2. El libro de Job [2/4]

Captura de pantalla 2017-07-06 a las 11.34.38 a.m..png

Como hemos dicho el libro de Job podemos apreciar  cinco partes bien diferenciadas y cuyo contenido intentamos resumir a continuación:

1. Prólogo.

El prólogo en prosa, junto con el epílogo, pudieron tener su origen en un antiguo relato transmitido oralmente. Aunque se conocen narraciones egipcias y babilónicas que tratan de un justo que pierde sus bienes para recuperarlos más tarde, ésta de Job apenas coincide con ellas más que en el núcleo de la historia. De hecho contiene elementos específicos que modifican la vieja anécdota y la reorientan hacia una enseñanza profunda sobre Dios.

Así pues, la doble escena en el cielo (1,6-22 y 2,1-10) indica que el tema del libro es más teológico que antropológico, es decir, que plantea el comportamiento de Dios ante el sufrimiento humano, y no tanto la actitud del hombre ante su propio dolor.

Sólo en esta parte aparece el nombre del Dios de Israel (Yhwh), mientras que en las secciones poéticas se menciona el nombre genérico de Dios (’El) o el del Todopoderoso (Shadday).

El personaje satán es exclusivo del prólogo y no se vuelve a nombrar ni siquiera en el epílogo, señal de que el libro gira sobre todo en torno a Dios.

El propio protagonista, Job, es presentado sucintamente: no se reseña su genealogía ni la época en que vivió. Únicamente se detallan sus características morales: en la primera parte en prosa aparece como un hombre íntegro que aun en medio de sus desgracias permanece fiel. En cambio, más adelante, en la sección de diálogos, se mostrará inconformista y audaz. Job es un personaje literario que de alguna manera encarna al autor del libro y expresa sus dudas e inquietudes más íntimas.

2. Los discursos en verso

Resultado de imagen para bibleplaces.com jobEstos discursos constituyen el elemento sapiencial de la obra y forman como una sesión académica en la que cada personaje va exponiendo sus ideas con cierto orden y siguiendo los modos de la época:

  1. La lamentación de Job (Job 3,1-26) es un monólogo amargo en el que el protagonista maldice su propia existencia y se pregunta con angustia por el sentido de sus desgracias. Se queja intensamente de su dolor físico, pero sobre todo expresa con desconsuelo su perplejidad más íntima: «No tengo paz ni sosiego, no duermo, estoy turbado» (Jb 3,26).
  2. En el diálogo de Job con sus amigos (4,1-27,24) los antagonistas van alternando sus intervenciones de forma ordenada, hablando uno detrás de otro. No obstante, el que lleva la voz cantante es Job que pronuncia diez discursos frente a los dos o tres de sus amigos. Puesto que los amigos son tres, hay quienes distribuyen esta sección en tres ciclos, cada uno con tres intervenciones:
    • 1º) Elifaz-Job, Bildad-Job, Sofar-Job (4,1-14,22).
    • 2º) Elifaz-Job, Bildad-Job, Sofar-Job (15,1-21,34).
    • 3º) Elifaz-Job, Bildad-Job, (Sofar)-Job (22,1-27,24). Sin embargo, para cuadrar esta distribución habría que modificar el texto recibido, atribuyendo a Sofar algunas secciones que el libro pone en boca de Job, concretamente 27,13-23, y suponer que la última respuesta de Job es el monólogo de los capítulos 29- 31.
    • Otros comentaristas han propuesto otra distribución en dos ciclos de cuatro intervenciones cada uno, manteniendo el texto tal como está y suponiendo que la pareja que comienza el ciclo es la misma que lo termina:
      • 1º) Elifaz-Job, Bildad-Job, Sofar-Job, Elifaz-Job (4,1-17,16),
      • 2º) Bildad-Job, Sofar-Job, Elifaz-Job, Bildad-Job (18,1-27,23).
      • Pero este esquema resulta demasiado forzado y no tiene fundamento literario.
    • Finalmente, puesto que en el libro no hay ningún dato que confirme la existencia de dos o tres ciclos rígidos, parece más lógico pensar que los amigos van interviniendo uno tras otro, sin esquema fijo, y que Job responde a cada discurso. Cuando el autor sagrado considera que la doctrina de los amigos ha quedado expuesta con claridad, da por terminada la rueda de intervenciones, sin atribuir importancia a que Sofar haya quedado con un discurso menos, o a que el último de Bildad haya sido más breve que los anteriores.
  3. Después de estos diálogos encontramos un elogio de la sabiduría (28,1-28), que está puesto en labios de Job, aunque su contenido corre al margen de las preocupaciones del protagonista. Ocupa dentro del libro un lugar preeminente, como colofón de la discusión entre Job y sus amigos. Es un himno de exaltación de la sabiduría, descrita como un objeto más valioso que el oro o las piedras preciosas, pero inaccesible al hombre; éste no conoce dónde está ni cuál es el camino que conduce a ella.
    • Muchos comentaristas han mantenido la hipótesis de que este capítulo es una adición tardía, pero no hay razones suficientes para ello ya que el vocabulario y el estilo son muy parecidos al del resto del libro. Más probablemente el autor sagrado compuso este bello poema para señalar en el centro del libro que el hombre es muy limitado para comprender intelectualmente todo lo que Dios conoce, y que el camino para aproximarse a Él es «el temor del Señor» (Jb 28,28). Este mensaje pone fin a la discusión entre los sabios, pero sobre todo abre y anticipa la lección del Señor en los discursos finales.
  4. El último monólogo o lamentación de Job (Job 29,1-31,40) sirve de conclusión a los diálogos, del mismo modo que el primero servía de pórtico: ambos son poemas de lamentación muy propios de la literatura sapiencial. En éste hay una mayor insistencia en reclamar de Dios la solución a su problema personal: «¡Quién me diera que Dios me escuchara!» (Jb 31,35).

