Lección 23: El libro de Ester

10 agosto, 2009

El libro de Ester aparece en las ediciones de la traducción latina de la Biblia conocida como la Vulgata inmediatamente después de los libros de Tobías y Judit. Con él se cierra ese grupo de tres libros de amable lectura y llenos de sentido religioso que siguen a los de Esdras y Nehemías. En la mayor parte de los códices de la traducción griega de los Setenta figura en un lugar análogo, hacia el final de los libros históricos del Antiguo Testamento, aunque delante de Judit y Tobías.

El libro de Ester se lee en las sinagogas en Purim, fiesta popular que los judíos celebran con banquetes e intercambio de regalos. En la Biblia Hebrea se incluye entre los Escritos. Es uno de los cinco megillot, es decir, de los cinco rollos de pergamino que se leen en algunas fiestas judías.

Los diversos manuscritos del libro de Ester que han llegado hasta nosotros presentan algunas diferencias entre sí. Se conservan manuscritos del texto hebreo y del texto griego de este libro, así como de traducciones antiguas a otras lenguas. Al comparar el texto griego con el hebreo se puede advertir que el griego no es una simple traducción del hebreo, sino que lo completa con varios añadidos de notable extensión. También hay algunas diferencias entre los diversos textos griegos que se conocen de este libro.

Nosotros trabajamos con la versión canónica del Libro de Ester. Esta versión narra la historia de cómo Dios escuchó las oraciones de su pueblo y lo salvó de un grave peligro surgido por una persecución que sus enemigos habían suscitado contra ellos; esto lo hizo guiando suavemente los acontecimientos con su providencia ordinaria. Todo el argumento se sintetiza de modo misterioso en la narración del sueño de Mardoqueo que figura al principio del libro, y se explica al final del mismo al ofrecer la interpretación de ese sueño. Los protagonistas van apareciendo poco a poco y la tensión se hace más fuerte hasta que Hamán, el enemigo de los judíos, cae en desgracia, cambia el parecer del rey y se autoriza a los judíos a preparar su defensa. El relato se puede estructurar del siguiente modo:

  • Comienza con la exposición del sueño de Mardoqueo (1,1a‑1k).
  • 1. Ester, una muchacha humilde convertida en reina (1,1‑2,18). El rey Asuero decide repudiar a su esposa Vasti y su lugar es ocupado por Ester, una muchacha judía, huérfana de padre y madre y que había sido criada por su tío Mardoqueo.
  • 2. Mardoqueo y Hamán se enfrentan (2,19‑3,6). Entran en escena el personaje más significativo de los judíos (Mardoqueo) y de sus enemigos (Hamán). Mardoqueo denuncia una conspiración contra el rey favor por el que no recibe ningún beneficio. En cambio, Hamán alcanza el favor real y se va encendiendo su odio hacia los judíos debido a que Mardoqueo se niega a reverenciarlo.
  • 3. Decreto de exterminio de los judíos (3,7‑15a). Hamán hace valer su influencia ante el rey y logra que se dicte un edicto para que los judíos sean exterminados en todas las provincias del imperio el mismo día, el trece del mes de Adar.
  • 4. Los judíos claman a Dios (3,15b‑4,17kk). Los judíos, al tener noticia del decreto quedan consternados y oran a Dios. Mardoqueo pide a Ester que interceda por su pueblo, y tanto Mardoqueo como Ester se dirigen en oración al Señor.
  • 5. Mardoqueo se impone sobre Hamán (5,1‑6,14). Apoyada en la oración suya y de todo el pueblo, Ester se presenta ante el rey para solicitarle que acuda a un banquete que ha preparado, y en el que piensa interceder por su pueblo. Aquella noche, en medio del insomnio, el rey se acuerda del favor que le había prestado Mardoqueo y decide recompensarlo.
  • 6. Dios salva a su pueblo del exterminio (7,1‑10, 3a). Hamán cae en desgracia ante el rey y es ahorcado, y Mardoqueo ocupa su puesto. Con los poderes recibidos se escribe de parte del rey a todas las provincias autorizando a los judíos a defenderse de sus enemigos. El día establecido para su exterminio, los judíos se desquitaron de sus perseguidores. Para festejar el gozo de esta liberación se instituye la fiesta de Purim, que se celebrará todos los años.
  • El libro termina con la interpretación del sueño de Mardoqueo con el que comenzaba (10,3b‑3k).

Acerca de la composición de este libro podemos hacer las siguientes consideraciones:

  • Las diferencias que presentan los distintos manuscritos de este texto posiblemente son consecuencia del largo y complejo proceso de composición del mismo. El núcleo central del argumento de este libro evoca sin duda alguna persecución histórica sufrida por los judíos que vivían dispersos en el imperio persa.
  • El autor sagrado, haciéndose eco de esos recuerdos, escribió una hermosa narración para que fuese leída en la fiesta de Purim y sirviera para instruir al pueblo acerca de la perpetua fidelidad de Dios, que nunca abandona a los suyos.
  • Más adelante, otro u otros autores redactaron un texto nuevo traduciendo al griego el original hebreo y completándolo con algunos pasajes que servían para explicar mejor la intervención de Dios en la historia y dejar constancia de la importancia de la oración para que el Señor ayudase a su pueblo.
  • El libro adquirió de este modo su forma actual. No se sabe con certeza cuándo sucedió esto; probablemente esa última redacción fuese compuesta en torno al siglo I a.C.
  • En los códices cristianos de la Biblia escritos en lengua griega se reproducía ese texto más amplio, que fue el aceptado como canónico por la Iglesia reconociendo que todo él había sido inspirado por Dios y no sólo la parte redactada en hebreo que es la única que pasó a formar parte del canon judío.

Terminamos con un resumen de las principales ideas religioso teológicas que nos ofrece este libro:

  • Sentido teológico de Ester. En el texto hebreo no se nombra a Dios. – Se habla de la acción discreta del Señor que, con su providencia, cuida de su pueblo. Los suplementos griegos explicitan que: – Dios escucha las oraciones de su pueblo. – Cuenta con la responsabilidad e iniciativas personales para resolver los problemas. Un canto a la valentía y a la perseverancia a pesar de los pesares
  • Significación del libro de Ester en la fe de la Iglesia. Providencia de Dios con su pueblo. Dios cuenta con la correspondencia humana, y la valentía, además de con la oración. Ester figura de María, por la grandeza de su alma y la eficacia de su mediación
About these ads

2 comentarios to “Lección 23: El libro de Ester”

  1. sonia Says:

    hola me gusto mucho

  2. sonia Says:

    donde puedo conseguir datos griegos sobre esther para comprenderlo un poco mas aparte del resumen leido?


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.599 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: