El milagro en la teología contemporánea», en Scripta Theologica 2 (1970) 195-220.
  • F. MUSSNER, LOS milagros de Jesús, Verbo Divino, Estella 1970. L. RAMLOT – E. COTHENET. «Prophétisme», en DBS 8, col. 811-1337.
  • F. RODÉ, Le miracle dans la conti’overse moderniste, Beauchesne, Paris 1965.
Anuncios

5 comentarios en “Los milagros de Jesús de Nazaret”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s