C) La hipótesis de J. Wellhausen (1844-1918)

15 octubre, 2007

Se debe a Wellhausen la descripción sencilla y unitaria de las fuentes del Pentateuco, así como su datación cronológica. Como hemos visto antes que él se habían puesto ya las bases de la hipótesis documentaria por Astruc (1753), Eichhorn (1779), De Wette (1817), Hupfeld (1853); y sus contemporáneos Reuss (1879), Graf (1866) y Kuenen (1884).

Los seis primeros libros de la Biblia habrían sido compuestos a partir de cuatro documentos previos, denominados Yahvista, Elohista, Deuteronomista y Sacerdotal (Priesterkodex) y mencionados ordinariamente por las siglas J, E, D y P.

TEORÍA DOCUMENTARIA CLÁSICA

  • · El J sería el más antiguo (siglos X‑IX a.C.) y compuesto en el reino del Sur;
  • · El E, del s. IX, habría sido redactado en el reino del Norte;
  • · El D en su forma definitiva sería del s. VI;
  • · Y finalmente el documento P habría sido escrito inmediatamente después del destierro (s. VI-V).
  • · Alrededor del año 400 a.C un redactor habría compuesto los cuatro primeros libros (Gen, Ex, Lev y Num) tomando como base P e interpolando J y E que previamente se habrían fusionado (Yehovista: JE)
  • · Finalmente el documento D habría dado lugar al Deuteronomio y al libro de Josué, inseparable de los cinco primeros (Wellhausen habla ordinariamente del Hexateuco)

 

Con esta historia de la composición parecían resueltos los problemas que planteaban la repetición de narraciones, las incoherencias dentro de los relatos, los distintos nombres de Dios utilizados, las divergencias de estilo y de lenguaje que se observan dentro de un mismo episodio, etc. La hipótesis de Wellhausen fue imponiéndose hasta constituir un punto del partida clásico entre los intérpretes (Cf.)

Sin embargo esta hipótesis tiene al menos tres puntos débiles que han sido suficientemente puestos de manifiesto:

  • · El prejuicio anti‑sobrenatural. Julius Wellhausen parte de una posición de principio que consiste en intentar explicar la religión de Israel según un esquema hegeliano. Aunque algunos de sus trabajos críticos ponen de manifiesto hechos objetivos en el aspecto literario, sin embargo sus interpretaciones de esos hechos no son científicas, sino tendenciosas.
  • · El insuficiente conocimiento del Antiguo Oriente. Los descubrimientos arqueológicos aportan unos datos que exigen en muchos casos una profunda reelaboración de su hipótesis, o bien su simple sustitución por otra más coherente con la realidad.
  • · El insuficiente conocimiento de los géneros literarios, que le lleva a considerar a los relatos —muchos de ellos muy tardíos con respecto a los hechos narrados— como simples ficciones literarias, ignorando los modos ordinarios en el Antiguo Oriente de transmitir la historia.

 

About these ads

3 comentarios to “C) La hipótesis de J. Wellhausen (1844-1918)”

  1. pauloarieu Dice:

    muy bueno este articulo. Yo lo cite en un articulo publicado por mi
    saludos cordiales


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.436 seguidores

%d personas les gusta esto: