3. El libro de los Salmos [1/3]

7.jpg

Este libro recoge ciento cincuenta piezas poéticas entre las que hay oraciones de alabanza, oraciones de súplica, imprecaciones contra los enemigos, meditaciones sobre la ley divina, etc. Es el único libro de la Biblia de este género. Al dirigirse a Dios desde su situación vital, los autores de los poemas contemplan las acciones divinas en la naturaleza, en la historia del pueblo y en la vida particular de cada persona.

El Título

Esta obra recibe el título de Libro de los Salmos a partir de la versión griega, que en cuarenta y dos ocasiones traduce por «salmo» el término hebreo mizmor con el que son presentadas cincuenta y siete de las ciento cincuenta composiciones poéticas de carácter religioso que incluye el libro. El término indica que se cantan acompañadas de un instrumento musical, la lira o el arpa. En hebreo el libro lleva como título Tehillim, que significa «oraciones de alabanza».

Estructura y contenido

Resultado de imagen para bibleplaces.com salmosLa mayor parte de las composiciones poéticas contenidas en el libro de los Salmos son oraciones dirigidas a Dios, pero también se encuentran proclamaciones de las obras del Señor, descripciones de la situación del hombre sufriente, imprecaciones contra los enemigos, loas dirigidas al rey o a la ciudad de Jerusalén, y exhortaciones para llevar una vida feliz. Con frecuencia los temas se entremezclan en una misma composición, que recoge de este modo sentimientos diversos, siempre en referencia al actuar divino en la creación, en la historia y en la vida del hombre.

El libro presenta una división en cinco partes, llamadas también «libros», cuya separación viene marcada por unas alabanzas solemnes, o doxologías, al final de ciertos salmos. Estas partes son:

  1. Sal 3-41;
  2. Sal 42-72;
  3. Sal 73-89;
  4. Sal 90-106; y
  5. Sal 107- 150.

No son claros los criterios con los que se han agrupado los Salmos en cada una de esas cinco partes, aunque al analizar el contenido de cada una de ellas se puede advertir que en parte están agrupados por «autor», en parte por «género literario», o por la circunstancia en que se empleaban. Así por ejemplo vemos que las lamentaciones predominan en el Libro II, mientras que los cantos de alabanza lo hacen en el Libro V. Pero con todo no es fácil ver una lógica interna a la división en cinco libros. Puede ser de utilidad la siguiente síntesis:

  • Libro I: (3-41): de David
  • Libro II: (42-72):
    • 42-49 de Coré (44-48, cantos comunitarios)
    • 51-71 de David (lamentaciones individuales)
  • Libro III: (73-89):
    • 73-83 de Asaf (cantos comunitarios)
    • 84-88 de Coré (excepto el 86)
    • 89 de Etán (a modo de apéndice)
  • Libro IV: (90-106)
    • 90-92 (el 90 atribuido a Moisés a modo de introducción)
    • 93-100 cantos de realeza de Yahweh (excepto el 94)
    • 103-106 salmos de alabanza.
  • Libro V: (107-150)
    • 107-110 salmos de alabanza
    • 111-118 aleluyáticos de alabanza
    • 120-134 cantos de las subidas
    • 138-145 de David (algunos son lamentaciones individuales)
    • 146-150 aleluyáticos o de alabanza.

Esta división refleja una cierta semejanza con la de la Ley que es transmitida igualmente en cinco libros, el Pentateuco. Significa que los salmos son la respuesta del hombre, inspirada por Dios, ante las obras del Señor narradas en aquellos libros y ante la Ley contenida en ellos.

3

«Las múltiples expresiones de oración de los Salmos se encarnan a la vez en la liturgia del templo y en el corazón del hombre. Tanto si se trata de un himno como de una oración de desamparo o de acción de gracias, de súplica individual o comunitaria, de canto real o de peregrinación o de meditación sapiencial, los salmos son el espejo de las maravillas de Dios en la historia de su pueblo y en las situaciones humanas vividas por el salmista. Un salmo puede reflejar un acontecimiento pasado, pero es de una sobriedad tal que se puede rezar verdaderamente por los hombres de toda condición y de todo tiempo» (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2588).

Aquí para encontrar el video introducción a esta unidad didáctica 3

[seguimos en 2/3]

Anuncios

Un comentario en “3. El libro de los Salmos [1/3]”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s