Marcos 4,26-29: Parábola de la semilla que crece por sí sola

espigas26Καὶ ἔλεγεν Οὕτως ἐστὶν ἡ βασιλεία τοῦ Θεοῦ, ὡς ἄνθρωπος βάλῃ τὸν σπόρον ἐπὶ τῆς γῆς, 27καὶ καθεύδῃ καὶ ἐγείρηται νύκτα καὶ ἡμέραν, καὶ ὁ σπόρος βλαστᾷ καὶ μηκύνηται ὡς οὐκ οἶδεν αὐτός. 28αὐτομάτη ἡ γῆ καρποφορεῖ, πρῶτον χόρτον, εἶτεν στάχυν, εἶτεν πλήρης σῖτος ἐν τῷ στάχυϊ. 29ὅταν δὲ παραδοῖ ὁ καρπός, εὐθὺς ἀποστέλλει τὸ δρέπανον, ὅτι παρέστηκεν ὁ θερισμός.

  1. Mar 4:26  και G2532:CONJ Y ελεγεν G3004:V-IAI-3S estaba diciendo ουτως G3779:ADV Así εστιν G1510:V-PAI-3S está siendo η G3588:T-NSF el βασιλεια G932:N-NSF reino του G3588:T-GSM de el θεου G2316:N-GSM Dios ως G5613:ADV como ανθρωπος G444:N-NSM hombre βαλη G906:V-2AAS-3S arroje τον G3588:T-ASM a la σπορον G4703:N-ASM semilla επι G1909:PREP sobre της G3588:T-GSF la γης G1093:N-GSF tierra
  2. Mar 4:27  και G2532:CONJ Y καθευδη G2518:V-PAS-3S esté durmiendo και G2532:CONJ y εγειρηται G1453:V-PPS-3S esté siendo levantado νυκτα G3571:N-ASF noche και G2532:CONJ y ημεραν G2250:N-ASF día και G2532:CONJ y ο G3588:T-NSM la σπορος G4703:N-NSM semilla βλαστα G985:V-PAS-3S esté brotando και G2532:CONJ y μηκυνηται G3373:V-PPS-3S esté siendo alargada ως G5613:ADV cómo ουκ G3756:PRT-N no οιδεν G1492:V-RAI-3S ha sabido αυτος G846:P-NSM él
  3. Mar 4:28  αυτοματη G844:A-NSF De sí misma η G3588:T-NSF la γη G1093:N-NSF tierra καρποφορει G2592:V-PAI-3S está llevando fruto πρωτον G4412:ADV-S primero χορτον G5528:N-ASM hierba ειτα G1534:ADV luego σταχυν G4719:N-ASM espiga ειτα G1534:ADV luego πληρης G4134:A-NSM lleno σιτον G4621:N-ASM grano εν G1722:PREP en τω G3588:T-DSM la σταχυι G4719:N-DSM espiga
  4. Mar 4:29  οταν G3752:CONJ Cuando δε G1161:CONJ pero παραδοι G3860:V-2AAS-3S entregue ο G3588:T-NSM el καρπος G2590:N-NSM fruto ευθυς G2112:ADV inmediatamente αποστελλει G649:V-PAI-3S está enviando como emisario το G3588:T-ASN la δρεπανον G1407:N-ASN hoz οτι G3754:CONJ porque παρεστηκεν G3936:V-RAI-3S se ha presentado ο G3588:T-NSM la θερισμος G2326:N-NSM siega

Mar 4:26 Y decía: -El Reino de Dios viene a ser como un hombre que echa la semilla sobre la tierra, 27 y, duerma o vele noche y día, la semilla nace y crece, sin que él sepa cómo. 28  Porque la tierra produce fruto ella sola: primero hierba, después espiga y por fin trigo maduro en la espiga. 29  Y en cuanto está a punto el fruto, enseguida mete la hoz, porque ha llegado la siega.

Análisis de Marcos 4,26-29: Parábola de la semilla que crece por sí sola

6657223Como las otras parábolas sobre la semilla, en ésta también se subraya el contraste que se produce entre la insignifican­cia de la semilla y la abundancia de la cosecha final. Aunque esta parábola se refiere esencial­mente al reino escatológico de Dios, su pre­sencia es tan real que puede describirse me­diante la analogía de una semilla y su proceso de crecimiento. Dios guía el crecimiento del reino hacia su plenitud futura. Acontece de forma tan segura y misteriosa como la cose­cha que sigue a la siembra; mientras tanto, no hay que caer en el desánimo ni en la impa­ciencia.

  • 26. el reino de Dios es como…: El reino se compara con todo el cuadro esbozado en 4,26-29, no sólo con el sembrador de la semi­lla. De hecho no parece que haya necesidad de identificar al sembra­dor con Cristo.
  • 27. sin que él sepa cómo: Es de­cir, el proceso por el que la semilla crece y se desarrolla por sí misma, el sembrador no lo analiza, ni tampoco le sirve de ayuda preocu­parse ansiosamente por ello.
  • 28. ella sola…: El término automate, que significa «es­pontáneamente» y «por sí misma», introduce una descripción del crecimiento progresivo que experimenta la semilla antes de la cose­cha. En el contexto de la comparación con el reino, el énfasis recae en la oculta y progresi­va acción con que Dios la hace crecer («ella sola = sin causa visible»),
  • 29. mete la hoz, pues la cosecha ha llegado: La parábola concluye con la alusión a Jl 4,13 (Cf Ap 14,15) subrayando la naturaleza escatológica del reino.

Lo que se trata de comparar o ilustrar en la parábola es que si la tierra es buena, todo irá bien; basta poner en ella la simiente de la palabra. Lo primero (v.26-28) sería una parábola para expresar que el Reino va a desarrollarse por sí mismo; pero luego (v.29) se destaca la obra del segador interviniendo en el momento querido por Dios. La insistencia recae en el hecho de el sembrador, una vez realizada la siembra, ya duerma o vele, ya se preocupe o no, ha de saber que la simiente por sí misma (αυτόματη) germina. Marcos, con su grafísmo, pone una gradación muy colorista de cómo se va produciendo la germinación: hierba-espiga-trigo-sazón. Y tan necesariamente sucede este germinar “automáticamente” de la simiente, que, al llegar a sazón, “se mete la hoz: es la hora de la recolección.

En definitiva, el reino de Dios, una vez puesto en marcha en la tierra por Cristo, llegará necesariamente a su madurez. No podrán los seres humanos impedir la vitalidad y el crecimiento del mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s