Sobre la presentación de 52 fragmentos inéditos de manuscritos de Qumrán

Al inicio del pasado mes de mayo 2018, durante un simposio internacional realizado en Tierra Santa, por ocasión de los 70 años del descubrimiento de los manuscritos del Mar Muerto, un grupo de científicos presentó 52 fragmentos inéditos de Qumran, los manuscritos más antiguos con los textos de la Biblia.

Uno de los fragmentos, en opinión de Fidanzio uno de los expertos del Simposio, ha permitido identificar “varios pasajes del libro del Levítico”; mientras que “tres columnas contenidas en otro fragmento, considerado parte del gran rollo de los salmos”, podría “abrir el debate sobre la atribución de un texto más amplio” y “llevar a reconsiderar la composición del gran rollo manuscrito del libro de los salmos”.

Los conocidos manuscritos de Qumran o del Mar Muerto, incluyen más de 950 textos escritos en hebreo, arameo y griego, y fueron encontrados entre 1947 y 1956 en las cavernas de Qumran. Están datados como pertenecientes a los siglos III a.C. a II d.C.

Fragmentos.jpg

Un equipo de científicos de la Escuela Bíblica de Jerusalén y de la Facultad de Teología de Lugano (Italia) estudian actualmente estos fragmentos. Entre estos estudiosos se encuentra Marcello Fidanzio, que explicó que “los materiales encontrados en la gruta 11Q nos indican cómo eran los manuscritos: pergaminos de piel y de papiro, cerrados con un pedazo de piel insertado en una hebilla, enrollados en pedazos de lino y colocados en frascos“.

El especialista explicó el motivo por el cual estos fragmentos continúan siendo inéditos, a pesar de haber sido descubiertos hace 70 años. Según Fidanzio, “la historia de los descubrimientos de Qumran están estrictamente relacionados con los hechos históricos de Oriente Medio: los primeros manuscritos fueron reconocidos el 29 de noviembre de 1947 (…), en el mismo día en que la ONU votó la división de Palestina entre judíos y árabes”. Además de eso, después de la guerra de 1948 “el dominicano Roland de Vaux, arqueólogo de la Escuela Bíblica de Jerusalén, realizó excavaciones; pero con la guerra de los seis días en 1967 y con el control que Israel tenía de Jerusalén Oriental, donde se conservaban gran parte de los materiales, los trabajos terminaron“. La muerte del Padre Vaux, ocurrida en 1971, también ocasionó una interrupción prolongada.

“En lo específico, el simposio de estos días en Jerusalén estuvo centrado en la cita de Isaías 40,3 (Una voz clama: Preparad en el desierto camino al Señor; allanad en la soledad calzada para nuestro Dios), retomada en los evangelios para presentar a Juan Bautista: el uso de este texto en el Nuevo Testamento tiene paralelos en los manuscritos de Qumrán que presentan otra corriente del judaísmo (con sus reglas de comunidad y otros textos religiosos)”. En opinión de Fidanzio, con estos fragmentos, “mientras todavía se ignora muchas cosas sobre el judaísmo de Jesús, ahora el Nuevo Testamento puede ser confrontado con los textos de una comunidad distinta”. 

Actualmente los manuscritos de Qumrán están distribuidos entre ocho museos y laboratorios de Israel y de Jordania. Para concluir, el experto destaca que “los textos están todos disponibles”, pero ahora se requiere del análisis del P. Jean-Baptiste Humbert, sucesor del P. Vaux en la investigación. El P. Humbert, sacerdote dominico de la Escuela Bíblica de Jerusalén, es un arqueólogo francés que ha trabajado en Israel, Irán, Jordania y Palestina; y que tuvo a su cargo la publicación de la investigación del P. Vaux.

 

Fuentes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s