3. La intervención de Elihú.

Resultado de imagen para bibleplaces.com ElihuLa larga intervención de Elihú aparece de forma inesperada y, de alguna manera, extraña a la trama del libro, puesto que este personaje no es mencionado ni siquiera en el epílogo cuando el Señor formula su veredicto sobre Elifaz y «sus dos amigos» (Jb 42,7).

  • Muchos comentaristas consideran esta parte como un añadido posterior, cuando el libro estaba ya terminado: vendría a completar la opinión de los amigos e incluso la de los discursos del Señor. En concreto, añade una interpretación nueva del dolor humano: Dios podría utilizarlo como castigo del impío, de acuerdo con la opinión de los interlocutores anteriores (cf. Jb 34,11), pero también como prueba y corrección del justo (cf. Jb 36,15-16).
  • Estos discursos, en definitiva, aunque hayan sido añadidos cuando una primera redacción del libro ya estaba terminada, encajan en este lugar y preparan el camino para la intervención definitiva del Señor.

4. Los discursos del Señor.

Resultado de imagen para bibleplaces.com jobPor último, los discursos del Señor son el punto culminante de la parte poética del libro.

Van describiendo en estilo sapiencial y por orden los seres de la creación: primero los astros y los fenómenos atmosféricos conocidos hasta entonces, luego las aves y los animales de cualidades más sorprendentes, y finalmente dos monstruos, Behemot y Leviatán. La descripciones son la ocasión para suscitar en los lectores la admiración y reconocimiento de la sabiduría y del poder divinos.

La lección subyacente es clara: no sobra ninguna de las criaturas, como tampoco ninguno de los episodios positivos o negativos que éstas tienen que afrontar. Por tanto, el sufrimiento humano no es inútil, puesto que forma parte de la armonía del universo.

Job entiende esta lección y guarda silencio (cf. 42,1-6).

5. Epílogo.

Al final, como se ha señalado ya, encontramos un epílogo en prosa que está estrechamente relacionado con el prólogo. El protagonismo de Dios en estos versículos subraya el carácter teológico de la obra y muestra que el Señor cuida de sus fieles con especial esmero.

[seguiremos en 3/4]

Anuncios

Un comentario en “2. El libro de Job [2/4]”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s